Las marcas no pueden abandonar a su suerte a los medios de comunicación que las salvarán cuando superemos el coronavirus

Tiempo de lectura 2 minutos

La situación económica terminal que ha creado la crisis sanitaria del coronavirus ha provocado una recesión en todos los sectores, pero el de la publicidad, más sensible a los cambios, se ha retraído más aún. Y los medios de comunicación, que viven de ella, se han colocado en una coyuntura complicada en el que su viabilidad financiera queda claramente en entredicho.

La tesis de la que parte esta reflexión nace en la propia dinámica en que se basan los medios de comunicación: su efecto multiplicador. Las marcas difunden sus mensajes comerciales a través de estos canales masivos, los denominados Mass Media. El juego que se establece es: yo, empresa, te abono la correspondiente tarifa y tú difundes mis contenidos. Abandonar a su suerte a esos medios, ahora, en esta situación adversa, cuando volverán a necesitarlos tras la pandemia, supone una actitud insolidaria con ellos. Las empresas no son ONG’s, es cierto, pero replegarse de forma radical no es la mejor manera de ayudar en estas complejas circunstancias.

Por fortuna, muchas compañías están modificando sus mensajes comerciales, olvidándose de las campañas puntuales y centrándose en mensajes de marca, positivos, empáticos, regeneradores, con la población en general que sufre el confinamiento por el COVID-19. Forma parte de su Responsabilidad Social Corporativa, y así lo han entendido. Entre todos debemos introducir la idea de esperanza en la recuperación, también las empresas tienen parte de responsabilidad en esta imprescindible misión.

Vamos a salir de esta crisis con un músculo atrofiado: el del consumismo. Si durante esta cuarentena hemos adquirido solo alimentos, y hemos sobrevivido; si los tiempos que llegan, como dicen, van a ser difíciles, ¿qué nos va a mover a regresar a nuestros hábitos normales de consumo? Precisamente los mismos medios de comunicación que algunas empresas están abandonando en su planificación publicitaria. Y no solo me refiero a la necesidad de difusión de mensajes comerciales, sino al tono general de los medios: a la confianza, la seguridad, las certezas que nos transmitan de que la recuperación va a ser posible.

 

Locución: Rosa Márquez ((RosaMarquezSi)

Música: ‘SlowLane’, de Airtone, Licencia Creative Commons

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *