Productos que pasan de generación en generación

Tiempo de lectura 3 minutos

¿Qué hace que la vida de un producto se prolongue en el tiempo de forma indefinida? Seguramente, será la primera pregunta que nos hagamos cuando vemos algún producto que ha logrado pasar de generación en generación.

Lo cierto es que existen algunos factores clave que determinan el éxito de la longevidad de un producto, entre ellos, la nostalgia, la emocionalidad y la reinvención.

La nostalgia se centra en los recuerdos del pasado, en aquellas propuestas de valor que tienen trascendencia emocional. Precisamente, esas emociones son el elemento clave de transición para que la vida de un producto se prolongue y llegue a nuevas generaciones.

Al final, es ahí donde la reinvención del concepto debe lograr adaptarse al nuevo escenario de convivencia. ¿Vemos algunos ejemplos?

5 ejemplos de productos eternamente jóvenes

Ejemplo 1: Cromos de Panini

La editorial italiana, fundada en 1961, es líder mundial en el sector de los cromos.
En el caso de los cromos de fútbol, la nostalgia es manifiesta y la emocionalidad del propio deporte desempeña un rol determinante.
Pero para que el producto perdure en el tiempo, ha sido necesaria una constante reinvención. Desde los primeros cromos originales hasta el concepto actual, la marca ha sabido adaptar su formato de manera constante, pasando del simple cromo al cromo adhesivo o a las actuales cartas, que ofrecen mucha mas versatilidad.

Más información: Panini España

Ejemplo 2: Películas Disney

Creo que no hay ningún referente mejor que Disney, cuyo principal producto (sus películas) ha sido capaz de emocionar a todos y a todas, reinventando sus historias y aplicando siempre detalles de modernidad y actualidad sin perder un ápice de nostalgia.
Cualquier película original de Disney es maravillosa y no dejan de serlo sus versiones posteriores. Es un arte dominado a la perfección por esta compañía legendaria marcada por su icónico creador, Walt Disney.

Más información: Disney España

Ejemplo 3: ColaCao

Es el elemento imprescindible en una gran cantidad de hogares, con el permiso de Nesquik, sobre todo en un momento especial, el desayuno.
Esta mezcla de azúcar, cacao en polvo soluble, harina de trigo y cola malteada se lanzó en España en 1946.
Para llegar hasta nuestros días, la marca ha mantenido su esencia conceptual sin dejar de innovar en la apariencia y el formato de sus envases. Pura nostalgia. Mucha emocionalidad asociada a momentos exclusivos de consumo.
Pero, sobre todo, ha habido una buena gestión de la reinvención. Campañas recientes como «La recaída» han sabido poner de manifiesto dicha nostalgia y volver a tocar a la puerta de quienes hemos crecido con la marca y, por qué no, podemos seguir consumiéndola.
Su actual lema, «Eso tan tuyo», no puede resumir mejor su propuesta de valor.

Más información: ColaCao España

Ejemplo 4: Coca-Cola

En un tema como este, no podía faltar un mito como Coca-Cola. Desde 1886, la marca ha crecido hasta llegar a ser una referencia mundial, pero sin perder juventud. Incluso todo lo contrario: ha sabido ser eterna manteniendo siempre su concepto original y arropándose con diversas propuestas satélite que la han hecho ser diversa, divertida y, sobre todo, feliz.
Precisamente, la transmisión de su concepto de felicidad al consumidor es otro de los aspectos nostálgicos y emocionales.
Como ejemplo de su constante reinvención y adaptación, vemos su versatilidad con productos adaptados a los nuevos tiempos, como la Coca-Cola Zero Zero, entre otras. Pero siempre se mantiene un producto icónico por encima de todos: el sabor original.

Más información: Coca-Cola España

Ejemplo 5: Cuadernos Rubio

En los años 50 esta empresa valenciana puso en el mercado un método universal de refuerzo pedagógico: los Cuadernos Rubio.
Un método que sigue vigente mas de sesenta años después. Creo que todos y todas recordamos estos cuadernillos de cálculo y caligrafía, que han mantenido un estilo muy definido en el tiempo.
Pero, además, este nostálgico producto ha sabido reinventarse. Ante la supuesta amenaza de Internet, la marca ha adaptado su propuesta creando una app para soportes digitales.
Por si fuera poco, acaba de inaugurar una tienda insignia (flagship store) en el centro de Valencia que pone de manifiesto su espíritu joven.

Mas información: Cuadernos Rubio

Espero que todos estos ejemplos os hayan hecho viajar en el tiempo, rememorar la nostalgia, emocionaros en la dosis necesaria y, sobre todo, que os hayan hecho pensar en un tópico típico: reinventarse o morir.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *