Postures, Necklines,
Heels and Makeup:
College Student Perceptions
about Sexualized Girls in
Fashion Magazines
Posturas, escotes,
tacón y maquillaje:
percepciones de
universitarios sobre
las niñas sexualizadas
en revistas de moda
The image that media communicates of childhood creates stereotypes about them
and inuences their lifestyles. Specially, girls bodies are converted into a show by
certain corporate culture that consider girls as consumer objects. In this context, we
wonder how Spanish college students perceive girls showed by fashion magazines
exhibiting sexualizing attributes. The study also explores the sexualizing power of
the attributes perceived. Another aim is to determine if there are dierent segments
of individuals based on the previous perceptions. An online survey was conducted
among 449 college students (18-25 years old), conscious about the communication
world. The objective was to determine the attributes considered more and less
related with a sexualizing power. Results show that participants are highly sensitive
to the sexualization of girls in fashion magazines. Contestants can identify attributes
with a high sexualizing power in aspects regarding to stylish, make up, postures,
corporal exhibition and language portrayed in the images. There are four groups
clearly identied according to more and less sexualizing power linked to the attributes
perceived. A rst group does not assign a sexualizing power to the attributes that
adultize girls. Secondly, there are individuals who do not notice any sexualizing power
in the attributes studied. A third group perceives the sexualizing power in the attributes
related to the corporal exhibition. Finally, a group that observes a high sexualizing
power in all the attributes.
La imagen que los medios proyectan de la infancia genera estereotipos sobre ella y
afecta a su forma de vida. En especial, los cuerpos de las niñas se transforman en es-
pectáculo por ciertas culturas empresariales que las consideran como objeto de con-
sumo. Ante este escenario nos preguntamos cómo perciben los jóvenes españoles
universitarios a las niñas que se muestran en las revistas de moda exhibiendo atributos
sexualizantes, cuál es el poder sexualizante de esos atributos que perciben y si pode-
mos identicar distintos segmentos de individuos a partir de las percepciones anterio-
res. Se llevó a cabo una encuesta online entre 449 universitarios de edades entre 18
y 25 años, imbuidos en el mundo de la comunicación, para determinar los atributos
considerados con mayor y menor poder de sexualización. Los resultados muestran
que los investigados son altamente sensibles a la sexualización de las niñas en revistas
de moda, identicando atributos con un elevado poder sexualizante en aspectos rela-
cionados con el estilismo, el maquillaje, las posturas, la exhibición corporal y el lenguaje
exhibidos en las imágenes. Se identican 4 grupos de individuos claramente diferen-
ciados según el mayor o menor poder sexualizante atribuido a los distintos atributos
considerados: los que no otorgan poder sexualizante a los atributos que adultizan, los
que solo perciben poder sexualizante en los atributos vinculados con la exhibición
corporal, los que no perciben ningún poder sexualizante en los atributos estudiados, y
los que perciben un alto poder de sexualización en todos los atributos.
ABSTRACT
RESUMEN
JEL Classication:
M31, M37
Key words:
Children sexualization,
advertising,
youths perceptions,
segmentation,
fashion magazines,
cluster analysis
Clasicación JEL:
M31, M37
Palabras clave:
Sexualización infantil,
publicidad,
percepciones de
los jóvenes,
segmentación,
revistas de moda,
análisis cluster
aDResearch ESIC
Nº 18 Vol 18 · Segundo semestre, julio-diciembre 2018  págs. 12 a 29 Nº 18 Vol 18 · Segundo semestre, julio-diciembre 2018  págs. 12 a 29
Narros González, .J., Díaz-Bustamante Ventisca, M., y
Llovet Rodríguez, C. (2018)
Posturas, escotes, tacón y maquillaje: percepciones
de universitarios sobre las niñas sexualizadas
en revistas de moda
aDResearch ESIC. Nº 18 Vol 18
Segundo semestre, julio-diciembre 2018 · Págs. 12 a 29
https://doi.org/10.7263/adresic-018-01
María José Narros González
Prof. Titular del Dpto. de Organización de Empresas
y Marketing de la UCM.
mjnarros@ucm.es
Mónica Díaz-Bustamante Ventisca
Prof. Ayudante Doctor del Dpto. de Organización
de Empresas y Marketing de la UCM.
mdiaz-bu@ucm.es
Carmen Llovet Rodríguez
Associate Professor, School of Arts and Science,
New York Institute of Technology Beijing campus.
cllovet@nyit.edu
aDResearch ESIC
14
15
Posturas, escotes, tacón y maquillaje: percepciones de universitarios sobre las niñas sexualizadas en revistas de moda· págs. 12 a 29
Nº 18 Vol 18 · Segundo semestre, julio-diciembre 2018  págs. 12 a 29
1. Introducción
Cómo se percibe la infancia a partir de las publi-
caciones comerciales y de las imágenes difundidas
desde los medios de comunicación no es tema
baladí, pues solo la concienciación de la sociedad
sobre la vulneración de sus derechos llevará a su
defensa ante empresas, medios de comunicación,
organizaciones de consumidores e instituciones
públicas tanto offline como en redes sociales
(Díaz-Bustamante et al., 2016).
Los artículos 4 y 5 de la Ley Orgánica 1/1996,
de 15 de enero, de Protección Jurídica del Niño,
establecen que los niños tienen derecho al ho-
nor, intimidad y propia imagen. Así, se considera
ilegítima cualquier utilización de la imagen del
niño en los medios de comunicación que pueda
suponer un descrédito de su reputación o que
sea contraria a sus intereses, incluso constando
el consentimiento de sus representantes legales.
Si bien está claro que la Ley defiende al propio
niño que aparece en el medio de comunicación,
en cuanto a su honor, intimidad e imagen, lo que
la Ley no consigue evitar es que la imagen general
(o estereotipo) de la infancia que se proyecta des-
de los medios de comunicación pueda dañar a la
propia infancia. Y es que las imágenes de los niños
generan ideas y actitudes sobre la naturaleza de
la infancia que, al mismo tiempo, se integran en
su cultura y afectan a su forma de vida (Holland,
2008, p.37).
Desde esta perspectiva, Giroux (2003, pp.27-
28) denuncia una cultura empresarial que con-
vierte al niño en consumidor de productos y
que por ello «hace de los cuerpos de los niños
un espectáculo constante». Además, señala es-
pecialmente «el interés de determinadas indus-
trias en la promoción de tales exhibiciones», y la
«influencia que la cultura empresarial ejerce en
la redefinición de los términos mediante los que
se nombran, comprenden y tratan las experien-
cias e identidades de los niños». Siguiendo esta
línea, Marí Rodríguez (2012) analiza el efecto
que la publicidad insertada en los videojuegos
infantiles tiene sobre la propia infancia y su vida
cotidiana.
En este contexto, se entiende que la ima-
ginería utilizada en las comunicaciones de las
empresas resulta fundamental para construir
distintos estereotipos de la infancia que identi-
fiquen a cada parte de la población infantil a la
que las empresas se dirigen con sus productos.
El trabajo de Lemish y Götz (2017) profundiza
precisamente en los estereotipos de la infancia
que se generan desde los distintos medios y ca-
nales de comunicación, y denuncia como «los
medios tienen el potencial para contribuir a per-
petuar una injusticia de género, persistiendo en
presentar un universo estereotipado y segregado
para niños y niñas» (p.9). Numerosos autores
(Lindner, 2004; Stankiewicz y Rosselli, 2008;
Zotos y Tsichla, 2014; Gunter, 2014) ponen de
manifiesto la responsabilidad de la publicidad,
en las revistas en general y en las revistas de
moda en particular, a la hora de promover este-
reotipos de género que perjudican a las mujeres
y a las niñas.
En este artículo se presentan los siguientes in-
terrogantes o preguntas de investigación:
• ¿Cómopercibenlosjóvenesespañolesa
las niñas que se muestran en las revistas
de moda exhibiendo atributos sexuali-
zantes?
• ¿Cuáleselpodersexualizantequeperci-
ben los jóvenes españoles que tienen los
atributos que se muestran en las imágenes
de las niñas en las revistas de moda?
• ¿Podemosidenticardistintossegmentos
de individuos a partir de las percepciones
anteriores?
2. Antecedentes teóricos
Comunicaciones comerciales
y sexualización infantil
Tal y como indica Gunter (2014, pp.155-165),
el uso del sexo para promocionar y vender pro-
ductos dirigidos a todo tipo de públicos está
ampliamente extendido como práctica habitual
de las empresas en sus comunicaciones comercia-
les. Esta práctica ha derivado en una cosificación
sexual de las mujeres a través de las imágenes
publicitarias que no se da con tanta frecuencia
en el caso de los hombres. Las mujeres no solo
se presentan como un simple objeto, sino como
un objeto sexual. En el caso de las revistas de
moda femenina, la representación de la mujer
sexualmente cosificada es constante y esto afecta
a las actitudes, creencias y comportamientos de
sus audiencias en general y de forma particular
con respecto a las mujeres.
La costumbre de sexualizar a la mujer adulta
desde los medios y las comunicaciones comer-
ciales se ha extendido también a las mujeres
adolescentes y a las niñas (Katsulis, López, Harper
& Scheiner Gillis, 2013, pp. 1-2, pp.7-8), siendo,
de nuevo, especialmente intensa la que se desa-
rrolla desde las revistas de moda femenina y las
dirigidas al público adolescente y preadolescente
(Gunter 2014, pp. 86-87). Las modelos infanti-
les se muestran «exageradamente maquilladas,
con altos tacones y exhibiendo una sensualidad
incongruente con su edad», «promocionando
productos para el público infantil, pero con un
estilo y en una manera propias de adulto» (Gunter
2014, p.87).
En este punto conviene aclarar que si la se-
xualización se relaciona con el hecho de ser o
mostrarse sexy (Smolak, Murnen & Myers, 2014,
pp.379-380), la sexualización infantil puede en-
tenderse como la «imposición de una sexualiza-
ción adulta a los niños o jóvenes antes de que
sean capaces de gestionarla mental, emocional o
físicamente» (Papadopoulos, 2010, p.6). En esta
línea, Arteaga-Villamil (2010) define la sexuali-
zación de las niñas como «la manera en que las
niñas-adolescentes, dentro de su contexto social,
manifiestan ciertos aspectos que no les son pro-
pios, como la desmedida feminidad derivada de
la carga sexual».
Percepciones sobre niñas sexualizadas
La sexualización constante de las niñas desde los
medios de comunicación va generando un este-
reotipo general que promueve unas niñas siempre
sexualizadas, lo que tiene un impacto negativo
sobre la imagen de dichas niñas, puesto que la
sexualización suele estar asociada a percepciones
negativas de tipo intelectual, social, cognitivo, etc.
(Stone, Brown & Jewel, 2015, p.2)
Graff, Murnen y Smolak (2012, pp.771-773)
identifican que, en Estados Unidos, las niñas que
visten de forma sexualizada son percibidas por los
estudiantes universitarios como menos compe-
tentes, inteligentes, capaces, resueltas y decorosas
que las que visten de forma no sexualizada. Sin
embargo, también son consideradas como más
populares, modernas y atractivas.
Stone et al. (2015) han centrado su estudio
en las percepciones que tiene el propio público
infantil (entre 6 y 11 años) sobre las niñas sexuali-
zadas, constatando que cuando éstas se muestran
exageradamente sexualizadas son percibidas co-
mo menos atléticas, agradables e inteligentes, y
más populares y preocupadas por su apariencia
que las no sexualizadas. En este estudio, resulta
especialmente interesante descubrir cómo, según
la edad del público infantil, las percepciones sobre
las niñas sexualizadas presentan diferencias; así,
los preadolescentes perciben más a las niñas se-
xualizadas como niñas enfocadas o preocupadas
en su apariencia que como niñas propiamente
aDResearch ESIC
16
17
Posturas, escotes, tacón y maquillaje: percepciones de universitarios sobre las niñas sexualizadas en revistas de moda· págs. 12 a 29
Nº 18 Vol 18 · Segundo semestre, julio-diciembre 2018  págs. 12 a 29
sexualizadas. También resulta llamativo que algu-
nos de los códigos de vestimenta tradicionalmente
considerados como sexualizantes en la literatura
académica, generen asociaciones positivas sobre
la forma de ser de las niñas que los exhiben; por
ejemplo, las niñas que visten ropa muy corta
(shorts y tops) sí son consideradas por algunos de
los investigados como inteligentes, atléticas y sim-
páticas. Asimismo, se constatan diferencias en las
percepciones de las niñas sexualizadas en función
del sexo de los niños investigados. Precisamente,
las propias niñas se muestran más vulnerables a
las imágenes de niñas sexualizadas que los niños
ya que, aunque perciben que estas son menos in-
teligentes; sin embargo, quieren parecerse a ellas
al valorarlas como más populares.
En esta misma línea, Jongenelis, Pettigrew, Byr-
ne y Biagioni (2016) han analizado las percepcio-
nes que tienen las niñas australianas (entre 6 y 11
años) sobre las imágenes de niñas sexualizadas,
corroborando cómo éstas se valoran como menos
simpáticas, pero más cool que las no sexualizadas.
Igualmente, se identifican asociaciones entre el
tipo de ropa y el maquillaje que exhiben las niñas
sexualizadas y rasgos y habilidades tales como que
sean más mayores, pero menos fuertes, inteligen-
tes, capaces y decorosas.
Estos estereotipos de universitarios y niños
sobre las niñas sexualizadas son congruentes
con estudios anteriores, realizados con otros
públicos, en cuanto a sus percepciones sobre
mujeres sexualizadas (Glick, Larsen, Johnson
& Branstiter, 2005), mujeres cosificadas (Gu-
rung & Chrouser, 2007) y niñas cosificadas
(Holland & Haslam, 2016).
Aunque la literatura es abundante en el estudio
de las percepciones y estereotipos que se gene-
ran cuando se comparan imágenes de mujeres o
niñas sexualizadas con no sexualizadas, poco se
ha investigado sobre la percepción de si existe o
no sexualización en una única imagen (que no se
compara con ninguna otra) en la que abundan
atributos o elementos considerados como sexua-
lizantes por la propia literatura, y en el mayor o
menor poder de sexualización asignado a dichos
atributos.
No todos los individuos otorgan los mismos
significados a los elementos de su entorno, por lo
que sus percepciones y actitudes ante dichos ele-
mentos vienen condicionadas y difieren en función
de dichos significados y de los procesos que siguen
para su codificación (Kassin & Baron, 1986).
En este sentido, pensamos que la percepción,
en términos absolutos, de la imagen de una niña
sexualizada y del poder sexualizante asignado a
los distintos atributos y elementos que muestran
las niñas sexualizadas es diferente según los indi-
viduos; lo que nos permite suponer que existen
distintos segmentos de individuos en función de
las percepciones anteriores. Y esto es lo que se
propone investigar empíricamente en el presente
trabajo.
Atributos que sexualizan a la infancia
Numerosos autores han estudiado la represen-
tación de las mujeres en las comunicaciones co-
merciales y su vinculación con los estereotipos
femeninos vigentes en la sociedad. Tal y como
indica Gunter (2014, pp.157-159), la sexuali-
zación de las mujeres ha sido predominante en
el medio revistas y, especialmente intensa, en las
revistas de moda femenina.
Una de las constantes de la sexualización feme-
nina en la comunicación comercial de las revistas
es la vinculada con los códigos de vestimenta:
vestir provocativamente, mostrarse notoriamente
menos vestida que los hombres, exhibir el cuerpo,
destacar por la ausencia de ropa, etc. (Ferguson,
Kreshel & Tinkham, 1990; Lin, 1997; Reichert,
Larnbiase, Morgan, Carstarphen & Zuzwirn,
1999). En esta línea, la escala de Smolak et al
(2014), para medir el comportamiento auto-se-
xualizante de los individuos, tiene en cuenta el
uso de determinados elementos con el objetivo de
mostrase sexy: prendas de vestir (tacones, shorts,
tops, etc.), complementos (joyas y perfumes),
peinados, etc.
En lo que se refiere a los gestos y las posturas
de las mujeres sexualizadas en revistas, Goffman
(1978) fue uno de los primeros en profundizar
en su estudio, identificando códigos sexualizantes
en la posición de manos, pies y cabeza, y en las
expresiones del rostro. Rudman y Verdi (1993)
abundaron en este sentido en las posturas de las
modelos femeninas sexualmente sumisas a los
hombres.
Stankiewicz y Rosselli (2008) señalan que
una mujer se define como objeto sexual en la
publicidad de revistas cuando su «sexualidad es
utilizada para vender un producto». Así, el que
la mujer o una parte de su cuerpo se codifique
como objeto sexual vendrá determinado por su
expresión facial (p.ej.: que sugiera deseo sexual),
por su postura (p.ej.: con las piernas abiertas), por
su actividad (p.ej.: acariciando a otra persona de
manera sexualmente sugerente), por su maquilla-
je (p.ej.: con sus labios rojos), por el ángulo con el
que se ha enfocado (p.ej.: enfatizando el pecho),
y por la cantidad de superficie corporal exhibida.
En este contexto, Pagiaslis (2012) habla de la
imaginería sexual en la publicidad e incorpora
atributos y elementos que aparecen en las imá-
genes publicitarias, y que tienen que ver con el
lenguaje (sexualmente sugerente o insinuante),
con el escenario con «carga sexual», y con otros
símbolos de claro contenido sexual que se inser-
tan en los anuncios.
Una de las escalas más completas para medir el
grado de sexualización que presentan las imáge-
nes de individuos adultos, es la desarrollada por
Hatton y Trautner (2011) que tiene en cuenta on-
ce variables relacionadas con la posible imaginería
sexualizante mostrada: el grado de vestimenta/
desnudez, el tipo de tocamiento, la postura gene-
ral, la expresión de la boca, el énfasis en el pecho,
los genitales y las nalgas, el significado del texto
mostrado, el foco en el rostro o en el cuerpo, la
acción de tipo sexual desarrollada y el rol sexual
interpretado.
Una parte de los atributos utilizados para
analizar la sexualización de individuos adultos,
y especialmente de mujeres, en las imágenes
publicitarias o comerciales difundidas desde las
revistas, se ha incorporado en las escalas que mi-
den la sexualización de las niñas en ese mismo
tipo de soportes.
De hecho, las características que más frecuen-
temente se utilizan en las revistas para sexualizar
a las niñas están relacionadas con la vestimenta
que estas exhiben: camisetas cortas o tops, pren-
das que muestran el cuerpo y destacan el pecho,
ropa ajustada y tacones altos (Jongenelis et al.,
2016, p.150).
La escala más difundida para medir esta sexua-
lización de las niñas en las revistas es la desarrolla-
da por Graff, Murnen y Krause (2013) que recoge
una lista de 13 características sexualizantes rela-
cionadas con el estilismo (ropa, accesorios, pei-
nado, etc.), la enfatización del cuerpo de la niña y
el erotismo. Esta escala se basa en la desarrollada
previamente por Goodin, Van Denburg, Murnen
y Smolak (2011) para analizar la sexualización de
las niñas mostrada en las imágenes difundidas
desde las Webs de los establecimientos de moda
infantil. A pesar de la indudable utilidad de estas
escalas, consideramos que son bastante limitadas
al no tener en cuenta dimensiones sustanciales de
la sexualización que sí que tienen en cuenta las
escalas que se aplican a las imágenes de adultos:
postura, gesto, entorno o lenguaje.
aDResearch ESIC
18
19
Posturas, escotes, tacón y maquillaje: percepciones de universitarios sobre las niñas sexualizadas en revistas de moda· págs. 12 a 29
Nº 18 Vol 18 · Segundo semestre, julio-diciembre 2018  págs. 12 a 29
3. Metodología
Diseño de investigación, universo y muestra
La investigación, que persigue dar respuesta a
las preguntas de investigación planteadas en el
apartado de introducción del trabajo, se susten-
ta en un diseño descriptivo transversal, idóneo
para describir variables, y analizar su incidencia
e interrelación en un momento determinado del
tiempo.
Se ha definido una población objeto de estudio
de jóvenes españoles de 18 a 25 años de edad,
vinculados, académica y/o profesionalmente, con
los medios de comunicación. El interés de estu-
diar una muestra de esta población se basa tanto
en su exposición habitual a imágenes publicitarias
como en la consideración de que se trata de un
colectivo que, por su edad y formación, podría
presentar menos prejuicios frente al fenómeno de
la sexualización (Bocharova, 1997; Hong, 2013,
pp.45-65; Lavender-Stott & Allen, 2017).
La muestra, inicialmente compuesta por 463
jóvenes, ha quedado finalmente reducida a 449
individuos, tras eliminar todos los casos que no
completaron adecuadamente el cuestionario su-
ministrado. Esta muestra ya depurada (n=449)
se compone por un 61,7% de mujeres y un
38,3% de hombres, con una edad media de 22
años (desviación típica de 1,5 años). El 54,3 %
de esta muestra son estudiantes universitarios, el
36,3% estudiantes que además trabajan y el 9,4%
restante trabajadores en activo.
La obtención de información se ha realizado
mediante la técnica de encuesta online, aplicando
un cuestionario estructurado. Los participantes
se seleccionaron por conveniencia en el entorno
personal y profesional de las autoras. La lista de
los 463 participantes incluye, de cada participante
(identificado mediante documento oficial), una
autorización expresa para formar parte del estu-
dio y recibir por correo electrónico el link a la
Web de la encuesta, su correo electrónico auto-
rizado y sus datos de género y edad.
El acceso a la encuesta online, previo envío del
link de la Web de la encuesta al correo electróni-
co autorizado de cada participante, y la corres-
pondiente recogida de datos se ha llevado a cabo
durante el mes de noviembre de 2017.
Cuestionario
Las variables objeto de estudio recogidas en el
cuestionario se refieren a:
a. La percepción del grado de sexualización de
las niñas en las imágenes difundidas desde las
revistas de moda. Para medir esta variable, se
muestra a los investigados una de las imáge-
nes publicadas en las páginas de estilismos del
especial de Vogue Paris Cadeux (nº 913), que
generó una fuerte controversia en la opinión
pública mundial por mostrar a niñas altamente
sexualizadas (Bellver, 2011; Gail, 2011; París
Agencias, 2011). Estas imágenes son mencio-
nadas en la literatura académica como paradig-
ma de niñas altamente sexualizadas (Gunter,
2014, p.86; Moloney y Pelehach, 2014, p.123;
Llovet et al., 2016, p.159).
La niña que aparece en la imagen seleccionada
exhibe la mayoría de los atributos considera-
dos sexualizantes según las escalas de Graff et
al. (2013) y de Smolak et al. (2014).
El grado de sexualización atribuido por los
investigados a esta imagen se ha medido me-
diante una escala de Likert de 4 posiciones
(1=nada, 2=un poco, 3=bastante, 4=mucho).
b. Las valoraciones (percepciones) sobre el grado
de acuerdo/desacuerdo de los investigados
del poder sexualizante que tienen una serie
de atributos testados que se muestran en las
imágenes de niñas en las revistas de moda;
atributos vinculados tanto con las posturas,
expresiones y códigos de vestimenta que ex-
hiben dichas niñas, como con el escenario
en el que se sitúan las mismas. Su selección
se ha realizado tanto a partir de ítems de es-
calas ya validadas por la literatura académica
en este ámbito de estudio como de nuevos
ítems, identificados en una fase previa a la
realización del presente trabajo a través de 4
focus groups (realizados con 33 estudiantes es-
pañoles de publicidad en septiembre-octubre
de 2016).
Con respecto a las escalas ya utilizadas en la
literatura académica, se consideran ítems de las
escalas de Graff et al. (2013), de Smolak et al.
(2014) y de Hatton y Trautner (2011). En el
caso de las escalas de Smolak et al. (2014) y de
Hatton y Trautner (2011), los ítems selecciona-
dos (originariamente utilizados para estudiar
la sexualización de personas adultas) se han
proyectado, en este estudio, para el análisis
de la sexualización de niñas.
En cuanto a los nuevos ítems generados en
los focus groups, todos fueron revisados por
un grupo de expertos en infancia procedentes
de diversas áreas (padres, educadores, psi-
cólogos, abogados, sociólogos y estilistas de
moda).
Así, se ha utilizado una escala final compuesta
por 35 ítems. El poder sexualizante de estos
ítems(¿enquégradocreesquecadaunode
los siguientes atributos y elementos sexualizan
a las niñas?) se midió mediante una escala de
4 posiciones (1=nada, 2=un poco, 3=bastante,
4=mucho), asegurando una elevada fiabilidad
para el conjunto de la escala (α de Cronbach
= 0,95). Antes de la realización de la encuesta
por Internet, la escala fue administrada, en
presencia de las autoras de este trabajo, a un
grupo de 4 jóvenes españoles para verificar
la correcta comprensión de la misma y de los
ítems que la componen.
4. Resultados
Los resultados obtenidos relativos a la percepción
de sexualización infantil de niñas a partir de la
imagen testada revelan que mayoritariamente la
población de estudio sí que percibe que existe
sexualización. Así, aproximadamente 8 de cada
10 jóvenes afirman percibir cierto grado de sexua-
lización, señalando las opciones de «Bastante de
acuerdo» (32,1%) y «Muy de acuerdo» (45,7%).
De forma desagregada, a continuación, se muestra
la distribución de la variable que representa dicha
percepción según los tramos de la escala de Likert
aplicada (Tabla 1).
Tabla 1 · Distribución del grado de percepción
de sexualización sobre la imagen testada
Frecuencia Porcentaje
Porcentaje
acumulado
Nada 16 3,6 3,6
Un poco 84 18,7 22,3
Bastante 144 32,1 54,3
Muy de acuerdo 205 45,7 100,0
Total 449 100,0
En el análisis de la medición de la valoración
sobre los atributos considerados más sexualizan-
tes en imágenes de niñas publicadas en revistas
de moda por el público estudiado se aprecia, para
el conjunto de los 35 ítems evaluados, una distri-
bución muy repartida entre el grado de acuerdo
y desacuerdo. Aproximadamente, para la mitad
de los atributos evaluados (18 atributos) se ob-
serva una puntuación media de acuerdo con su
poder sexualizante por encima o muy próxima a
la media teórica (2,5 puntos) al tratarse de una
escala entre 1 y 4 puntos (Tabla 2).
aDResearch ESIC
20
21
Posturas, escotes, tacón y maquillaje: percepciones de universitarios sobre las niñas sexualizadas en revistas de moda· págs. 12 a 29
Nº 18 Vol 18 · Segundo semestre, julio-diciembre 2018  págs. 12 a 29
Tabla 2 · Estadísticos descriptivos de los atributos sexualizantes
Número
de casos
Media Desviación
Ropa ajustada, leggins 449 2,20 1,051
Prendas que acentúan y destacan el escote 449 3,39 0,846
Tops y prendas que dejan al descubierto el abdomen y/o la espalda 449 2,77 1,021
Zapatos de tacón 449 3,12 0,961
Ropa con palabras, ilustraciones y/o imágenes con carga erótica/sexual/agresiva
y/o grosera
449 3,31 0,892
Ropa muy corta (faldas, vestidos, shorts…) 449 2,77 1,035
Cabello con mechas, reejos, decoloraciones… 449 2,11 1,060
Prendas que acentúan y destacan el pecho 449 3,40 0,850
Prendas de tejidos propios de ropa para adultos(ej. lenceros, seda, terciopelo...) 449 3,04 1,010
Prendas de cuero y/o de pieles (ej. cuero negro o rojo) 449 2,39 0,978
Bisutería o joyas de adulto (ej. collares largos, gargantillas, pendientes exagerados..) 449 2,45 1,001
Piercings en el cuerpo (ej. en el ombligo) 449 2,97 1,006
Estampados típicos de ropa de adultos (ej. pieles de animales, grabados...) 449 2,20 0,994
Postura/gesto sosticado/mundano 449 2,47 1,033
Postura/gesto poco espontaneo 449 2,33 1,036
Postura/gesto serio 449 2,04 1,028
Maquillaje 449 3,12 0,938
Accesorios y complementos de adulto (cinturones, bolsos, gafas…) 449 1,98 0,955
Peinado de adulto (recogidos, cardados, etc.) 449 2,23 0,984
Hombreras 449 1,71 0,889
Prendas de colores oscuros (negro, gris…) 449 1,51 0,774
Ropa muy larga o ultra grande 449 1,49 0,732
Prendas con tachuelas o remaches 449 1,77 0,904
Mezcla de prendas y complementos de verano e invierno 449 1,57 0,834
Medias propias de mujer adulta (ej. de rejilla, de seda, con brillos...) 449 3,08 0,968
Con respecto a la ordenación obtenida, la
prueba estadística aplicada a través del contraste
de Friedman indica la existencia de diferencias
estadísticamente significativas en la valoración
de los diferentes atributos con posible poder de
sexualización a partir de las puntuaciones asig-
nadas para los 449 individuos que componen la
muestra (Tabla 3).
Tabla 3 · Prueba de Friedman
Número de casos 449
Chi-cuadrado 6230,956
gl 34
Sig. asintótica 0,000
Así, entre los atributos considerados con ma-
yor poder de sexualización destacan entre otros:
«la postura o gesto sexy» (media de 3,52 puntos),
«las prendas que acentúan y destacan el pecho y
el escote» (media de 3,40 y 3,39 puntos respec-
tivamente), «ropa con palabras, ilustraciones y/o
imágenes con carga erótica/sexual» (3,31 puntos),
seguidos de «zapatos de tacón» y «maquillaje»
(3,12 puntos en ambos), «look con ropa interior o
de baño visible bajo la ropa de calle» (3,11 puntos
de media) y «medias propias de mujer adulta»
(3,08 puntos).
Por otra parte, los atributos, en que el conjunto
de la población de estudio (recordemos que su
edad se encuentra comprendida entre 18 y 25
años) manifiesta cierto grado de desacuerdo con
su poder de sexualización de imágenes de niñas
en revistas de moda, se centran principalmente en
los ítems de mayor a menor grado de desacuerdo
(puntuación más baja en la escala de 1 a 4 puntos)
siguientes: «ropa ultra grande» (media de 1,49
puntos), «prendas de colores oscuros» (1,51 pun-
tos), «mezcla de prendas de verano e invierno»
(1,57 puntos), «calzado y prendas con tachuelas»
(1,71 y 1,77 puntos de media respectivamente),
«hombreras» (1,71 puntos), seguidos de «estilo
punk» (1,84 puntos de media) y «accesorios y
complementos de adulto» (1,98 puntos).
Número
de casos
Media Desviación
Look con ropa interior o de baño visible bajo la ropa de calle 449 3,11 0,969
Postura/gesto/acto propio de adultos 449 2,87 1,013
Traje de chaqueta completo 449 1,90 0,967
Prendas con rotos y/o agujeros 449 2,02 0,928
Calzado con tachuelas o remaches 449 1,71 0,878
Identidad de género ambigua 449 1,61 0,862
Postura/gesto sexy/seductor 449 3,52 0,753
Escenario inadecuado para niños (tenebroso, cruento...ej. una niña en un baño
público de hombres)
449 2,99 0,991
Piercings en la cara 449 2,65 1,132
Estilo punk 449 1,84 0,871
.../...
aDResearch ESIC
22
23
Posturas, escotes, tacón y maquillaje: percepciones de universitarios sobre las niñas sexualizadas en revistas de moda· págs. 12 a 29
Nº 18 Vol 18 · Segundo semestre, julio-diciembre 2018  págs. 12 a 29
Con el propósito de segmentar a la audiencia
potencial de jóvenes relacionados con el mundo
de la comunicación de acuerdo con sus actitudes
hacia los diferentes atributos de sexualización tes-
tados, se ha aplicado un análisis clúster K-medias,
utilizando como variables de entrada, el sexo, la
percepción sexualizada (ausencia/presencia) de la
imagen testada y las variables de valoración reco-
dificadas en dos tramos: sexualiza y no sexualiza,
para asegurar un número suficiente de efectivos
en todas las categorías de presencia/ ausencia,
dado el tamaño de la muestra.
Como es sabido, este tipo de técnica no ofrece
como resultado una única solución, por lo que se
probó un rango de agrupaciones de 2 a 5 segmen-
tos, optando como solución óptima la de cuatro
grupos. Los criterios considerados para su selec-
ción fueron el tamaño de los grupos, su interpre-
tabilidad y las distancias entre centros de clúster.
En primer lugar, se ha procedido a contrastar
la existencia de asociación estadística entre la tipo-
logía obtenida y la percepción de sexualización en
cada grupo sobre la imagen testada. Se observan
diferencias estadísticamente significativas para los
grupos 1 y 4 en que encuentra relacionado la per-
tenencia al segmento con una percepción sexuali-
zada (83,21% y 88,57% respectivamente). Para el
grupo 2, se invierten los porcentajes, encontrán-
dose asociado con no percibir sexualización en la
imagen testada (54,37% en este segmento frente
a un porcentaje medio sobre el total de la muestra
con este tipo de percepción del 28,29%) (Gráfico
1). En el grupo 3, las diferencias observadas no
son estadísticamente significativas y presenta un
comportamiento muy próximo al perfil medio del
conjunto de la población de estudio (71,72%).
A continuación, se describen de manera más
detallada los cuatros segmentos identificados y
sus principales indicadores observables de los
factores o atributos sexualizantes basados en su
percepción, medida a través del grado de acuerdo
o desacuerdo (Tabla 4).
Gráco 1 · Tipología obtenida según presencia/ausencia de percepción de sexualización
20
30
10
0
40
60
50
80
70
90
100
Grupo 1 Grupo 2 Grupo 3 Grupo 4 Total
Percepción de sexualización
No
16,79
54,37
28,28
28,29
11,43
45,63
71,72
71,71
83,21
Si
88,57
Tabla 4 · Medias de valoración del poder sexualizante de los atributos testados según la
tipología obtenida
Número de grupo
1 2 3 4 Total
Ropa ajustada, leggins 2,20 1,43 2,39 2,99 2,20
Prendas que acentúan y destacan el escote 3,67 2,44 3,61 3,83 3,39
Tops y prendas que dejan al descubierto el abdomen y/o la espalda 3,07 1,54 3,06 3,43 2,77
Zapatos de tacón 3,63 2,00 3,12 3,79 3,12
Ropa con palabras, ilustraciones y/o imágenes con carga erótica/sexual/agresiva
y/o grosera
3,61 2,77 3,23 3,73 3,31
Ropa muy corta (faldas, vestidos, shorts…) 2,84 1,82 3,11 3,33 2,77
Cabello con mechas, reejos, decoloraciones… 2,60 1,22 1,71 3,34 2,11
Prendas que acentúan y destacan el pecho 3,62 2,49 3,66 3,79 3,40
Prendas de tejidos propios de ropa para adultos(ej. lenceros, seda, terciopelo...) 3,52 2,20 2,90 3,66 3,04
Prendas de cuero y/o de pieles (ej. cuero negro o rojo) 2,69 1,50 2,30 3,31 2,39
Bisutería o joyas de adulto (ej. collares largos, gargantillas, pendientes exagerados..) 3,05 1,50 2,14 3,39 2,45
Piercings en el cuerpo (ej. en el ombligo) 3,44 1,95 2,94 3,66 2,97
Estampados típicos de ropa de adultos (ej. pieles de animales, grabados...) 2,63 1,40 1,82 3,33 2,20
Postura/gesto sosticado/mundano 2,89 1,54 2,36 3,27 2,47
Postura/gesto poco espontaneo 2,78 1,44 2,23 3,01 2,33
Postura/gesto serio 2,47 1,17 1,81 2,97 2,04
Maquillaje 3,61 2,18 3,06 3,69 3,12
Accesorios y complementos de adulto (cinturones, bolsos, gafas…) 2,34 1,24 1,70 2,97 1,98
Peinado de adulto (recogidos, cardados, etc.) 2,75 1,39 1,86 3,27 2,23
Hombreras 2,06 1,12 1,40 2,59 1,71
Prendas de colores oscuros (negro, gris…) 1,68 1,09 1,30 2,29 1,51
Ropa muy larga o ultra grande 1,62 1,08 1,30 2,26 1,49
Prendas con tachuelas o remaches 1,85 1,12 1,54 3,03 1,77
Mezcla de prendas y complementos de verano e invierno 1,63 1,09 1,46 2,41 1,57
Medias propias de mujer adulta (ej. de rejilla, de seda, con brillos...) 3,45 2,07 3,19 3,66 3,08
.../...
Porcentaje
aDResearch ESIC
24
25
Posturas, escotes, tacón y maquillaje: percepciones de universitarios sobre las niñas sexualizadas en revistas de moda· págs. 12 a 29
Nº 18 Vol 18 · Segundo semestre, julio-diciembre 2018  págs. 12 a 29
Grupo 1. «Percepción media a elevada de
sexualización sin adultización»
Este grupo lo conforma un 29,2% del total in-
vestigado; es el segundo en cuanto a tamaño. La
pertenencia a este segmento se encuentra asociada
con ser mujer, presentando diferencias estadísti-
camente significativas entre las frecuencias obser-
vadas frente a las esperadas bajo la hipótesis de
independencia (71, 8% de mujeres frente a un
porcentaje medio sobre el total de la muestra del
61,7%), (Tabla 5). Presentan una actitud media
a elevada frente a un gran número de atributos
con poder sexualizante, por encima de la media
general, pero en menor medida que el segmen-
to 4. Se diferencian de este segmento en que no
consideran sexualizantes a los atributos adulti-
zantes (Tabla 4), a los que otorgan valoraciones
medias muy bajas, como «identidad de género
ambigua» (1,58 puntos de media), «prendas de
colores oscuros» (media de 1,68 puntos), «ropa
muy larga o ultra grande» (1,62 puntos de media)
y «mezcla de prendas y complementos de verano
e invierno» (media de 1,63 puntos), seguidos de
y «calzado y prendas con tachuelas» (1,79 y 1,85
puntos de media respectivamente).
Los atributos que consideran más sexualizan-
tes relacionados con la imagen testada son «pren-
das que acentúan el escote y el pecho» (3,67 y
3,62 puntos respectivamente de media), «ropa
con palabras con carga erótica» (3,61 puntos),
seguidos de «tops y prendas que dejan al descu-
bierto el abdomen y/o la espalda» (3,07 puntos)
y otros comunes con los segmentos 3 y 4, que
si bien no los diferencian también los describen
como: «postura o gesto sexy» (media de 3,83 pun-
tos), «zapatos de tacón» (3,63 puntos), seguidos
de maquillaje (3,61 puntos) y «medias de mujer
adulta» (3,45 puntos).
Grupo 2. «Ausencia de percepción
de sexualización»
Este grupo lo compone un 22,9% de la población
de estudio. No presentan diferencias significa-
tivas en cuanto al sexo; si bien hay una mayor
presencia de mujeres (54,4%), el porcentaje de
varones es superior al del conjunto de la muestra.
Se caracteriza por no mostrar acuerdo en todos los
ítems presentados como factores seleccionados
para testar su poder sexualizante de las imágenes
de niñas en revistas de moda. La valoración media
de todos los atributos es la inferior a todos los
segmentos localizados y se encuentra por debajo
de la media general, con puntuaciones en torno
al 1 (nada de acuerdo) y 2 (un poco de acuer-
do). Los ítems con los que se manifiestan más
en desacuerdo se corresponden con el estilismo
de adulto: «ropa ultragrande» (1,08 puntos),
«prendas de colores oscuros» (1,09 puntos), se-
guidos de «hombreras» (1,12 puntos) y «prendas
y calzado con tachuelas» (1,12 y 1,14 puntos de
media respectivamente). El atributo más sexua-
lizante, y único por encima de la media teórica
(2,5 puntos), es «la postura o gesto sexy» (media
de 2,84 puntos).
Grupo 3. «Percepción media a través de
agentes de exhibición corporal»
Este grupo es el más numeroso y representa un
32,3% del total. Al igual que el segmento anterior
no presenta diferencias estadísticamente signi-
ficativas en cuanto al sexo, y aunque hay una
mayor presencia de mujeres, la diferencia entre la
frecuencia de varones observada y la esperada en
condiciones de independencia está próxima a ser
significativa (44,1% frente a un porcentaje medio
de varones sobre el total del 38,3%).
Este colectivo presenta diferencias estadística-
mente significativas frente al segmento 2 mostran-
do acuerdo con los atributos sexualizantes relacio-
nados con la dimensión de exhibición corporal con
una media por encima de la media general pero
inferior a la de los segmentos 1 y 4. Sobresale, por
tanto, su percepción de los siguientes atributos
sexualizantes de niñas en revistas de moda: «pren-
das que acentúan y destacan el pecho» (3,66 pun-
tos de media) junto con «prendas que acentúan
y destacan el escote» (3,61), seguidos de «look
con ropa interior o de baño visible bajo la ropa
de calle» (3,27 puntos), «ropa muy corta» (3,11
puntos), «tops y prendas que dejan al descubierto
el abdomen y/o la espalda» (3,06 puntos) y «ropa
ajustada, leggins» (2,39 puntos de media). Estos
dos últimos valorados por encima del segmento
1. A su vez, al igual que los segmentos 1 y 4, tam-
bién consideran sexualizantes «medias de mujer
adulta», «zapatos de tacón» y «maquillaje» pero en
un grado levemente inferior así como «la postura
o gesto sexy».
Grupo 4. «Percepción elevada de sexualiza-
ción con atributos adultizantes»
Este grupo es el de menor tamaño, incluye al
15,6% del total de la población de jóvenes ana-
lizada. Es el segmento con mayor percepción de
atributos con poder sexualizante, tanto por el nú-
mero de ítems puntuados por encima de la media
teórica (2,5 puntos), como por los valores medios
obtenidos en todos los ítems, que son los más
altos; hecho que revela una elevada percepción
de sexualización de los atributos empleados en
Número de grupo
1 2 3 4 Total
Look con ropa interior o de baño visible bajo la ropa de calle 3,38 2,16 3,27 3,69 3,11
Postura/gesto/acto propio de adultos 3,37 1,95 2,66 3,70 2,87
Traje de chaqueta completo 2,21 1,24 1,61 2,93 1,90
Prendas con rotos y/o agujeros 2,05 1,20 2,01 3,17 2,02
Calzado con tachuelas o remaches 1,79 1,14 1,47 2,87 1,71
Identidad de género ambigua 1,58 1,26 1,47 2,44 1,61
Postura/gesto sexy/seductor 3,83 2,84 3,57 3,86 3,52
Escenario inadecuado para niños (tenebroso, cruento... ej. una niña en
un baño público de hombres)
3,28 2,31 2,88 3,66 2,99
Piercings en la cara 3,24 1,78 2,30 3,57 2,65
Estilo punk 2,15 1,20 1,52 2,83 1,84
Tabla 5 · Distribución porcentual por sexo de la segmentación obtenida
Sexo
Grupo 1
% vertical
Grupo 2
% vertical
Grupo 3
% vertical
Grupo 44
% vertical
Total
% vertical
Mujer 71,8% 54,4% 55,9% 65,7% 61,7%
Hombre 28,2% 45,6% 44,1% 34,3% 38,3%
Total 100,0% 100,0% 100,0% 100,0% 100,0%
aDResearch ESIC
26
27
Posturas, escotes, tacón y maquillaje: percepciones de universitarios sobre las niñas sexualizadas en revistas de moda· págs. 12 a 29
Nº 18 Vol 18 · Segundo semestre, julio-diciembre 2018  págs. 12 a 29
las revistas de moda que sexualizan a las niñas
para este colectivo. Este segmento destaca, con
respecto al grupo 1 y al resto de grupos, en que
sus miembros son sensibles, con diferencias esta-
dísticamente significativas, a los atributos adulti-
zantes, aunque algunos de los mismos estén por
debajo de la puntuación media teórica, como
«prendas y calzados con tachuelas» (3,03 y 2,87
puntos de media respectivamente), seguidos de
«identidad de género ambigua» (2,44 puntos),
«mezcla de prendas y complementos de verano
e invierno» (2,41 puntos), «prendas de colores
oscuros» (2,29 puntos) y «ropa muy larga o ultra
grande» (2,26 puntos de media). Esa valoración
nos indica que este segmento se distingue por
este factor de adultización frente al resto de seg-
mentos, aunque no es la dimensión inicialmente
percibida con mayor peso en ningún grupo en el
ranking de valoración. Se repite el esquema de
percibir como atributos más sexualizantes a los
agentes de exhibición corporal y los relacionados
con complementos (medias, maquillaje y zapatos
de tacón) y «postura sexy» (3,86 puntos).
Por último, se ha procedido a validar la seg-
mentación obtenida aplicando para ello un aná-
lisis discriminante (Tabla 6). Para ello, en primer
lugar, se ha dividido la muestra en dos grupos:
una muestra de entrenamiento (70,6% del total;
317 casos) y una muestra de comprobación (132
casos; 29,4 %). Además, se ha utilizado el método
Además, los resultados obtenidos ponen de
manifiesto que los atributos considerados más
sexualizantes por los universitarios españoles
abarcan tantos aspectos relativos al estilismo que
presentan las niñas en las revistas de moda (za-
patos de tacón, maquillaje y medias propias de
mujer adulta), como al gesto y postura sexy que
muestran, a la exhibición del cuerpo (prendas que
acentúan y destacan el pecho y el escote, y look
con ropa interior o de baño visible bajo la ropa de
calle) y al lenguaje que aparece en las imágenes
(ropa con palabras, ilustraciones y/o imágenes con
carga erótica/sexual). Esto viene a corroborar lo
que ya ha contrastado la literatura académica para
la sexualización de las mujeres adultas.
Finalmente, se han identificado cuatro seg-
mentos diferenciados de universitarios según el
poder de sexualización otorgado por ellos a los
atributos analizados. Desde un grupo que valora
que todos los atributos tienen poder sexualizan-
te, hasta el grupo que valora justo lo contrario
(nada sexualiza), pasando por dos grupos inter-
medios; uno, para el que los únicos atributos
que no sexualizan son los relacionados con el
estilismo adultizante de las niñas, y otro, que
se diferencia principalmente por considerar se-
xualizantes a los atributos vinculados con la ex-
hibición corporal. Estos resultados nos plantean
nuevas líneas de investigación para identificar
las motivaciones, actitudes, grupos sociales de
pertenencia y características personales de los
individuos que integran cada grupo. Dicho de
otro modo, se plantean las siguientes preguntas
deinvestigaciónparafuturosestudios:¿quées
lo que determina que unos individuos conside-
ren que los atributos adultizantes sexualizan y
otrosno?,¿cómoseexplicaquealgunosjóvenes
no vean ningún poder sexualizante en atributos
ya validados por la literatura académica como
sexualizantes?,¿quéotrasvariablesintrínsecas
Tabla 6 · Resultados de clasicación
a,b,d
Pertenencia a grupos pronosticada
Total
1 2 3 4
Muestra de entrenamiento
Muestra de comprobación
b
Original
a
Validación
c d
cruzada
%
1 92,5 0,0 3,2 4,3 100,0
2 0,0 95,4 4,6 0,0 100,0
3 3,7 7,3 88,1 0,9 100,0
4 6,0 0,0 0,0 94,0 100,0
%
1 87,1 0,0 5,4 7,5 100,0
2 0,0 89,2 10,8 0,0 100,0
3 9,2 9,2 80,7 0,9 100,0
4 8,0 0,0 0,0 92,0 100,0
%
1 89,5 0,0 5,3 5,3 100,0
2 2,6 86,8 10,5 0,0 100,0
3 8,3 2,8 88,9 0,0 100,0
4 20,0 0,0 0,0 80,0 100,0
a. 91,8% de casos agrupados originales seleccionados clasicados correctamente.
b. 87,1% de casos agrupados originales sin seleccionar clasicados correctamente.
c. La validación cruzada se ha realizado sólo para aquellos casos del análisis. En la validación cruzada, cada caso se clasica mediante
las funciones derivadas de todos los casos distintos a dicho caso.
d. 86,1% de casos agrupados validados de forma cruzada seleccionados clasicados correctamente.
de validación cruzada dejando un caso fuera en
la muestra de entrenamiento.
Los resultados de clasificación global obte-
nidos sitúan un 86,1% de casos correctamente
clasificados para el método de validación cruzada.
Por grupos, para la muestra de entrenamiento que
ha servido para generar el modelo, el porcentaje
de aciertos de pertenencia en los segmentos loca-
lizados es superior al 92% en todos, excepto en el
segmento 3, que se eleva a un 88,1%. Por último,
en la muestra de comprobación se obtienen re-
sultados muy similares con un 87,1% de aciertos
global. En todos los segmentos, el porcentaje de
aciertos de pertenencia al segmento se sitúa muy
por encima del azar, siendo igual o mayor al 80%.
5. Conclusiones
El análisis realizado ha permitido constatar que,
de forma mayoritaria, el público estudiado es
sensible a la sexualización de las niñas en las
revistas de moda, en el sentido de que percibe
claramente la existencia de sexualización cuando
en la imagen que visualiza concurren atributos
validados por la literatura académica como sexua-
lizantes de las mujeres y de las niñas. Teniendo
en cuenta que se trata de jóvenes vinculados con
los medios de comunicación, resulta alentadora
esta apreciación que manifiestan, ya que es muy
probable que en el futuro sean los miembros del
colectivo analizado los que decidan y generen
los contenidos que vayan a difundirse desde los
medios. Como decíamos al comienzo del presente
trabajo, solo la concienciación de la sociedad so-
bre la vulneración de los derechos de la infancia
permitirá su defensa ante el uso perjudicial que
hacen las empresas de los niños. Por ello, resulta
beneficioso promover la educación de los futuros
profesionales de la comunicación para evitar la
creación de un estereotipo general de las niñas
siempre sexualizadas que las perjudica.
aDResearch ESIC
28
29
Posturas, escotes, tacón y maquillaje: percepciones de universitarios sobre las niñas sexualizadas en revistas de moda· págs. 12 a 29
Nº 18 Vol 18 · Segundo semestre, julio-diciembre 2018  págs. 12 a 29
al individuo pueden afectar a su percepción de
sexualización?
Por último, sería también interesante analizar
si los profesionales del mundo de la comunica-
ción comercial, ya con una amplia experiencia
profesional, tienen percepciones similares a las
del publico estudiado en este trabajo, para deter-
minar si el ejercicio de la propia profesión insen-
sibiliza a los individuos frente al fenómeno de la
sexualización de las niñas en los medios.
Bibliografía
Arteaga-Villamil, María-Dolores (2010). El show infantil: la
construcción de una hiper-feminidad sexual púber en el
marco del capitalismo. En Perversión y duplicidad: en torno a
la producción de subjetividades del cuerpo político en México
(pp.87-136). Puebla: Benemérita Universidad Autónoma
de Puebla, Instituto de Ciencias Sociales y Humanidades
Alfonso Vélez Pliego.
Bellver, J.M. (2011). Polémica en Francia por las fotos de
unas lolitas en el ‘Vogue’. elmundo.es, 19 de enero. Disponi-
ble en: https://goo.gl/5Mbty9
Bocharova, O. A. (1997). Sexual freedom: Words and
deeds. Russian Social Science Review, 38(2), 47-6.
BOE. Ley Orgánica 1/1996, de 15 de enero, de Protección Jurí-
dica del Niño. Disponible en: http://goo.gl/WGGzWj
Díaz-Bustamante, M., Llovet, C. & Patiño, B. (2016). The
sexualization of children through advertising, fashion
brands and media: legal and ethical regulation in Spain,
Prisma social, Special Nº 1, pp.156-189. ISSN 1989-3469.
Ferguson, J. H.; Kreshel, P. J.; Tinkham, S. F. (1990). In the
pages of Ms.: Sex role portrayals of women in advert. Journal
of Advertising, 19(1), 40.
Gail, A.H. (2011). Escándalo en Vogue París por utilizar a
niñas modelo maquilladas y con tacones. diariofemenino.
com, 19 de enero. Disponible en: https://goo.gl/AZt8Jd
Giroux, H.A. (2003). La inocencia robada: juventud, multina-
cionales y política cultural. Madrid: Ediciones Morata.
Glick, P., Larsen, S., Johnson, C.; Branstiter, H. (2005). Eva-
luations of sexy women in low- and high- status jobs.
Psychology of Women Quarterly, 29, pp.389–395.
Graff, K.A.; Murnen, S.K.; Smolak, L. (2012). Too sexuali-
zed to be taken seriously? Perceptions of a girl in childlike
vs. sexualizing clothing. Sex roles, v. 66, n. 11, pp. 764-775.
Graff, K.A.; Murnen, S.K.; Krause, A.K. (2013). Low-cut
shirts and high-heeled shoes: Increased sexualization across
time in magazine depictions of girls. Sex Roles, v. 69, n. 11-
12, pp. 571-582.
Goffman, E. (1978). Gender advertisements. Cambridge,
MA: Harvard University Press.
Goodin, S.M.; Van-Denburg, A.; Murnen, S.K.; Smolak, L.
(2011). Putting on’ sexiness: A content analysis of the pre-
sence of sexualizing characteristics in girls’ clothing. Sex ro-
les, v. 65, n. 1, pp. 1-12.
Gunter, B. (2014). Media and the Sexualization of Childhood.
New York: Routledge.
Gurung, R. A.; Chrouser, C. J. (2007). Predicting objectifi-
cation: Do provocative clothing and observer characteristics
matter? Sex Roles, 57, pp.91–99.
Hatton, E.; Trautner, M.N. (2011). Equal Opportunity
Objectification? The Sexualization of Men and Women on the
Cover of Rolling Stone. Sexuality and Culture, 15, 256-278.
Holland, P. (2008). The Child in the Picture. En The Interna-
tional Handbook of Children, Media and Culture (pp. 36-54).
Los Angeles: Sage Publishing.
Holland, E.; Haslam, N. (2016). Cute little things: The ob-
jectification of pre-pubescent girls. Psychology of Women
Quarterly, 40, pp.108–119.
Hong, J. (2013). Sexuality professionals’ attitudes toward five
dimensions of human sexuality. Ann Arbor: ProQuest LLC.
Jongenelis, M.I.; Pettigrew, S.; Byrne, S. M.; Biagioni, N.
(2016). An investigation of young girls’ responses to sexua-
lized images. Body image, Vol: 19, pp. 150-158.
Kassin, S. M.; Baron, R. M. (1986). On the basicity of social
perception cues: Developmental evidence for adult proces-
ses? Social Cognition, 4(2), pp.180-200.
Katsulis, Y.; López, V.; Harper, K.; Scheiner Gillis, G.
(2013). Girls’ Sexualities and the Media. New York: Peter
Lang Publishing Inc.
Lavender-Stott, E.S; Allen, K.R. (2017). Young Women’s Re-
flections of Viewing a Sexual Image for the First Time. Sex
Roles, v. 77, n. 9-10, pp. 628–638.
Lemish, D.; Götz, M. (2017). Beyond the Stereotypes? Images
of Boys and Girls, and their Consequences. Göteborg: The In-
ternational Clearinghouse of Children, Youth and Media at
Nordicom.
Lin, C. (1997). Beefcake versus cheesecake in the 1990s:
Sexist portrayals of both genders in television commercials.
Howard Journal of Communications, Volume 8.
Lindner, K. (2004). Images of women in general interest
and fashion magazine advertisements from 1955 to 2002.
Sex Roles, v.51, n.7-8, pp.409-421.
Llovet, C.; Díaz-Bustamante, M.; Patiño, B. (2016). The se-
xualization of children through advertising, fashion brands
and media. Prisma Social, n. Especial 1, pp. 156-189.
Marí Rodríguez, D. (2012). In game advertising en la infan-
cia (6 a 12 años). Estudio de los alumnos de Primaria y de
sus padres en Pontevedra. aDResearch ESIC: International
Journal of Communication Research / Revista Internacional de
Investigación en Comunicación, Vol. 5, Issue 5, pp.8-23.
Moloney, M.E.; Pelehach, L. (2014). «You’re Not Good
Enough»: Teaching Undergraduate Students about the Se-
xualization of Girls and Women. Teaching Sociology, Vol.
42(2), pp. 119–129.
Pagiaslis, A. (2012). Sexual Imagery in Advertising Issues in
Consumer Motivational Processes. Ponencia presentada en
Universitas 21 Doctoral Research Conference in Business at
Storrs, Connecticut, USA.
Papadopoulos, Linda (2010) Sexualisation of young people
review. Home Office. Disponible en: http://webarchive.na-
tionalarchives.gov.uk/+/http:/www.homeoffice.gov.uk/do-
cuments/sexualisation-of-young-people.pdf
París. Agencias. (2011). Escándalo en Francia por las fotos
«sexys» de tres nenas en Vogue. clarin.com, 20 de enero.
Disponible en: https://goo.gl/jvWGbT
Reichert, T; Lambiase, J.; Morgan, S.; Carstarphen, M.; Za-
voina, S. (1999). Cheesecake and Beefcake: No Matter How
You Slice it, Sexual Explicitness in Advertising Continues to
Increase. Journalism & Mass Communication Quarterly, Vol
76, Issue 1, pp. 7 – 20.
Rudman, W. J.; Verdi, P. (1993). Exploitation: Comparing
sexual and violent imagery of females and males in adverti-
sing. Women & Health, 20(4), 1.
Smolak, L.; Murnen, S.K.; Myers, T.A. (2014). Sexualizing
the Self: What CollegeWomen and Men Think About and
Do to Be ‘‘Sexy’’. Psychology of Women Quarterly, Vol. 38(3),
pp. 379-397.
Stankiewicz, J. M.; Rosselli, F. (2008). Women as sex objects
and victims in print advertisements. Sex Roles, 58(7-8),
pp.579-589.
Stone, E. A.; Spears Brown; C.; Jewell J. A. (2015). The Se-
xualized Girl: A Within-Gender Stereotype among Elemen-
tary School Children. Child Development, Volume 00, Num-
ber 0, Pages 1–19.
Zotos, Y.C.; Tsichla, E. (2014). Female Stereotypes in Print
Advertising: A Retrospective Analysis. Procedia - Social and
Behavioral Sciences, 148, pp. 446 – 454.
Agradecimientos
Este trabajo se enmarca en el Programa de ac-
tividades sobre vulnerabilidad digital (Provul-
dig), financiado por la Comunidad de Madrid
(Consejería de Educación, Juventud y Deporte,
Ref. S2015/HUM-3434). Agradecemos a este
programa su apoyo para contribuir a mejorar
la imagen de la infancia en los medios de co-
municación.