Pasar al contenido principal

¿Ha despegado la telemedicina en España?

| Artículo
  • Junio 2020
  • Fecha de publicación
  • Junio 2020
  • Artículo
Texto

En un artículo publicado recientemente en El Mundo, leía que Sanitas, uno de los mayores impulsores de la telemedicina en España, había alcanzado la cifra récord de 76.000 videoconsultas en el mes de abril. Con noticias como esta y alguna otra de contenido parecido, y si no tuviéramos en cuenta la situación excepcional que hemos vivido, podríamos llegar a pensar que el uso de la telemedicina por fin se ha generalizado en España.

¿Pero qué ha ocurrido realmente con la telemedicina en España?

Se han dado tres circunstancias a la vez que han impulsado el uso de este servicio:

  1. Todas las citas no urgentes en hospitales tanto públicos como privados se suspendieron con el estado de alarma. Las clínicas y consultas privadas han permanecido cerradas hasta hace muy poco tiempo, de tal manera que la única posibilidad de que te viera un especialista sin aparecer por la sala de urgencias de un hospital con el riesgo de contagio era con una teleconsulta.
  2. El contacto con el paciente, el poder «tocar», que hasta ahora había sido una de las diferencias a favor de la medicina presencial frente a la medicina online, pasa a ser de la noche a la mañana una desventaja. El paciente asocia la seguridad ante un posible contagio con el atributo «medicina sin contacto». Por tanto, lo que era una desventaja se convierte en una ventaja.
  3. Ante esta situación, la única forma para el profesional de poder tener la consulta privada abierta, de fidelizar a los pacientes y generar algo de negocio (más futuro que presente) ha sido la teleconsulta; de ahí que muchos médicos, clínicas y hospitales se hayan apresurado a poner a disposición de sus pacientes este servicio.

¿Seguirá aumentando la telemedicina en España tras la enfermedad COVID-19?

Si mañana tuviéramos la vacuna para la enfermedad COVID-19 y se acabara la pandemia, de las tres circunstancias solo se mantendría la última: tenemos una gran parte de la medicina privada española preparada para prestar el servicio.

Cuando llegue ese momento, ¿qué ocurrirá?, ¿seguirá aumentando el uso de la telemedicina, bajará o se estancará?

Espero con impaciencia el resultado de ese «partido», el día D de la telemedicina tras la pandemia de coronavirus (sobre todo, porque habría desaparecido el problema).

Pero en lo que llega ese día, hay cuatro circunstancias que contribuirían a impulsar el uso de este servicio:

1.Teleconsulta a la medicina pública

La incorporación de la teleconsulta a la medicina pública de un modo más generalizado. Ya hay algunos hospitales que han hecho sus primeros pinitos, pero aún queda camino por recorrer. Esto ayudaría a convertir el servicio en un hábito más cotidiano de lo que lo es ahora.

2. Wearables o aparatos tecnológicos

Desarrollo de wearables o aparatos tecnológicos que ayudan al profesional sanitario a diagnosticar a distancia, a «tocar» al paciente digitalmente. La desventaja de no poder tocar quedaría bastante reducida.

3. El hospital sin citas, el mayor hospital de urgencias de España

La definición de online equivale a «en cualquier lugar y en cualquier momento». Es de esperar que esa expectativa se pueda cumplir en la medicina y que podamos recurrir a un especialista de cualquier patología a cualquier hora sin tener que pedir cita previa. Hemos ido viendo en los últimos años como el número de servicios de urgencia en los hospitales públicos y privados ha aumentado exponencialmente. Los consumos de los pacientes/clientes en un hospital no son diferentes de sus consumos y compras de otros productos y servicios. El cliente quiere un servicio inmediato; de ahí el aumento.Esto sería una ventaja competitiva del servicio online frente al presencial y también una ventaja competitiva para el hospital, la aseguradora o el grupo de médicos que ponga el servicio en marcha.

4. El superhospital

¿Os imagináis a Messi, Cristiano Ronaldo, Hazard y Salah todos jugando en el mismo equipo? Sería un superequipo de fútbol. Pues esa es la idea: tener a los Messi, Ronaldo etc., de cada especialidad en un mismo hospital virtual. Estarían todos juntos bajo una misma dirección médica compartiendo casos de forma reglada y prestando un servicio complementario en cada zona/provincia como apoyo del servicio online. ¿A quién no le gustaría acudir a un hospital así? Sería otra gran ventaja competitiva que nace con el mundo online.

Seguro que habrá otras muchas medidas que ayudarán a impulsar este servicio, pero en lo que todos estamos de acuerdo es en que la telemedicina hoy ya es una realidad.

  • Fecha de publicación
  • Junio 2020
  • Artículo

También te puede interesar

Salesforce y el CRM

Marketing y Comunicación

Si el mundo del CRM y el marketing fuese una carrera de Fórmula 1, el equipo de marketing tendría que prepararse como lo hacen las escuderías.  ¿Qué es salesforce? Es más que un CRM. Sirv...

Impresiona al cliente; te juegas la venta en ello

Comercial y Ventas

«Las primeras impresiones nunca tienen una segunda oportunidad». Charles R. Swindoll En los tres primeros segundos, cuando conocemos a alguien o nos presentan algo, hacemos suposiciones que n...

Clickbait, failure & the Hall of Fame

Management

La búsqueda del éxito como fin en sí mismo acostumbra a desvirtuar la esencia sobre la que se construye toda compañía. Los intereses espurios de unos pocos se vuelven verdaderos anzuelos que act�...