Artículos Alumni

DEL CAMPO BASE AL EVEREST

DEL CAMPO BASE AL EVEREST

12.07.2019

DEL CAMPO BASE AL EVEREST

A nivel mundial hay más de 4.000 millones de internautas, cerca de 3.500 millones de usuarios de redes sociales y más de 500 millones de blogs donde se publican más de 2 millones de entradas diarias.        

Es evidente que muchas personas a nivel individual, sin ninguna empresa que les respalde, a través del contenido diferencial que generan en sus redes sociales o sus blogs, pueden llegar a tener una gran comunidad de seguidores y tener una gran influencia sobre ellos.

Muchos de estos “influencers” generan ingresos haciendo publicidad de diferentes marcas, con mayor o menor efectividad. Algunos de ellos dan un paso más adelante creando modelos de negocio online B2C.

Marcas como HBX (nace a raíz del éxito del blog hypebeast.com) o Mr Wonderful (todos conocemos su éxito en redes sociales) son sólo un par de ejemplos de esta realidad.

Si estos influencers han conseguido evolucionar su contenido digital a un estadio superior creando marcas comerciales, la pregunta es si podrían conseguirlo el resto. Imaginemos a 500 millones de blogs convirtiéndose en marcas vendiendo sus propios productos. ¿Los consumidores las aceptarían?

Esta pregunta ha rondado mi cabeza durante mucho tiempo y, ante el convencimiento de que era viable, decidí ponerlo en marcha con dos blogs de éxito en sus respectivos sectores: www.idoproyect.com (en su momento, blog de referencia del “do it your self”)  y www.eltiodelmazo.com (blog de ciclismo con más de 2 millones de visitas anuales).

El primero de ellos fracasó, después de cuatro años no terminó de despegar y no hubo más remedio que cerrarlo. El segundo, después de tres años, está empezando a ser una marca de referencia en ropa ciclista.

La pregunta seguía sin una respuesta clara (la muestra era muy pequeña) y decidí profundizar sobre la misma. Al fin y al cabo, si la respuesta era afirmativa, se abría una oportunidad de emprendimiento online para los creadores de contenidos digitales diferenciales más allá de los ingresos publicitarios.

Para poder dar luz a la pregunta en cuestión, realicé varias entrevistas a expertos, fundamentalmente del ámbito digital, y todos confirmaron que veían viable, si se daban ciertas circunstancias, que el contenido digital creado por usuarios fuera la base para la creación de modelos de negocio online B2C.

En cualquier caso, muchos de ellos advirtieron que no era una cuestión sencilla. Una cosa es tener una gran comunidad y generar un gran número de visitas (uno de los principales costes, por no decir el que más, de los ecommerce es la generación de tráfico a la web) y otra muy distinta es convertir a los seguidores en clientes.

La conclusión de la investigación fue que, para que un contenido digital generado por usuarios a través de blogs, redes sociales, etc. pueda potencialmente consolidarse en un negocio online rentable y sostenible, es necesario analizar si dispone de determinados factores que conduzcan al éxito y establecer un sistema de indicadores que permita monitorizar si se alcanzan los objetivos propuestos en el emprendimiento. 

Hay muchos factores que son determinantes para la implantación de un ecommerce con éxito (logística, tecnología, atención al cliente, recursos financieros, etc.), pero, desde mi punto de vista, las tres principales cuestiones que hay que chequear antes de iniciar el emprendimiento son:

¿La marca comercial que vamos a crear como evolución de los blogs y las redes sociales tiene VERDAD?      

Lo que se venda tiene que ser coherente con lo que se haya promulgado en nuestros contenidos antes de dar el paso a la comercialización. 

Lo peor que podría pasar es la pérdida de credibilidad, ya que los consumidores serán más exigentes que con las marcas “tradicionales”. 

Es posible que podamos “engañar” una vez a nuestros seguidores, pero si lo que ofrecemos no es coherente con el posicionamiento construido con nuestros contenidos a lo largo de los años, los seguidores se sentirán traicionados y dejarán de confiar en nosotros.

¿Cómo voy a ser RELEVANTE para los consumidores?

Si no vamos a ofrecer, a comunicar algo que sea realmente relevante para los consumidores, nuestras posibilidades de éxito serán bajas.

Con la llegada de internet la barrera de entrada para crear nuevos negocios se ha hecho mucho más pequeña, por tanto, existe una gran variedad de ofertas de servicios y productos accesibles desde cualquier parte del mundo.

Si no queremos convertirnos en uno más de los que llegan al campo base pero que nunca alcanzan el Everest tenemos que tener una oferta, un discurso realmente diferencial.

¿Mi producto va a ser ÚNICO?

Una de las principales lecciones que aprendí con el proyecto de www.idoproyect.com es que no se puede competir con Amazon. Por mucho contenido de valor que generes, si tus clientes pueden acceder a los mismos productos un euro más barato en Amazon, lo harán allí. 

El factor precio en productos que son iguales es absolutamente relevante y, si a eso le sumas la confianza que te genera Amazon, el resultado es claro, no vas a ser competitivo a no ser que erosiones tus márgenes.

Tus seguidores te serán infieles, consumirán tus contenidos, pero no te comprarán, a no ser que tu oferta de productos sea realmente única con productos propios (no productos de terceros) o permitiendo la personalización (cuanto más se pueda personalizar mejor).

Si tienes un blog o redes sociales con muchos seguidores y una respuesta clara a estas tres preguntas, tendrás mucho camino recorrido para un buen emprendimiento. Es difícil tener éxito, pero se puede conseguir. A por ello.