Tendencias en logística para el 2018

Tiempo de lectura 5 minutos

El sector de la logística está viviendo una auténtica revolución en los últimos años al abrigo del desarrollo del ecommerce, y muchas de las soluciones que se están poniendo en marcha son las que son y serán tendencia en el sector en los próximos años. Para el 2018 en mi opinión podemos clasificar las tendencias en logística en tres grandes bloques:

3 tendencias en logística para el 2018:

1. Logística verde:

Lograr que los procesos logísticos sean cada vez más sostenibles,generando menos emisiones de CO2, empieza a ser una obsesión para muchas compañías de transporte y logística. El sector del transporte es el origen del 10% de las emisiones de CO2 a nivel mundial y crece la preocupación de la sociedad por favorecer un entorno cada vez más libre de emisiones. En algunos casos por iniciativa propia, como sucede con DHL, que hace meses publicó su objetivo de llegar a 0 emisiones en 2050, y en otros casos influidos por las exigencias de los Ayuntamientos en cuanto a la sostenibilidad de las grandes ciudades y la reducción dela contaminación en ellas, es un hecho que todas las medidas para hacer la logística más “verde” serán una tendencia determinante en los próximos años.

Además de estas razones, existe otra que va ganando peso y es la importancia que están dando las empresas a los certificados de calidad 14000 y 14001, que acreditan a las empresas internacionalmente como poseedoras de un sistema de gestión ambiental. Estas empresas, al igual que sucede con las poseedoras de las certificaciones ISO 9000, esperan de sus proveedores que también cuenten con este tipo de certificaciones para poder trabajar con ellos, o al menos lo tienen en consideración.

¿Y qué se puede hacer en transporte para ser más “verde”?

  • Repartos y recogidas en bicicletas, triciclos y vehículos eléctricos, especialmente en las áreas urbanas, pero también en los camiones de largo recorrido.
  • Uso de taquillas para centralizar las entregas a particulares en un solo punto y así reducir los desplazamientos mediante vehículos con motor.
  • Uso de minihubs urbanos. Será una de las tendencias en los próximos años, debido a las más que probables restricciones de acceso al centro de las ciudades y al crecimiento de envíos a estas zonas de alta densidad de población residente y trabajadora.
  • Entrega de paquetes con peso reducido mediante drones, especialmente en zonas remotas y para sustituir a las furgonetas de ruta.

2. Desarrollo de la inteligencia artificial:

En uno de mis anteriores artículos hablaba de la conducción autónoma como una innovación que está llamando a la puerta del sector logístico y que en breve verá la luz. Incluso algunos artículos hablan de que podría ser en 2018 cuando se vean en EE. UU. los primeros camiones de ruta totalmente autónomos. Nos queda mucha legislación por delante y muy probablemente una batalla legal importante por lo que puede suponer para el sector en términos de empleos, salarios, tiempos de descanso, etc.

De todas formas y sin ir tan lejos, el desarrollo de la IA dentro del campo de la logística es otra de las tendencias para el 2018. No solo la conducción autónoma, sino también los robots que gestionan los almacenes de Amazon automáticamente o las pruebas que durante este 2017 ha realizado DHL Supply Chain para la preparación de pedidos con robots son un ejemplo de que la robótica y el desarrollo de la inteligencia artificial serán otras tendencias de la logística en 2018. También comienza a ser clave el uso del IoT (Internet de las cosas) en la gestión de los almacenes logísticos para una optimización de los procesos y los movimientos dentro del almacén, tanto desde el punto de vista de la eficiencia como de la seguridad del propio almacén, y todo ello para contribuir a la mejora de la cadena de suministro de los clientes.

3. Desarrollo del last mile:

Si algo será tendencia en el sector de la logística y el transporte en 2018 será el desarrollo del last mile o entregas de la última milla. Y será tendencia porque la última milla está íntimamente ligada al desarrollo del comercio electrónico.

Si esperamos, como todos los estudios vaticinan, crecimientos en el ecommerce por encima del 20% un año más, no es de extrañar que todos los ojos del sector estén pendientes de esto. Y no solo por ese motivo, sino también porque unido al desarrollo del ecommerce el transporte de los productos debe ser cada día más rápido, más flexible y más barato, sin olvidar que el cliente de nuestro cliente es el que manda en esta relación y que demanda estar informado en todo momento de lo que está pasando con aquello que ha comprado. Por tanto, todas las tendencias en este ámbito van dirigidas a conseguir la entrega perfecta, adaptándose al consumidor final de la manera más eficiente posible, y lo ideal sería lograrlo en el primer intento de entrega.

Soluciones para el desarrollo del last mile:

  • Consignas automáticas. Amazon ha instalado esta Navidad más de 120 consignas en todo el territorio nacional. Correos había empezado antes y cuenta con muchas más: en algunos casos, en grandes centros de trabajo; en otros, en comunidades de propietarios. Sea de una u otra manera, las consignas automáticas para entregas y devoluciones son ya una realidad y seguramente las veamos crecer todavía más en el próximo año.
  • Puntos de conveniencia. Hoy en día todos los operadores de transporte poseen una buena red de puntos de conveniencia para ofrecer a sus clientes finales una alternativa de entrega al domicilio particular. Estas redes seguirán creciendo con el objetivo que indicaba al principio: lograr un servicio más rápido, más flexible y más barato; en definitiva, más fácil para el cliente de nuestro cliente.
  • Entregas same day. La tendencia promovida por Amazon de entregas en dos horas con Amazon Prime Now está alterando la expectativa del consumidor
    por Internet. Si hace años el estímulo para la compra online era el precio, hoy en día la conveniencia y la inmediatez están casi al mismo nivel que el precio a la hora de decidirse por hacer una compra.
  • Entregas nocturnas. Muy relacionado con el punto anterior, las entregas nocturnascuando el comprador está en casa se están extendiendo y generalizando. El desarrollo extremo de esta tendencia plantea algunos problemas de coste por los pluses de nocturnidad pero también algunas ventajas, ya que el porcentaje de entregas con éxito en los domicilios particulares aumenta bastante. No hay que olvidar que, según los últimos estudios sobre ecommerce, el domicilio particular sigue siendo el lugar de entrega preferido por los compradores online.
  • Entregas con drones. La compra online es una alternativa fantástica para que personas que viven en zonas remotas poco pobladas puedan comprar de todo. La dificultad está en hacérselo llegar, por lo remoto y esporádico de sus compras. Es aquí donde los drones podrían tener su primer espacio de desarrollo real.
  • Interactuación del repartidor con el cliente final. Como hemos dicho antes, el cliente de nuestro cliente es el verdadero protagonista de este mercado. Es bastante más exigente que el cliente empresa y además se queja más y siempre en lugares como son las redes sociales, que afectan más a nuestra reputación y que tienen mucha más repercusión. Por tanto, otra de las tendencias para los próximos años es el desarrollo de sistemas que permitan al consumidor final interactuar y modificar los detalles de la entrega incluso cuando su paquete está en ruta. Dar una nueva dirección de entrega, elegir un punto de conveniencia como lugar de entrega, autorizar la entrega a un vecino o pedir que se guarde el paquete porque estamos de vacaciones son algunos de los ejemplos que muchas de estas herramientas ya permiten. La comunicación es la clave y se vuelve fundamental para hacer que la experiencia de compra del consumidor online sea perfecta, al igual que la entrega.
  • Soluciones más creativas. En los últimos años estamos viendo algunos proyectos que, aunque puedan parecernos algo aventurados, están teniendo éxito.
    • Un ejemplo de ellos es el proyecto llevado a cabo entre DHL, Audi y Amazon para entregar los paquetes al consumidor final utilizando el maletero de sus coches.
    • La entrega en área segura es un estándar en EE. UU. que difícilmente podrá llevarse a cabo en Europa. Básicamente, se trata de dejar los paquetes detrás de la valla o en el buzón que tiene cada casa unifamiliar. A pesar de ser un estándar,pueden verse varios vídeos en YouTube de individuos esperando a que el repartidor deje el paquete en el “área segura” para llevárselo impunemente. Puede que detrás de todo esto esté la nueva iniciativa de Amazon de pedirnos que les dejemos entrar en casa cuando no estemos para entregarnos los paquetes. ¿Estarías dispuesto a permitírselo?

En conclusión, 2018 será otro año de cambios en el sector logístico, impulsados por estos tres grandes motores, y la adaptación a ellos será fundamental para tener un lugar en el mapa logístico del futuro.

1 respuestas de Tendencias en logística para el 2018

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *