Pasar al contenido principal
Imagen
Cómo mejorar mi empleabilidad

Cómo mejorar mi empleabilidad

Management | Artículo
  • Junio 2020
  • Fecha de publicación
  • Junio 2020
  • Management
  • Artículo
Texto

La empleabilidad es una palabra muy utilizada hoy en día, pero ¿qué es?, ¿de quién depende?, ¿en qué me afecta ser más o menos empleable? Según la OIT (Organización Internacional del Trabajo):

La empleabilidad es «la aptitud de la persona para encontrar y conservar un trabajo, para progresar en él y saber adaptarse al cambio a lo largo de la vida profesional».

Depende de cada individuo y nos afecta en la medida en que nos facilita o dificulta la tarea de encontrar o conservar un trabajo.

Somos los responsables de definir nuestro perfil profesional y trabajar en mejorar nuestra empleabilidad. Esto es muy importante y debemos tenerlo en cuenta a lo largo de toda nuestra vida laboral. Tenemos que ir llevando nuestra carrera profesional en la dirección que queremos y, por tanto, tomar decisiones que nos vayan acercando a nuestro objetivo.

3 factores para mejorar la empleabilidad

Desde hace más de 15 años trabajo con clientes y candidatos júnior en su búsqueda de talento y empleo respectivamente. Considero que hay tres factores que son muy valorados por las empresas cuando se habla de talento júnior, porque ayudan a mejorar el perfil profesional de cada candidato y, en consecuencia, su empleabilidad:

1.Idioma extranjero

Un alto porcentaje de las empresas necesita que el candidato hable un idioma extranjero, que por norma general sigue siendo el inglés. Fórmate, prepárate, mejóralo para poder optar a los puestos de trabajo que te interesan. Toma las riendas y mejora en este aspecto para que no sea la empresa la que tenga que decidir que no encajas porque porque no tienes el nivel adecuado. . Sé el dueño de tus decisiones. Que no decidan por ti.

Hay muchas alternativas para aprender una lengua y no todas a base de estancias en el extranjero o cursos que requieren invertir dinero. Pueden verse películas en inglés, hacer cursos online… Podemos elegir la manera que mejor se adapte a nosotros.

2. Formación

Hay muchos puestos que demandan una formación concreta y otros que la valoran muy positivamente. Los estudios que tenemos son la base sobre la que empezar a construir el profesional en el que nos convertiremos.

Pero la formación no acaba con la etapa universitaria o superior, sino que debe ser una constante en nuestro desarrollo personal y profesional. En un mundo como el actual que se mueve tan rápido, hay que estar al día y no quedarse obsoleto. Es necesario actualizarse constantemente y desde el principio de nuestra trayectoria.

En ocasiones estudiamos un grado y al empezar a trabajar nos damos cuenta de que no es lo nuestro, o que sí lo es, pero queremos profundizar más. Estamos entonces en disposición de hacer un posgrado/máster en una materia concreta. O, al revés, hemos recibido una formación muy concreta y queremos ampliar nuestro perfil y tener una visión más global. La formación de posgrado nos permite, al inicio de nuestra carrera, afinar nuestro perfil profesional. Hacemos un primer enfoque (de más concreto a más amplio) para seguir construyendo nuestro futuro.

Es importante siempre cursar estos posgrados con el objetivo de desarrollarnos personal y profesionalmente y no tener como único objetivo encontrar un empleo. Gracias a esta formación adquiriremos nuevos conocimientos y visiones, ampliaremos nuestro networking y estaremos actualizados. El objetivo es completar y mejorar nuestro perfil profesional. A partir de ahí, si lo que queremos es encontrar un nuevo empleo, nos pondremos manos a la obra.

Existen numerosas opciones, pero es importante no solo el programa que se escoja sino también la escuela en la que se estudie. Dentro de las distintas opciones que existen, podría destacar programas como los de ESIC, en Marketing, Gestión Comercial, en Comunicación y Nuevas tecnologías, en Management o en Recursos Humanos. Os animo a que os informéis, y os dejo aquí un link para que podáis hacerlo.

3. Actitud

Se valora la proactividad, así como las ganas de aprender y de aportar algo a la empresa. Estas actitudes las demostramos en la entrevista, ya sea personal o en videollamada (tan de actualidad hoy), por la forma en la que nos comunicamos y expresamos nuestras motivaciones.

También podemos reflejarlas en el CV cuando citamos los cursos o posgrados que hemos hecho, lo que transmite que nos preocupamos por formarnos y tenemos interés en ampliar nuestros conocimientos. Lo mismo sucede con las prácticas o los trabajos temporales, donde demostramos, además de nuestra adaptación a diferentes empresas, nuestras ganas de trabajar y aprender.

Cuando compartimos actividades no profesionales que hemos realizado o en las que hemos participado, ayudamos que nos conozcan mejor, nos diferenciamos de otros candidatos y destacamos actitudes que nos definen.

   

Es esencial trabajar nuestro perfil profesional aportándole valor desde el inicio (etapa júnior) hasta el final (etapa sénior). Y como en el mercado laboral hay tantos tipos de profesionales como personas, cada uno tiene que decidir cuál es su camino e ir tomando decisiones que le acerquen poco a poco a ese objetivo. Todos los caminos son válidos y hay muchos perfiles similares con carreras profesionales muy distintas, porque las motivaciones de los candidatos son diferentes.

En vuestro desarrollo profesional invertid tiempo (hay muchas opciones digitales, webinars, foros...) y ganas (mostrar interés). Disfrutad de las experiencias profesionales, de la formación y de los compañeros. Muchos de los que estáis ahora iniciando vuestra etapa profesional no habréis identificado qué os gusta y que no: ¡no os preocupéis! Hay tiempo para descubrirlo y redescubrirlo, porque cambiaréis de opinión en las diferentes etapas.

 

Ana Zayas

Associate Director Page Personnel

  • Fecha de publicación
  • Junio 2020
  • Management
  • Artículo

También te puede interesar

¿Para qué quieres ser más productivo si no sabes hacia dónde vas?

Management

Eres una persona muy ocupada; tienes multitud de frentes abiertos en el entorno personal y en el profesional. Entre estos frentes se encuentran cosas que hacer: tareas, trabajos, proyectos, recados, p...

Salesforce y el CRM

Marketing y Comunicación

Si el mundo del CRM y el marketing fuese una carrera de Fórmula 1, el equipo de marketing tendría que prepararse como lo hacen las escuderías.  ¿Qué es salesforce? Es más que un CRM. Sirv...

Impresiona al cliente; te juegas la venta en ello

Comercial y Ventas

«Las primeras impresiones nunca tienen una segunda oportunidad». Charles R. Swindoll En los tres primeros segundos, cuando conocemos a alguien o nos presentan algo, hacemos suposiciones que n...