El discurso de investidura
como instrumento de
comunicación política
en España (1979-2008)
Investiture speech
as a political
communication tool
in Spain (1979-2008)
Ramón Álvarez Esteban
Universidad de León
ramon.alvarez@unileon.es
aDResearch ESIC
Nº 4 Vol 4 · Segundo semestre, julio-diciembre 2011  Págs. 28 a 48
adResearch_4_lib.indb 28 02/06/11 12:15
El discurso de investidura
como instrumento de
comunicación política
en España (1979-2008)
Investiture speech
as a political
communication tool
in Spain (1979-2008)
El marketing político, entendido como un conjunto de estrategias y técnicas dentro
de una campaña electoral, suele concluir su labor al nalizar las elecciones. Actual-
mente en la gestión de las campañas intervienen muchas personas, algunas ajenas
al partido, por lo que el mensaje no puede ser asignado completamente a los can-
didatos.
El candidato a presidente del gobierno ha de lograr sucientes apoyos de los gru-
pos parlamentarios de la Cámara para su elección. El discurso de investidura ha de
contener las principales líneas programáticas de su partido, así como aquellas incor-
poraciones necesarias para conseguir la mayoría.
El discurso de investidura constituye un mensaje a la sociedad sobre la dirección
que tomará un país en los próximos años. Este mensaje puede ser estadísticamen-
te analizado para determinar las características léxicas propias de cada candidato.
Además, proporciona una informacn muy importante para establecer las líneas de
actuación y los cambios respecto a políticas anteriores. Hay diez discursos de investi-
dura en España durante el periodo 1979-2008, obteniendo estadísticamente cuatro
grupos que corresponden a periodos temporales más que a los autores.
Political marketing, understood as a set of strategies and techniques within a cam-
paign, usually complete its work when election is done. Currently the management
of campaigns needs many people, some outside the party, so the message cannot
be entirely allocated to candidates.
The government’s presidential candidate has to achieve sucient support of the
parliamentary groups of the Chamber for his election. The investiture speech should
contain the main programmatic lines of his party and those incorporations neces-
sary to achieve the majority of votes.
The investiture speech is a message to the society about the country is lead in the
coming years. This message can be statistically analyzed to determine the lexical
characteristics of each candidate. Moreover, the speech provides important infor-
mation to establish lines of action and changes from previous policies. There are
ten investiture speeches in Spain during the period 1979-2008. Four groups can be
obtained corresponding to time periods rather than the authors.
RESUMEN
ABSTRACT
Clasicación JEL:
M38, C89
Palabras clave:
Marketing político,
comunicación,
discurso de investidura
JEL Classication:
M38, C89
Key words:
Political marketing,
communication,
investiture speech
Nº 4 Vol 4 · Segundo semestre, julio-diciembre 2011  Págs. 28 a 48
adResearch_4_lib.indb 29 02/06/11 12:15
aDResearch ESIC
30
Nº 4 Vol 4 · Segundo semestre, julio-diciembre 2011 (Pág. 28 a 48)
1. Introducción
La llegada de Internet y las nuevas tecnologías
han significado inmediatez y cercanía en las
comunicaciones. Los mensajes orales de los po-
ticos (discursos, entrevistas, ruedas de prensa,
programas de televisión, etc.) y los escritos están
basados en la palabra.
Es posible considerar tres niveles estratégicos
en el marketing político: la propuesta política, el
discurso político y la imagen política, asociados
respectivamente a las estrategias políticas, comu-
nicacionales y publicitarias. En estos niveles ac-
an personas de formación diversa como poli-
logos, publicistas, sociólogos y expertos en
opinn pública.
En la práctica, es frecuente asimilar el marke-
ting político con la búsqueda de votos en cam-
pañas electorales en las que los candidatos son
un elemento s dentro de una organización que
es dirigida por los jefes o encargados de campa-
ña nombrados por el partido. Esta designación
suele realizarse para cada campaña electoral, por
lo que cada una suele tener estrategias y compo-
nentes diferenciados tanto en el fondo como en
las formas.
En los últimos tiempos, la utilización de em-
presas especializadas en campañas electorales
que trabajan para partidos de todas las tenden-
cias políticas ha llevado a la búsqueda de la dife-
renciación de los candidatos, basadas en aspectos
formales más que en el contenido del programa
electoral. El candidato se “vende” como un pro-
ducto más del mercado, dentro de un conjunto
que englobaría también al partido político y las
promesas electorales. Es un concepto tecnocráti-
co de campaña electoral.
El rmino eslogan procede del gaélico esco-
s “sluagh-ghairm” que poda traducirse como
grito de batalla. Es una frase corta que se utiliza
como instrumento para lograr la venta de un
producto. En el ámbito del marketing público
aparece a veces asociado con el término “propa-
ganda”. En la práctica, estos eslóganes casi siem-
pre pueden ser asignados sin dificultad al resto
de los partidos políticos que se presentan en una
elección. En este sentido, en las elecciones gene-
rales del 14 de marzo de 2004 en España se uti-
lizaron eslóganes como “merecemos una España
mejor” (PSOE), “Juntos vamos a más” (PP),Ha-
blando se entiende la gente” (ERC) y Con tu
voto, es posible. Palabra” (IU).
En las elecciones del 9 de marzo de 2008 el
PSOE utilizó un lema general “Motivos para
creer” que acompó de trece eslóganes depen-
diendo del público o segmento de la población
al que fuera dirigido el mensaje. Estas frases que
acompañaban al eslogan principal fueron “Por
todo lo que merece la pena”, “Comprometidos
con la Igualdad”, “Vivimos juntos, decidimos
juntos”, “No es lo mismo”, “Porque lo estamos
consiguiendo”,Somos s”,Soñar con los pies
en la tierra”, “Por todo lo logrado”, “Por el pleno
empleo”, “Porque no está todo hecho”, “La octa-
va potencia ecomica, la primera en derechos
sociales”, “Ahora que avanzamos, por q retro-
ceder” y “Podemos llegar tan lejos como quera-
mos”. Unas semanas antes del cierre de campaña
lanzaron un nuevo eslogan con el lema “Vota
con todas tus fuerzas”. Por su parte, el Partido
Popular utilizó “Las ideas claras” que posterior-
mente cambió por “Con cabeza y corazón”.
Se crean eslóganes de campaña para simplifi-
car el mensaje que se desea enviar buscando lo-
grar que el “significado” entendido como la idea
de lo que se quiere representar coincida con el
“significante” o signo de esa idea (Floch, 1993).
Pero el objetivo no se cumple si los militantes e
adResearch_4_lib.indb 30 02/06/11 12:15
31
El discurso de investidura como instrumento de comunicación política en España · 1979 - 2008 (Pág. 28 a 48)
ideas de diferentes partidos caben bajo el mismo
eslogan.
Un caso atípico se produjo en las elecciones
generales españolas en el 2004 cuando Juan
Campmany Ibáñez, responsable de la agencia
DDB Espa, creó las siglas ZP jugando con las
primeras consonantes del apellido Zapatero y la
frase “Zapatero Presidente”. Inmediatamente el
Partido Popular se burló de estas siglas, lo que
provocó que los medios de comunicación dedi-
caran grandes espacios a este hecho. Algunos
comentaristas políticos afirmaban que “El eslo-
gan ZP lo puede mover a la compasión y la
risa”. Un o después, los mismos medios de co-
municación ya se referían al entonces presidente
del gobierno como ZP.
Desde el punto de vista del análisis del men-
saje como indicador de lo que harán los candi-
datos en el caso de que ganen las elecciones, so-
lamente las campañas basadas en los votantes
proporcionan información. En estas campañas
no se busca la estética, sino la eficacia del voto.
Se intenta dar respuestas a las preocupaciones de
los votantes ante temas concretos, enunciando
actuaciones que pueden ser asimiladas como
promesas electorales, por lo que se rompe la idea
de transacción de intereses para pasar a unir vo-
tantes y candidatos con un fin común, estable-
ciendo una simbiosis. Uno de los ejes de la cam-
paña del PSOE en las elecciones generales del
2004 era la retirada inmediata de las tropas de
Irak que se plasmó en el lema “Dime que no te
importa la guerra de Irak”.
Los mítines son concentraciones de personas
en los que uno o varios oradores intentan con-
vencer al grupo supuestamente no convencido
y lograr su voto. Actualmente los asistentes sue-
len ser militantes y simpatizantes que desean
conocer a los candidatos y recibir un mensaje
que ya conocen. Las nuevas aportaciones y pro-
puestas de los candidatos se dosifican durante
toda la campaña con el fin de conseguir apare-
cer todos los días en los medios de comunica-
ción, al menos durante unos minutos. El discur-
so del candidato tiene una parte que está
dirigida a los asistentes previamente convenci-
dos y otra parte pensada para los medios de co-
municación. Esta última ha de contener sola-
mente una o dos ideas claras, que puedan ser
reproducidas en unos segundos utilizando las
imágenes del candidato o el sonido en el mo-
mento en que pronunc esas palabras. De esta
forma, parece que es el candidato quien directa-
mente realiza las propuestas y no el periodista
que las extrae como resumen del discurso, lle-
gando al público objetivo compuesto tanto por
los votantes actuales como por los posibles. La
autoría de estas frases fabricadas de antemano
generalmente no corresponde al orador.
Los mayores esfuerzos de comunicación en
los últimos años han sido realizados en aspectos
formales con la irrupcn de los políticos en In-
ternet, SMS, blogs y redes sociales, permitiendo
una mayor cercanía a los ciudadanos y que los
candidatos puedan exponer sus ideas de forma
s personal, sin el control de la estructura del
partido.
Una vez que finaliza la campaña electoral
desaparece la estructura generada. El electora-
do realiza ahora una tarea de control en la que
evalúa si las promesas efectuadas durante la
campaña se cumplen o si se quedan en meras
declaraciones de intenciones. En este sentido, los
politólogos habitualmente consideran que casi
siempre unas elecciones no son ganadas por
un partido en la oposición sino perdidas por el
partido en el poder.
adResearch_4_lib.indb 31 02/06/11 12:15
aDResearch ESIC
32
Nº 4 Vol 4 · Segundo semestre, julio-diciembre 2011 (Pág. 28 a 48)
Por el contrario, los discursos de investidura
contienen información mucho más estructurada
que la que se comunica en una campaña electo-
ral, pudiendo comparar contenidos y evolucio-
nes a lo largo de las distintas legislaturas. El a-
lisis de otro tipo de discursos más técnicos como
los Presupuestos Generales del Estado no son tan
ricos desde el punto de vista de recoger las trans-
formaciones políticas, sociales y económicas.
El principal objetivo de este trabajo es el estu-
dio del vocabulario de los discursos de investidu-
ra como instrumento de los mensajes de comuni-
cación del candidato a presidente de gobierno en
el último periodo democrático en España, la evo-
lución temporal y la determinación de los temas
característicos de cada momento.
En la sección segunda se define la construc-
ción del corpus formado por los diez discursos
de investidura, así como las principales caracte-
sticas globales. En el tercer apartado se analiza
el lenguaje propio de cada discurso y algunas
palabras propias de cada potico. En la sección
cuarta se obtiene un análisis de conglomerados
tomando las coordenadas de un análisis de co-
rrespondencias, construyendo cuatro grupos de
discursos que corresponden a cuatro periodos
temporales. Se reconstruyen los mensajes carac-
testicos de estos cuatro periodos agrupándolos
por temas. Por último, en el apartado quinto se
determinan algunas expresiones formales de cada
potico que son independientes del contenido
del discurso temporal.
2. Los discursos de investidura en
España. El corpus
El candidato a presidente del gobierno realiza su
discurso de investidura con el n de lograr la
confianza del Parlamento, conseguir el apoyo de
los grupos parlamentarios, que le proporcionen
los votos suficientes para su elección de acuerdo
con el arculo 99 de la Constitución española.
Este acto ya no está dirigido a los votantes, sino
a los partidos políticos y a la sociedad en general.
El primero de marzo de 1979 se celebran las
primeras elecciones generales legislativas del úl-
timo periodo democrático en España una vez
aprobada la Constitución el 6 de diciembre de
1978. Entre los años 1979 y 2008 nueve asam-
bleas diferentes han elegido a diez presidentes
de gobierno (cinco de ellos distintos). Tras la di-
misión de Adolfo Suárez, la misma asamblea eli-
gió a Calvo Sotelo en febrero de 1981.
Los textos han sido recogidos de la versión
publicada del Diario de Sesiones del Congreso
de los Diputados, corregidos y normalizados. En
esta fase de normalización (Labbé, 1990) se pre-
tende que las formas gráficas que se obtienen a
partir de la observación de las palabras permitan
establecer una relación lo más cercana posible
entre el significante (la forma gráfica) y el signi-
ficado (lo que se quiere decir). Los problemas
que podemos encontrar en este proceso de nor-
malización dependen de la lengua que se utilice,
del campo de aplicación y de la amplitud del
contenido del tema analizado. Entre las normali-
zaciones habituales se destaca la unificación en
masculas y misculas para los nombres pro-
pios, abreviaturas, siglas, palabras compuestas,
etc. Diferentes criterios en la normalización no
suelen tener efectos significativos en la interpre-
tación de los análisis finales.
La siguiente fase es la lematización. Suele
realizarse mediante la utilización de programas
informáticos con el fin de extraer el significado
a partir de textos en lenguaje natural, teniendo
distintas reglas para las diferentes lenguas. El
problema más habitual es el de las homografías,
palabras con la misma grafía que significan co-
adResearch_4_lib.indb 32 02/06/11 12:15
33
El discurso de investidura como instrumento de comunicación política en España · 1979 - 2008 (Pág. 28 a 48)
sas distintas dependiendo del contexto. Es po-
sible minimizar este problema codificando con
grafías distintas cada una de las acepciones de
la palabra como una fase posterior a la norma-
lización, por ejemplo con la palabra “impuesto”
en el sentido de imposición y en sentido fiscal,
teniendo en cuenta que en otros idiomas es po-
sible que no sea necesario diferenciarlos si uti-
lizan palabras distintas para cada uno de los
dos conceptos.
Dependiendo de los objetivos, las distintas
flexiones de las formas verbales pueden agru-
parse en el infinitivo, unificar masculinos y fe-
meninos, etc. En otros casos, puede ser intere-
sante analizar si un comunicador utiliza en sus
discursos el presente o el futuro y la primera o
la tercera persona como un instrumento para
medir la inmediatez de cumplimiento de lo ex-
puesto. También es habitual eliminar palabras
vacías (artículos, conjunciones y preposiciones
principalmente) con el fin de contribuir a recu-
perar más fácilmente el significado de un texto.
Otro enfoque es la anotación morfosintáctica o
etiquetaje de las categoas gramaticales de las
palabras en un corpus (en inglés Part of speech
tagging, POST).
Hemos optado por mantener los discursos
sin lematización, separando solamente algunas
homografías como la palabra “popular con el
sentido de pertenencia al pueblo (rz popular,
voluntad popular) de la del Partido Popular
(PP). Las referencias genéricas a normas, regla-
mentaciones, planes y leyes se han dejado en
misculas, pero las que hacen referencia a nor-
mativa específica se han establecido como ma-
sculas (ej: Impuesto del Valor Añadido).
Características globales del corpus
La longitud total de los discursos es de 92143
ocurrencias, de las que 8834 corresponden a pa-
labras distintas, el vocabulario. Por lo tanto, la
media de los discursos es de 9214 palabras (Ta-
bla 1). El discurso de mayor duración es el de
Suárez (31,81% por encima de la media) segui-
Tabla 1 · Características globales del Corpus
Fecha Discurso
Longitud
palabras
Longitud
base 100
Palabras
propias
Frecuencia
palabras
propias
Hapax Origina-
lidad
Números
y fechas
30 marzo 1979 Suárez 12145 131,81 750 875 670 1,25 108
19 febrero 1981 Calvo Sotelo 8267 89,72 468 503 437 1,06 33
30 noviembre
1982
González-1 9424 102,28 641 687 599 1,27 42
23 julio 1986 González-2 11338 123,05 409 498 345 0,76 47
5 diciembre 1989 González-3 7592 82,39 293 330 263 0,75 36
8 julio 1993 González-4 8139 88,33 370 402 342 0,86 42
3 mayo 1996 Aznar-1 10244 111,18 427 465 396 0,79 43
25-abril-2000 Aznar-2 8283 89,89 350 409 318 0,86 53
15-abril-2004 Zapatero-1 7881 85,53 452 506 408 1,11 28
8-abril-2008 Zapatero-2 8830 95,83 556 631 510 1,24 83
Total 92143 100,00 4716 5306 4288 1,00 515
adResearch_4_lib.indb 33 02/06/11 12:15
aDResearch ESIC
34
Nº 4 Vol 4 · Segundo semestre, julio-diciembre 2011 (Pág. 28 a 48)
do del segundo de González (23,05% por enci-
ma de la media) y el primero de Aznar (11,18%
por encima de la media). El más corto es el ter-
cero de Gonlez (17,61% por debajo de la me-
dia). No hay diferencias significativas en las lon-
gitudes dependiendo de que haya mayoría abso-
luta (9159 palabras en los discursos 3, 4, 5 y 8) o
de que no la haya (9251 palabras en los restantes).
Las palabras más frecuentes
La mayor parte de las palabras existentes en un
discurso pueden calificarse de palabras vacías
o palabras instrumento, correspondiendo a los
adjetivos indefinidos, artículos, adverbios, excla-
maciones, interjecciones, preposiciones y los pro-
nombres (demostrativos, indenidos y relativos).
Hay 13 palabras, todas ellas son palabras va-
as (stop words), que se repiten s de 1000
veces y que constituyen el 34,5% del total de las
palabras de los textos. Entre paréntesis se indica
la frecuencia de estas palabras: de (7115), la
(4685), y (3128), que (2967), en (2895), el (2578),
los (1904), a (1899), las (1407), del (1122), una
(1012) y para (1004). Este porcentaje aumenta
al 40,6% si incluimos las palabras un (986),
con (930), se (746), por (673), al (423) que se
encuentran entre 400 y 100 veces y los adver-
bios no (548), como (499), más (465) y el adjetivo
posesivo su (465). Los programas de ordenador
a veces consideran también como palabras va-
as los verbos auxiliares (ser, haber) y los verbos
modales (deber, poder, saber, soler y querer).
Las palabras plenas o llenas con una frecuencia
mayor de 100 son los sustantivos política (391),
Gobierno (376), Espa (272), Estado (225), socie-
dad (208), años (168), ciudadanos (150), Señorías
(147), desarrollo (142), empleo (141), mara
(139), sistema (136), país (133), Comunidades
(125), económica (125), problemas (118), Consti-
tución (117), proceso (117), esfuerzo (112), poti-
cas (111), reforma (111), pses (110), economía
(109), acción (108), legislatura (108), las formas
verbales es (618), ha (258), han (153), ser (139),
debe (127), son (125), hay (121), hemos (113),
hacer (103), y los adjetivos (excluyendo los pose-
sivos) social (180) y españoles (107).
Si analizamos las cien palabras más frecuen-
tes comprobaremos que suman 49814 ocurren-
cias, es decir, constituyen el 54,1% del total de
las palabras utilizadas.
3. Vocabulario especíco y palabras
características
La mayor información desde el punto de vista de
la comunicación no la proporciona el conoci-
miento del lenguaje común sino la determina-
ción del lenguaje propio de cada discurso y/o
cada orador. Un hapax (Tabla 1) es una palabra
que solamente aparece una vez en un texto. El
índice de reparto de Hubert y Lab(1990) es
un instrumento para extraer las palabras que
aparecen de forma regular, aquellas que son co-
munes a todos los oradores y que se repiten de
forma homogénea dentro de los discursos.
En algunos casos, las palabras utilizadas de-
penden de aspectos formales, la forma de expre-
sarse del orador y que se repiten a lo largo del
tiempo, aunque no es cil determinar q parte
es formal y qué parte es intencionada. Por ejem-
plo, si la utilización de la primera o tercera per-
sona es solamente un aspecto formal o muestra
dos ideas distintas de formas de gobernar, la pri-
meras personalista o presidencialista y la se-
gunda basada en un equipo de gobierno. Si ob-
servamos los números y fechas en la última
columna de la Tabla 1, podemos comprobar que
mayoritariamente aparecen en el discurso de
Suárez debido a la estructuración de su exposi-
adResearch_4_lib.indb 34 02/06/11 12:15
35
El discurso de investidura como instrumento de comunicación política en España · 1979 - 2008 (Pág. 28 a 48)
ción en apartados numerados, así como en el
segundo discurso de Zapatero. Este segundo caso
no corresponde a aspectos formales sino a toda
una serie de propuestas cuantificadas numérica-
mente sobre la crisis financiera y ecomica en
el o 2008. Las fechas en este discurso hacen
referencia a los instantes de implantación de las
nuevas medidas y planes.
Las palabras propias de un discurso son
aquellas que solamente son pronunciadas en ese
discurso (Tabla 1). La frecuencia de las palabras
propias es el número de veces que se pronuncian
palabras propias en ese discurso. Labbé y Hu-
bert (1993) calculan un índice de originalidad
para cada discurso definido como:
Frecuencia de las palabras
propias
i
/Longitud del discurso
i
Índice de originalidad
i
=
Frecuencia total de palabras
propias/Longitud total discursos
Un índice igual a 1 indica una originalidad
media. El mayor índice de originalidad es el de
González-1 (1,27), seguido de Suárez (1,25) y
Zapatero-2 (1,24). Los dos últimos se caracteri-
zan por una elevada cantidad de números y fe-
chas. Entre esos meros y fechas hay 25 fre-
cuencias de formas propias en Zapatero-2, 10 en
Suárez, 9 en González-1 y Zapatero-1. Este índice
tiende a tomar valores cercanos a uno a medida
que el número de discursos aumenta, ya que
una palabra repetida muchas veces en un discur-
so aporta mucha originalidad al índice pero la
originalidad se pierde cuando aparece, aunque
solamente sea una vez, en otro discurso.
El análisis de la frecuencia de utilización de
las palabras permite determinar la existencia de
aspectos puntuales propios de la legislatura. De
acuerdo a la frecuencia total de una palabra en
un corpus discursivo es posible calcular la fre-
cuencia esperada que debiera tener esa palabra
en un discurso concreto de acuerdo a la longitud
de ese texto en el caso de que su utilización fuera
similar a la media de todos los autores.
De esta forma, podemos determinar palabras
características propias del autor por sobre apari-
ción cuando la frecuencia observada es mayor
que la esperada y palabras que destacan por no
ser propias del autor cuando la frecuencia obser-
vada es menor a la esperada. El mismo proceso
puede aplicarse al análisis de los segmentos re-
petidos para obtener construcciones xicas pro-
pias (Salem,1987). A continuación se muestran
algunas palabras y segmentos, indicando el -
mero de veces que se pronuncian en un discurso
y las veces que aparecen en el total de los dis-
cursos.
En el de Suárez destacan por su alta frecuen-
cia las palabras libertad (37/91), la persona (9/10),
orden (19/42), Estado de Derecho (12/19), Consti-
tución (36/117), la libertad (20/47), libertades
(14/30) y libre (11/21) entre otras. En cuanto a los
aspectos formales utiliza destacadamente frente a
las (6/8).
Felipe González usa en exclusiva desde el pun-
to de vista (47/47) y mayoritariamente por consi-
guiente (38/42). Esta última expresn se convir-
tió en un mensaje de campaña electoral por parte
de los asistentes a los tines del PSOE al gritar el
lemapor consiguiente, Felipe Presidente”.
Los discursos de Aznar tienen sobre utilizadas
las palabras españoles (49/107), modelo (27/45),
confianza (39/80) y reformas (30/62), entre otras.
Tambn aparece en exclusiva el aspecto formal
definido por señora (11/11), Presidenta (11/11)
y señora Presidenta (11/11), la manera con la que
Aznar se dirigió a la única presidenta del Con-
greso de los Diputados en el periodo analizado,
a. Luisa Fernanda Rudi (2000-2004). Otros
aspectos formales son nuevo marco (7/7), el cum-
adResearch_4_lib.indb 35 02/06/11 12:15
aDResearch ESIC
36
Nº 4 Vol 4 · Segundo semestre, julio-diciembre 2011 (Pág. 28 a 48)
Para realizar un análisis palabras por discur-
sos se construye una tabla de contingencia for-
mada por las 2011 palabras repetidas al menos 5
veces que se representan en filas (2011 filas) y
diez columnas correspondientes a los discursos.
Estas palabras suman una frecuencia total de
81185 ocurrencias, el 88,1% del total de las ocu-
rrencias totales de los discursos. Sobre esta tabla
se ha realizado un análisis de correspondencias
(AC) (Lebart, Salem y Berry, 1998) obteniendo
que los discursos que más se alejan de la media
son el tercero de Gonlez (0,556) y el último de
Zapatero (0,506) (Tabla 2). Los dos primeros va-
lores propios, iguales a 0,0851 y 0,0626, corres-
ponden respectivamente al 19,6% y al 14,4% de
la inercia total. (Tabla 2, pag. 39)
Habitualmente el primer eje obtenido en un
AC es un eje cronogico debido a la aparición
de nuevas palabras. En este tipo de corpus los
discursos suelen posicionarse sobre el primer
plano factorial (gfico 1, umbral 5) siguiendo
una curva de forma parabólica. En el caso de los
discursos de investidura del último periodo de-
mocrático en Espa el factor temporal aparece
claramente en el segundo eje con una correla-
ción lineal de Pearson de -0.902 frente a +0.426
del primero.
En la figura siguiente (gráfico 1, umbral 5) se
observa que en este segundo factor temporal
hay un pequeño retroceso en el cuarto discurso
de González y de forma más pronunciada con
Aznar 7. También existe un intercambio entre el
segundo discurso de Aznar y el primero de
Zapatero. Si se rota el primer plano factorial y
consideramos un nuevo eje representado por
la flecha rayada, todos los discursos se encuen-
tran ordenados en ese eje con la excepción de los
meros ocho (Aznar-2) y nueve (Zapatero-1).
La estructura del primer plano factorial es simi-
plimiento de (7/7), Gobierno que presida (8/9) y si
obtengo la confianza (12/18).
En los discursos de Zapatero esn sobre repre-
sentadas las palabras país (62/133), un país (30/35),
euros (10/10), mujeres (18/28), decente (8/8), in-
migración (10/12) y mi idea de Espa (16/16).
Tambn destacan palabras vaas como para
(238/1004), quienes (23/52) y los adjetivos pose-
sivos mi (52/129), sus (76/262) y su (121/465).
Tan solo utiliza una vez las expresiones Sus Sorías
(1/45) y pueblo (1/45).
La caracterización por aspectos formales como
la forma de expresarse es un instrumento para
determinar la autoa de textos de los que se des-
conoce el creador. De la misma forma, es posible
establecer las palabras características de cada dis-
curso y de cada partido político, pero es preciso
interpretar los resultados dentro de un contexto.
4. Agrupación de discursos por
comparación de las palabras
A partir de los diez discursos es posible construir
una tabla de contingencia que contiene las pala-
bras en filas y los discursos en columnas, siendo
la frecuencia el número de veces que una pala-
bra se encuentra en cada uno de los discursos.
De la misma forma, se puede construir una tabla
palabras por políticos o palabras por partidos
poticos.
El análisis estadístico de estas tablas de contin-
gencia requiere que solamente se analicen las pa-
labras que sean pronunciadas un mero ni-
mo de veces para que se pueda alcanzar un
significado consistente desde el punto de vista de
la interpretación. Se ha establecido un umbral de
5 para conservar palabras, eliminando aquellas
formas que tienen una frecuencia menor. Se han
repetido los alisis para umbrales de 10 y 15
palabras, obteniendo resultados similares.
adResearch_4_lib.indb 36 02/06/11 12:15
37
El discurso de investidura como instrumento de comunicación política en España · 1979 - 2008 (Pág. 28 a 48)
lar para un umbral de 5 palabras y los umbrales
para 10 y 15 palabras (gráfico 1, derecha).
A partir de las coordenadas factoriales extr-
das del AC se ha realizado un alisis cster uti-
-0 .60 -0.4 5 -0 .30 -0 .15 0 0.15
-0 .30
-0 .15
0
0.1 5
0.3 0
Factor 2 - 14.43 %
Suárez
1
2
Calvo Sotelo
González-1
3
4
5
6
González-4
González-3
González-2
Aznar-1
7
8
9
10
Aznar-2
Zapatero-1
Zapatero-2
Factor 1 - 19.63 %
Umbral 5
-0.45 -0.30 -0.15 0 0.15
-0.15
0
0.15
0.30
1
2
3
4
5
6
7
8
9
Umbral 10
-
0.1500.150.300.45
-0.2
-0.1
0
0.1
0.2
0.3
1
2
3
4
5
6
7
8
9
10
Umbral 15
Gráco 1. Primer plano factorial del análisis de correspondencias sobre la tabla
palabras x discursos con umbral de 5 palabras (izquierda) y con 10 y 15 palabras
(derecha)
Tabla nº 2. Análisis de correspondencias sobre la tabla palabras x discursos
Discurso
Distancia
al origen
CF1 CF2 CF3 CF4 Ejes
Valores
propios
% explicado
% explicado
acumulado
Suárez 0,354 0,14 0,42 0,02 -0,08 1 0,0851 19,63 19,63
Calvo Sotelo 0,443 -0,01 0,27 0,04 0,19 2 0,0626 14,43 34,06
González-1 0,400 -0,02 0,24 0,32 -0,08 3 0,0490 11,30 45,36
González-2 0,483 -0,61 -0,09 -0,05 0,27 4 0,0449 10,36 55,72
González-3 0,556 -0,40 -0,11 -0,05 -0,53 5 0,0438 10,10 65,82
González-4 0,377 0,05 -0,08 -0,14 -0,12 6 0,0407 9,39 75,22
Aznar-1 0,342 0,26 0,02 -0,33 0,10 7 0,0389 8,97 84,19
Aznar-2 0,465 0,24 -0,25 -0,29 -0,07 8 0,0363 8,37 92,55
Zapatero-1 0,457 0,20 -0,16 0,13 0,21 9 0,0323 7,45 100,00
Zapatero-2 0,506 0,25 -0,42 0,40 -0,01
adResearch_4_lib.indb 37 02/06/11 12:15
aDResearch ESIC
38
Nº 4 Vol 4 · Segundo semestre, julio-diciembre 2011 (Pág. 28 a 48)
lizando el criterio de Ward. El gráfico 2 muestra
la existencia de cuatro grupos que indican cua-
tro periodos diferentes. Si el análisis de conglo-
merados se realiza utilizando las coordenadas
factoriales del AC para 10 y 15 palabras el den-
drograma cambia algo, situando los discursos de
Zapatero como una continuación temporal del
grupo formado por el cuarto discurso de Gonzá-
lez y los dos de Aznar.
espefico de una época aparezca en todos los
discursos de ésta. Hay que tener en cuenta que
es posible que las palabras que utilize cada ora-
dor sean distintas, que tengan diferente signifi-
cante y que correspondan a la misma temática,
que tengan el mismo significado.
La inclusión de nuevos discursos en un cor-
pus puede hacer que palabras o temas que eran
significativos de un discurso o periodo dejen de
González-4 (1993)
6
Aznar-2 (2000)
Aznar-1 (1996)
7
8
9
10
Zapatero-1 (2004)
Zapatero-2 (2008)
Suárez (1979)
González-1 (1982)
1
3
2
4
5
Calvo Sot.(1981)
González-2 (1986)
González-3 (1989)
0 5 10 15 20 25
a
a
Gráco 2. Agrupación de discursos con umbral de 5 palabras. Criterio Ward
Tambn es posible obtener agrupaciones con
las palabras utilizadas, pero hay que considerar
que la interpretación con discursos es más com-
plicada que con preguntas abiertas en cuestiona-
rios, debido a que el número de grupos obteni-
dos es muy elevado y cada uno de ellos puede
contener muchas palabras diferentes.
Aunque cada uno de estos cuatro periodos
constituye un conjunto de discursos de caracte-
sticas comunes, no es necesario que un tema
serlo si los nuevos textos contienen esas pala-
bras. También es posible que palabras que no
sean específicas de un discurso en un determi-
nado momento lleguen a serlo si no aparecen en
los nuevos discursos.
El primer periodo
Suárez 1979 · González 1982
Comprende los dos primeros discursos de can-
didatos de la Unn de Centro Democrático
adResearch_4_lib.indb 38 02/06/11 12:16
39
El discurso de investidura como instrumento de comunicación política en España · 1979 - 2008 (Pág. 28 a 48)
(Srez y Calvo Sotelo de la UCD) y el primer
discurso de Gonlez (PSOE) el 30 de noviem-
bre de 1982. Para poder entender que este dis-
curso de González aparezca con los dos de UCD
hay que tener en cuenta que tiene un cacter
continuista, ya que se realizó en un periodo con
mucho riesgo de golpes de Estado, els desta-
cado el 19 de febrero de 1981 con la toma del
Congreso de los Diputados. Corresponde a la
época que se conoce como “transición” a la de-
mocracia. Para determinar la temática y el voca-
bulario propio de este periodo y de cada discur-
so se han utilizado los segmentos repetidos con
un ximo de cinco palabras y las formas con
una umbral de cinco y que son característicos al
95%. Las cifras que se exponen a continuación
corresponden a las formas y segmentos caracte-
sticos en las teticas más destacadas de cada
periodo.
La organización interna del Estado y las
reformas legales necesarias para pasar de un
gimen dictatorial a otro democrático. La mayor
parte de las referencias corresponden a Suárez
(78 formas y segmentos) frente a las 23 de Calvo
Sotelo y las 12 de Gonlez. En esta época el tema
estrella es la Constitución (59/117), 36 veces en el
discurso de Suárez.
Tambn destacan en Suárez los cambios en el
Tribunal Constitucional (4/8), la palabra constitu-
cional (10/44), constitucionales (6/19), Estado de
Derecho (12/19), Estado (39/225), artículo de una
ley (7/23), Estatuto (5/18), jurídico/a y justicia
(17/56), ley (4/11), Ley que proviene del nombre
de una norma promulgada (18/83), Ley Ornica
(5/14), Proyecto de Ley (8/17) y proceso autonómi-
co (6/12). También aparece la palabra régimen
(11/24) en Suárez y en Calvo Sotelo (6/24), pa-
labra propia del anterior periodo político y apli-
cado a diversos ámbitos. A estas palabras hay
que sumar 5 veces s en Calvo Sotelo el artículo,
y 30 a Estado. Srez emplea el segmento repetido
Administración blica 11 veces (11/14) en sin-
gular, mientras que no lo hace (0/19) en plural
(Administraciones Públicas), que es propia del Es-
tado de las Autonomías. En Suárez se utiliza el
rmino proceso autonómico (6/12), que solamente
aparece en esta etapa, 2 en Calvo Sotelo y 4 en
González. La palabra transición que define este
periodo es propia del discurso de Calvo Sotelo
(8/12), con 2 apariciones en Suárez y ninguna
en González. Es el propio Calvo Sotelo quien
manifiesta que “la transición ha terminado”.
En González encontramos Función Pública
(3/5), construcción del Estado (3/7) y proceso auto-
mico (4/12). Dentro del problema involucio-
nista están sobre representadas las Fuerzas Arma-
das con un total de 8 veces en el periodo sobre
20 del total.
En este tiempo de transición, los problemas
internos eclipsan las relaciones exteriores y la or-
ganización externa del Estado, de las que tan
solo aparecen algunas referencias sobre la entra-
da de España en la OTAN y la adhesión a la CEE.
El rmino política exterior se encuentra en el dis-
curso de Calvo Sotelo (11/53) y Gibraltar que
aparece 9 veces en el total de los diez discursos
lo hace 7 en este periodo, 4 en Gonlez. De un
total de 9 veces Francia aparece 6 en este periodo,
5 en Calvo Sotelo asociadas al apoyo contra el
terrorismo y la entrada en la CEE. Tambn Por-
tugal se encuentra casi en exclusiva en esta pri-
mera época (6/7) repartida entre Calvo Sotelo y
González.
Es éste un tiempo de lucha por las liberta-
des y la democracia. De un total de 136 flexio-
nes de la palabra democracia 47 se encuentran en
este periodo y 27 corresponden a Srez. Las
formas libertad y libertades son características de
adResearch_4_lib.indb 39 02/06/11 12:16
aDResearch ESIC
40
Nº 4 Vol 4 · Segundo semestre, julio-diciembre 2011 (Pág. 28 a 48)
los discursos de investidura españoles (121 veces)
y especialmente en la transición donde se en-
cuentran el 62% de las apariciones, correspon-
diendo la mayor parte al discurso de Suárez
(51/121). En Gonlez es la palabra paz 10 ve-
ces de un total de 18 en el periodo y 54 de todos
los discursos. Suárez utiliza también principios
(12/17).
Los discursos de Suárez y González se carac-
terizan por la descripción del individuo con las
palabras independencia (11/16), hombre (9/10)
y los hombres (18/28) dentro de un colectivo
bajo la denominación de pueblo (34/45), pueblos
(14/20) y pueblo espol (11/18). Los términos
ciudadanía (0/7), ciudadano (3/16) y ciudadanos
(24/150) no caracterizan esta época. Una excep-
ción es ciudadana (17/24) pero con el sentido de
seguridad ciudadana (13/18). También es de des-
tacar aspectos del individuo como dignidad
(14/28) y valores (22/41).
Estos discursos abarcan diversos y graves
problemas que se manifiestan con los términos
generales problema (25/45), problemas (55/118),
conflicto (5/7), conflictos (3/7), solucn (14/26)
y soluciones (10/13). En los aspectos económicos
destaca la inflacn (21/49) que se redujo del
26% del año 1977 al 16% un o después y la
crisis (33/57), especialmente la crisis económica
(8/10). Un tema importante que aparece en el
discurso de Calvo Sotelo es el de la reconversión
(8/10). Teniendo en cuenta que ya en el periodo
1978-1984 se destruyó s del 20% del empleo
industrial, la segunda reconversión industrial
(5/5) se aborda en España a partir delo 1991.
Las palabras industrial (11/18) e industriales (7/10)
en esta época suponen el 64% de las apariciones
en todos los discursos. El problema agrícola
(12/20) relacionado con la entrada en la CEE
(agricultura y agraria) suma el 60% de las apari-
ciones totales. Tambn es de destacar el sector
blico (12/20).
La tasa de paro en Espa, que se situó en el
15% durante el año 1981, tenía características
diferentes a las europeas como son la incorpora-
ción de las mujeres al mercado de trabajo, el re-
greso de emigrantes y la llegada al mercado labo-
ral de un alto número de jóvenes. Por este motivo,
el paro aparece vinculado a las palabras creación
de empleo (4/17) todos en Calvo Sotelo, puestos
de trabajo (9/15) y creación de puestos de trabajo
(5/6) de los que 3 corresponden a Suárez y 2 a
Calvo Sotelo. n siendo importante el problema
del empleo (27/141), es diluido por otras difi-
cultades como la crisis energética (29/34) que
comenzó en el o 1973 (energía, energético,
energética).
Algunos temas que no aparecen en esta pri-
mera época analizada es el de la inmigración
(0/12), las infraestructuras (0/18) y la innovación
(1/22). En cuanto al terrorismo, las víctimas
mortales de ETA con anterioridad al primer dis-
curso ascendían a 168, incrementándose en 229
personas entre el 30 de marzo de 1979 y el 30 de
noviembre de 1982. La palabra ETA (0/10) no se
encuentra en los tres discursos, al igual que te-
rroristas (0/9) y víctimas (0/15). El terrorismo
(10/60) lo hace con una frecuencia menor a lo
que estadísticamente cabría esperar con el obje-
tivo de no dar publicidad al problema.
La accn de gobierno o forma de gobernar
se encuentra en la política (146/391) que abarca
muchos los ámbitos de la sociedad, pero no es
muy utilizada en plural (12/111). Esbasada en
el programa (48/85) y es el partido político a tra-
s del gobierno quien ejerce la actividad de go-
bernar (10/17) utilizando la acción (48/85). Se
busca lograr un progreso (22/47), la mayor parte
(15) en González, a partir del análisis de la reali-
adResearch_4_lib.indb 40 02/06/11 12:16
41
El discurso de investidura como instrumento de comunicación política en España · 1979 - 2008 (Pág. 28 a 48)
dad (18/48) en Suárez y (29/48) en el periodo. El
cambio es una de las caractesticas de esta fase
(32/68), especialmente el cambio potico (4/5),
mezclando aspectos positivos como la esperanza
(16/26), garantía (13/24) o futuro que aparece en
González (15/89) con otros negativos como erra-
dicar (5/6). Pero este cambio no esbasado en la
modernización (6/46) ni en el concepto de nove-
dad (nuevo, nuevos y nuevas) que suponen sola-
mente 35 de una frecuencia total de 168 veces.
Aparecen muy pocas formas relacionadas con
impulsar (5/82). También es destacable la falta
de voluntad de acuerdo/s (15/123), cooperación
(15/91) y pacto (0/21). Hay verbos que indican
acción obligada fuera de la decisión del político
como aceptar, afirmar, concluir y deber. De esta
manera, encontramos infrautilizado el pronom-
bre en primera persona del singular me (24/105)
y sobre utilizado el plural nuestros (41/88).
El segundo periodo
González 1986 · González 1989
Corresponde a dos discursos de González en los
que se dirigió a la mara desde la confianza de
tener la mayoría absoluta para su elección como
presidente del gobierno. El 13 de junio de 1985
se rmó el Acta de Adhesión de España a las
Comunidades Europeas que entró en vigor el
1 de enero de 1986. La adhesión llevaba implíci-
ta un proceso de apertura tras muchos años de
aislamiento político y económico iniciado en ju-
lio de 1945 en Potsdam con los acuerdos tras la
Segunda Guerra Mundial. En febrero de 1946 la
ONU prohíbe a España la entrada en este orga-
nismo, teniendo que esperar hasta el 14 de di-
ciembre de 1955 para lograrlo.
Las palabras más características de los dos
discursos hacen referencia a este proceso de in-
tegración europea y a la relación de Espa
con otros países. Destacanrminos como inte-
gracn (29/54), aislamiento (4/5), proceso de inte-
gracn (9/12), Tratado de Adhesn (6/6), adapta-
ción a la Comunidad (6/6), Acta Única Europea
(6/6), Acta Única (15/16), Europea (25/69), Euro-
peas (10/19), integración comunitaria (5/5), Eco-
mica (15/26), países comunitarios (4/5) y países
europeos (5/8). Tambn hay referencias exterio-
res fuera de la Comunidad Europea como exte-
rior (31/90), potica exterior (22/53), países del este
(8/8), América Latina (5/6), América (5/8), occi-
dentales (5/6), países (47/110), distensión (6/8) y
desarme (5/7). Lógicamente también aparecen
aspectos internos como seguridad interna (4/4),
potica de seguridad (4/5), política de defensa
(4/6), condiciones internas (4/4), nacn (9/8),
mercado interior (8/9), interior (11/15), interno
(7/14) e internas (4/6).
Hay problemas ecomicos, sociales y te-
rroristas. El terrorismo (22/60) de ETA (6/10)
sigue siendo una lacra importante que es refleja-
da en los dos discursos de González, utilizando
los calificativos de terrorista (6/9) y terroristas
(8/9). Entre los problemas económicos y sociales
destacan el déficit (19/48), la inflación (21/49),
tasa (11/18), tasa de crecimiento (4/4), comercial
(6/7), consumo (11/17), infraestructura (7/9), ge-
nerar empleo (4/4), ecomico-social (4/6), eco-
mico y social (5/6), cohesión económica y social
(4/5) y política social (5/8). Hay otros problemas
puntuales como drogas (4/6) y desigualdades
(6/11).
A diferencia del periodo anterior, la acción
de gobierno dentro de la presión (10/20) suele
plantearse en términos positivos como esfuerzo
(55/112), desafío (7/9), saneamiento (10/12),
crecimiento (40/89), aumentar (11/22), conseguir
(16/45), recuperacn (14/25), avance (7/14),
avanzar (12/25), seguir avanzando (4/5), desafíos
adResearch_4_lib.indb 41 02/06/11 12:16
aDResearch ESIC
42
Nº 4 Vol 4 · Segundo semestre, julio-diciembre 2011 (Pág. 28 a 48)
(6/10), es posible (10/19), etc. Sigue apareciendo
la necesidad de cambiar (4/5), cambios (11/21),
desarrollo (42/142), pero ya no en el sentido de
ruptura con el periodo anterior sino buscando
una evolución (13/26).
A pesar de disponer de mayoría absoluta, se
busca el consenso con la oposición y las fuerzas
sociales, la adaptacn (13/24), cooperacn (37/91),
coordinación (16/31), concertación (7/9), negocia-
ción (11/19), respetando (6/9), dispuestos (6/9) y los
intereses generales (4/6). No obstante, este con-
senso no debe interpretarse como una debilidad,
ya que se mantiene la voluntad del Gobierno (4/6),
nuestra posición (5/8), el Gobierno de la nacn
(6/8), lucha contra (16/46) y tenemos que (10/24),
pensando en el futuro, en los pximos años
(13/35).
Los discursos varían desde la certeza de las
palabras es cierto (6/10), es evidente (6/10), sin
duda (14/28), sin duda alguna (4/4), hasta la posi-
bilidad (6/10), puede ser (8/13). Las opiniones y
deseos se realizan en primera persona, fuera del
ámbito del gobierno y del partido: a mi juicio
(10/15), creo que (21/47) y desearía (6/7).
El tercer periodo
González 1993 · Aznar 2000
El último discurso de González y el primero de
Aznar corresponden a periodos en los que no
poseían mayoa absoluta y necesitaban apoyos
para su elección, conteniendo palabras y expre-
siones formales encaminadas a buscar los votos
para la elección y promesas en el caso de que
sean elegidos. Entre las expresiones formales apa-
rece señora Presidenta (11/11), Presidente (19/45),
señor Presidente (18/36), Cámara (66/139), a la
mara (10/20), legislatura (49/108), esta legisla-
tura (14/29), partidos políticos (14/23), el Gobier-
no (80/205), sesión (4/5), parlamentario (8/14),
grupo parlamentario (4/5), grupos parlamentarios
(7/10), los grupos (9/16), grupos (12/20), parla-
mentaria (6/9) y elección (5/7). Los candidatos se
dirigen a la mara bajo la hipótesis que sean
elegidos como el Gobierno que presida si (5/5),
Gobierno si (7/9), si la Cámara me (4/4), si la Cá-
mara (5/6), si obtengo (14/29), si obtengo la con-
fianza (12/18), solicito la confianza de (4/5), presi-
da si obtengo la confianza (5/6), la confianza de la
mara (18/23), Gobierno que presida si (6/6), el
Gobierno que presida (7/8), presida (8/10) y mayo-
a absoluta (4/5).
Para lograr el apoyo de los grupos parlamen-
tarios, especialmente del PNV y CIU, se ofrece
un compromiso de (11/17), el compromiso (9/15),
compromiso (27/58), un programa (11/22), pacto
(17/21), acuerdos (23/40), diálogo (26/61), con-
versaciones (6/7), colaboración de (10/16), la cola-
boración (12/21), con carácter inmediato (6/7),
interlocutores (9/13) e interlocutores sociales (9/12)
En este periodo se vuelve a tratar la organiza-
ción interna del Estado, ahora desde el punto
de vista del Estado de las Autonomías (15/26), Es-
tado Autonómico (7/8), Comunidades Autónomas
(35/78), todas las Comunidades Autónomas (4/5),
autonomía (13/23), autonomías (16/36), de las
autonomías (15/28), Estado (84/225) y la Admi-
nistración del Estado (5/7). Se utiliza la Adminis-
tracn en singular (29/72) como sinónimo de
Estado Central y en plural para las Comunida-
des Autónomas y Entes Locales, Administraciones
(21/44), Administraciones Locales (12/22), Terri-
torial (16/30), Territoriales (6/6) y la construccn
del Estado Autonómico (4/4). Los problemas giran
en torno a un nuevo modelo denanciación auto-
mica (4/4), corresponsabilidad scal (5/6) y el
gasto de las Administraciones (4/4).
En política exterior, la Comunidad Eco-
mica Europea (CEE) camb su nombre el 7 de
adResearch_4_lib.indb 42 02/06/11 12:16
43
El discurso de investidura como instrumento de comunicación política en España · 1979 - 2008 (Pág. 28 a 48)
febrero de 1992 mediante el Tratado de Maastri-
cht por el de Unión Europea (UE) (20/30). Espa-
ña sigue en su proceso de integración en Europa,
pero la importancia que tiene en los discursos es
menor. Se habla de la construccn europea (5/7),
europeo (13/22), la proyección exterior (5/5), un
nuevo orden mundial (4/4) y los criterios de conver-
gencia (4/4).
Es un periodo que comienza con algunas difi-
cultades (15/29) en el primer discurso de Gonzá-
lez, económica (29/125), crisis ecomica (5/18),
pacto social (5/5), interlocutores sociales (7/12),
competitividad (11/27), recuperación (8/25), recu-
peración económica (6/10), fiscal (12/58), finan-
ciación de los partidos (3/4), rentas (4/9) y reformas
estructurales (4/11), dentro de un nuevo orden
mundial (4/4), un nuevo orden (5/7), esta nueva
etapa (5/7) y nueva etapa (7/15). El gobierno
para González ha de realizar un impulso (12/39),
impulsará (12/13) y reformas (36/62).
Globalmente es una época de auge económi-
co con prosperidad (8/12), estabilidad (19/40),
beneficios (6/7), oportunidades (17/35) y bienestar
(19/40), en el que la palabra problema aparece
poco (4/45), al igual que inflación (5/49), terro-
rismo (6/60), libertad (17/91), balanza de pagos
(0/10), reconversión (0/10) y seguridad ciudadana
(1/18), mientras que se habla de mercado de tra-
bajo (9/10) y pleno empleo (6/6). Surgen nuevos
temas como la sociedad de la informacn (5/6),
las telecomunicaciones (8/10), el equilibrio presu-
puestario (5/5), presupuestario (8/14), reduccn
del déficit (4/6) en González, competitividad
(14/27), liberalización (9/12), reformas estructu-
rales (9/11), reforma del impuesto (4/5), reformas
(36/62), impuestos (8/15), la financiación de los
partidos (4/4) o la protección social (8/10).
El cuarto periodo
Zapatero 2004 · Zapatero 2008
Como se indi anteriormente, esta etapa poda
incluirse dentro del tercer periodo si considera-
mos un umbral de 10 y 15 palabras, fundamen-
talmente debido a que el segundo discurso de
Zapatero no recoge gran parte de los efectos de
la crisis financiera y económica. No obstante, es
posible encontrar características claramente di-
ferenciadoras del resto de los discursos e incluso
dentro de los dos correspondientes a Zapatero,
lo que hace que este periodo no pueda conside-
rarse muy homoneo. Las frecuencias de las
palabras y segmentos repetidos contienen tres
meros correspondientes a las veces que apare-
cen en el primer discurso de Zapatero, en el se-
gundo y en el total de los diez discursos.
El primer discurso de Zapatero se enfrenta a
la forma de gobernar de Aznar, buscando un
cambio de actitudes, “otro talante” con frecuen-
cias que se reducen drásticamente en el segundo
discurso. Corresponden a recuperar (6/2/11),
diálogo (12/7/54), el diálogo (7/1/19), renovación
(4/1/10), participación (10/0/57), participación de
(5/0/14), la participación (7/0/30), consenso
(6/2/27) y el respeto (4/2/12).
En el año 2004 Zapatero adquiere un com-
promiso en primera persona con la sociedad
que tambn disminuye en el año 2008. Desta-
can las palabras compromiso (17/7/58), compro-
miso con (7/2/9), un compromiso (5/1/12), volun-
tad (12/7/64), voluntad de (8/6/34), la voluntad
(6/3/27) y la voluntad de (5/2/16). Muestra una
forma de gobernar personalista en el primer dis-
curso que casi desaparece en el segundo: Go-
bierno (59/29/376), un Gobierno (5/1/15), mi
Gobierno (11/1/24). Esto tambn se observa en
la utilización de verbos en primera persona
como quiero (22/8/95) y estoy (6/1/25). Hay un
adResearch_4_lib.indb 43 02/06/11 12:16
aDResearch ESIC
44
Nº 4 Vol 4 · Segundo semestre, julio-diciembre 2011 (Pág. 28 a 48)
incremento del uso del adjetivo posesivo mi
(24/28/129) en el segundo discurso, pero se
debe exclusivamente a la inclusión de mi idea de
España 16 veces en el discurso del 2008. Este
compromiso personal se corrobora en la baja
frecuencia que en los dos discursos tiene el pro-
grama electoral (2/1/85) que tiene connotacio-
nes de partido.
Los aspectos económicos y de gestn están
ausentes en el primer discurso y aparecen en el
segundo, aunque no de forma importante. En el
o 2008 todaa los políticos discuten si existe
crisis, como se observa en una frase al inicio del
segundo discurso de investidura: “Pido su con-
fianza para traducir ese crecimiento económico
en crecimiento social, para generar más y mejor
empleo”. Comparando la frecuencia de las pala-
bras relacionadas a aspectos económicos de estos
dos discursos con el total del corpus se observa
que se encuentran muy sub representadas: eco-
nómica (1/11/125), economía (6/5/109), econó-
mico (4/3/82) y económicos (1/5/35). Se pretende
aislar a España del problema de la crisis mundial
utilizando nuestra economía (3/14/37) y no la pa-
labra crisis (1/3/57). La aparición de la política
económica (0/3/39) es muy débil. Las referencias
a las empresas (0/7/52) son inexistentes en el pri-
mer discurso, aumentando en el segundo: em-
presarial (0/2/7), empresariales (2/2/8), empresa-
rios (0/4/13), sector (0/9/53), sectores (0/2/48)
y sectoriales (0/0/10).
No aparece el problema del paro (0/0/36) a
pesar de que la EPA indi un aumento de casi
250000 personas en el primer trimestre del año
2008, pasando en tres meses del 8,6% al 9,6%.
aparece trabajo (3/12/69) pero solamente una
vez en el 2008 está asociado a la destrucción de
empleo y es para el retorno de los inmigrantes a
sus países cuando lo hayan perdido. El empleo
aparece con una frecuencia media (16/15/141)
y se encuentra vinculado a la generación y apoyo
al empleo.
Otros problemas tradicionales como la infla-
ción (0/2/49) tampoco son característicos de este
periodo. La palabra mercado (0/4/44) no aparece
en el primer discurso de Zapatero y en el segun-
do dos veces está relacionado con el mercado
laboral. que aparecen, aunque no de forma
muy significativa, algunas referencias a la pro-
ductividad (1/3/8) y productivo (0/3/15).
Los aspectos financieros tampoco están en el
primer discurso de Zapatero financiación (0/8/46)
y financiero/a (0/4/21). En el segundo discurso la
financiación se refiere a la autonómica. De la
misma forma, encontramos otras palabras con
una frecuencia menor a la esperada como capital
(0/5/12), capitales (0/0/6), presupuesto (1/0/6),
presupuestario (0/2/14), presupuestaria (2/4/12),
Hacienda (0/0/6), Impuesto (0/8/29) e Impuestos
(0/3/15). En el o 2008 la mayor parte de las
frecuencias de los impuestos son de modifica-
ciones a impuestos existentes como el de Socie-
dades, Sucesiones y Donaciones, Valor Añadido
y sobre la Renta de las Personas Físicas.
Los dos discursos proporcionan una gran
importancia a las medidas de igualdad para
mujeres. Están plagados de referencias a la
igualdad (11/8/51) entre hombres y mujeres que
le llevó a establecerla entre los candidatos/as
electorales y en los puestos de ministros/as. Así
destacan referencias a la mujer (4/4/14), mujeres
(3/15/28), hombres y mujeres (0/6/9), españolas
(5/1/11), violencia de género (0/4/4) y género
(0/5/6). En este último caso la palabra género
que falta la pronuncGonzález pero sin este
sentido de diferenciación de sexo. La discrimina-
ción (2/4/8) aparece las dos veces en el primer
discurso relacionadas con la mujer y una vez en
adResearch_4_lib.indb 44 02/06/11 12:16
45
El discurso de investidura como instrumento de comunicación política en España · 1979 - 2008 (Pág. 28 a 48)
el segundo, correspondiendo el resto a otras
discriminaciones de trato.
Las políticas sociales (2/3/6) abarcan temas
en este periodo como la inmigración (6/4/12),
inmigrantes (1/3/5), pensiones (6/3/23), pobreza
(0/5/7), cohesión (6/6/25), cohesión social (4/3/10),
cohesión (6/6/25), discapacitados (4/1/5), empleo
estable (4/0/8), vivienda (4/5/24), viviendas (2/2/7)
y alquiler (1/3/7). También se encuentra la pala-
bra dependencia (2/1/3) en el sentido recogido en
la Ley de Dependencia (Ley 39/2006, de 14 de
diciembre, de Promoción de la Autonomía Per-
sonal y Atencn a las personas en situación de
dependencia). La cultura (12/1/41) aparece en el
primer discurso, estando también sobre repre-
sentada la educación (10/6/69).
El 11 de marzo de 2004 se producen cuatro
atentados terroristas en trenes de la red de Cer-
caas de Madrid, tambn conocidos como 11-M,
en los que fallecieron 191 personas y 1858 resul-
taron heridas. La Audiencia Nacional sentenció
que la autoría correspondía a grupos yihadistas.
En el discurso del 15 de Abril de 2004 Zapatero
incluye un gran número de referencias al terro-
rismo (17/5/60), contra el terrorismo (10/2/27),
ctimas (4/1/10) de terrorismo y terror (3/0/7).
El 30 de diciembre de 2006 mueren dos per-
sonas en el atentado de la T4 en el aeropuerto de
Barajas, el 1 de diciembre de 2007 dos guardias
civiles en Capbreton (Francia) y el 7 de marzo de
2008 un ex-concejal socialista, todos ellos asesi-
nados por ETA. Zapatero hace referencia a estos
cuatro asesinados con los nombres y apellidos
en el discurso de 2008. Otro fallecido por la vio-
lencia callejera no es incluido.
En la política exterior destaca la retirada de
las tropas españolas de Irak (5/0/5) y la actua-
ción dentro de la legalidad internacional (3/2/5).
En palabras de Zapatero “la ONU (3/2/9) tam-
bién va a ser nuestra ga en la acción exterior de
España”.
En las relaciones entre el individuo y la so-
ciedad destacan palabras como españolas (5/1/11),
españoles (17/5/107), familias (5/4/20), personas
(5/5/26), derechos (9/12/67), ciudadanía (5/1/7)
y ciudadanos/as en plural (21/18/152), pero no
en singular ciudadano/a (5/2/40), español (0/2/34)
y española (6/5/92). Es destacable la baja frecuen-
cia de las palabras libertad (3/1/91) y libertades
(2/1/30).
Hay algunas palabras relacionadas con el me-
dio ambiente como el agua (4/3/7), sostenible
(6/7) y cambio clitico (0/6/6). Tambn se en-
cuentran sobre representadas la innovación
(3/8/22), la investigación (5/8/28), el conocimiento
(2/5/10) y las carreteras (0/4/6) pero no las infra-
estructuras (0/0/18)
La acción de gobierno destaca por pocas re-
ferencias al programa electoral (2/1/85), al sistema
(4/15/136) y objetivos (0/6/75). La acción de go-
bierno está basada en planes y reformas: plan
(7/1/19), Plan (8/8/16), planes (1/3/10), reforma
(23/11/111). Mientras en el primer discurso hay
17 referencias a planes, proyectos y leyes (exclu-
yendo la Constitución), en el año 2008 aumen-
tan hasta los 52, incluyendo en ocasiones canti-
dades expresadas en euros (2/8/10). Son una
batea de medidas para combatir la crisis econó-
mica y financiera mundial. Ese conjunto de nor-
mativas tan amplio solamente se encontraba en
el discurso de Suárez. Para la organización inter-
na del Estado se propone la reforma del Senado
(4/0/5).
5. Las forma de expresarse en el
mensaje
Desde un punto de vista lingüístico es útil deter-
minar la existencia de expresiones formales o
adResearch_4_lib.indb 45 02/06/11 12:16
aDResearch ESIC
46
Nº 4 Vol 4 · Segundo semestre, julio-diciembre 2011 (Pág. 28 a 48)
palabras que son usadas con frecuencia en una
conversación independientemente del tema tra-
tado. Es lo que se conoce como “muletillas”, que
en narrativa se consideran un defecto producido
a veces por falta de vocabulario. Este conjunto
de palabras puede ser utilizado para ayudar en la
determinación de la autoría de un texto.
En el marketing potico pueden explotarse
como una marca. En este periodo son conocidos
el “puedo prometer y prometo” de Adolfo Suárez
y “España va bien” de Aznar. González utilizaba
frecuentemente “por consiguiente”, que fue ex-
plotado con posterioridad para crear el eslogan
“por consiguiente, Felipe Presidente”. En el caso
de Zapatero se exagela pronunciación de la
letra d al final de las palabras convirtiéndola en
una z que coincidía con la inicial de su apellido
(“verdaz”, “solidaridaz”, etc.). La sucesión de pa-
labras en forma de segmento repetido también
se util