La imagen de la mujer
en el patrimonio urbano
de Granada.
El espacio público de la
ciudad como «escenario
comunicativo»
The Image of Women
in the Urban Heritage
of Granada.
The Citys Public Spaces as a
«Communicative Scenario»
aDResearch ESIC
Nº 22 Vol 22 · Monográco especial, marzo 2020  págs. 196 a 213
Romero-Sánchez, G. y Marl-Carmona, R. (2020)
La imagen de la mujer en el patrimonio urbano
de Granada. El espacio público de la ciudad como
«escenario comunicativo»
Revista Internacional de Investigación en Comunicación
aDResearch ESIC. Nº 22 Vol 22
Monográco especial, marzo 2020 · Págs. 196 a 213
https://doi.org/10.7263/adresic-022-11
Dra. Guadalupe Romero-Sánchez
Profesora titular en Didáctica de las Ciencias
Sociales, Universidad de Granada (Campus de
Ceuta),
guadalupers@ugr.es
Dr. Rafael Marl-Carmona,
Profesor ayudante doctor en Didáctica de la
Expresión Plástica, Universidad de Granada,
rmarl@ugr.es
Objetivo del estudio: Establecer un análisis sobre la presencia de la mujer en el espacio pú-
blico de Granada a través del patrimonio mueble de carácter urbano, profundizando en un
análisis desde una perspectiva de género y en la aportación de esos elementos patrimoniales
a los rasgos principales de identidad de la ciudad de Granada (España).
Diseño/metodología/enfoque: Selección de obras vinculadas con mujeres existentes en el
espacio público de esta ciudad, siguiendo una metodología de análisis de contenido en el de-
sarrollo de un estudio de caso. Se ha aplicado la siguiente clasicación de esculturas: aquellas
que representan a personajes históricos femeninos; obras donde aparece la imagen de la mu-
jer de forma genérica como símbolo o recurso, y los bienes que nos remiten a historias «en
femenino». Se considera la escultura pública y los elementos patrimoniales en el contexto más
amplio que constituye la identidad y la marca de una ciudad. Se valora el patrimonio desde su
inuencia y papel comunicacional, valorado desde una perspectiva de género.
Resultados: Escasa presencia de la mujer en su espacio público y predominio de valores y
atributos vinculados a historia, cultura y universidad en las obras analizadas.
Limitaciones/implicaciones: Propias de un estudio de caso, que pueden ser enriquecidas con
un estudio comparativo entre ciudades y contextos diferentes. Utilidad a la hora de pensar el
espacio público y establecer nuevas estrategias en su gestión, vinculando la ciudad con la
sociedad plural y abierta del siglo XXI.
Originalidad/Contribución: Se aporta información de las obras estudiadas, de las mujeres
representadas y de sus vínculos con la ciudad, considerando el patrimonio urbano como esce-
nario de comunicación, donde la historia, la memoria y la actualidad de la ciudad se hacen pre-
sentes. Se ofrecen algunas señas de identidad vinculadas a la marca de la ciudad de Granada.
Purpose: to establish an analysis of the presence of women in public spaces of Granada through
movable heritage of an urban nature, deepening an analysis from a gender perspective and
the contribution of these heritage elements to the main identity features of the city of Granada
(Spain).
Design / Methodology / Approach: Selection of works related to women in the public space of
this city, following a methodology of content analysis in the development of a case study. The
following classication of sculptures has been applied: those that represent female historical
gures; works where the image of the woman appears in a generic way as a symbol or resource,
and the works that refer us to stories with a feminine «spirit». Public sculpture and heritage
elements are considered in the broader context that constitutes the identity and brand of a
city. Heritage is valued from its inuence and communicational role, assessed from a gender
perspective.
Results: Low presence of women in their public space and predominance of values and
attributes linked to history, culture and university in the works analyzed.
Limitations / Implications: those of a case study, which can be enriched with a comparative
study between dierent cities and contexts. Utility when thinking about public space and
establishing new strategies in its management, linking the city with the plural and open society
of the 21st century.
Originality / Contribution: Information is provided on the works studied, the women represented
and their links with the city, considering urban heritage as a communication scenario, where
the history, memory and current aairs of the city are present. Some identifying traits linked to
the city of Granada are oered.
ABSTRACT
RESUMEN
JEL Classication:
A13, Z10, Z18
Key words:
Public space,
urban heritage,
Granada,
woman,
gender,
tourism
Clasicación JEL:
A13, Z10, Z18
Palabras clave:
Espacio público,
patrimonio urbano,
Granada,
mujer,
género,
turismo
Nº 22 Vol 22 · Monográco especial, marzo 2020  págs. 196 a 213
aDResearch ESIC
198
Nº 22 Vol 22 · Monográco especial, marzo 2020  págs. 196 a 213
1. Introducción
La ciudad, como sistema vivo y, a su vez,
permanente, es un inmenso laboratorio en el
que se pueden realizar estudios e investigacio-
nes de muy diverso calado y perfil. Se trata de
un contexto que, siguiendo a Gorelik y Arêas
(2016), muestra una dinámica cultural y una
permanente acción comunicacional, inmensa
e inabarcable en sus múltiples manifestaciones.
Su conocimiento, si lo centramos únicamente
en el entorno social y cultural, puede abordarse
desde diferentes puntos de vista, susceptibles
de ser enmarcados en las diferentes discipli-
nas de origen, es decir, «desde la perspectiva
geográfica, histórica, social, política, artística,
económica, religiosa, etc» (Cambil, 2015, pp.
297-298). Sin embargo, en este trabajo se incide
especialmente en las conexiones existentes entre
la gestión de un aspecto tan concreto del espacio
público y su dimensión comunicativa, amplian-
do al propio contexto urbano la potencialidad
para el desarrollo de una «acción comunicativa»
permanente, ya que resulta indudable la contri-
bución del patrimonio público para el impulso
de una mirada por parte de la ciudadanía.
Se trasciende la idea de subjetividad, constitu-
yendo una sólida aportación para los principios
y valores compartidos, siguiendo algunas claves
del análisis de los medios de masas realizado por
Habermas (1981). La ciudad es un entorno de
una indudable influencia masiva, por lo que este
trabajo profundiza en la idea de lo público y el
patrimonio urbano como espacio social, cargado
de valores y que responde siempre a una sustan-
cia ideológica. Hay que conocer todo eso para
definir y mejorar la marca de una ciudad. En
este sentido, tal y como se puede afirmar sobre
el propio discurso mediático contemporáneo,
se parte de la necesidad de prestar atención a
los riesgos de un perspectivismo relativista y
una desideologización de los valores (Sánchez
Noriega, 1998, p. 29). Siempre hay ideología y
siempre se pueden identificar los rasgos princi-
pales de la identidad. En este caso, lo que están
vinculados a la mujer.
Este trabajo plantea la ciudad y su patrimonio
público como un «universo visual», aplicando
la terminología del semiótico A.J. Greimas, que
reconocía en el entorno la fragmentación en mi-
crouniversos tecnológicos e ideológicos (1987,
p. 195), y artísticos, como son, en definitiva,
las obras analizadas. Sin embargo, el análisis
de la imagen no se entiende, en el marco de la
investigación, como un estudio formalista de
lo visual (Villafañe y Mínguez, 1996; Aparici y
García Matilla, 2008), que estaría presente en
una primera aproximación a las esculturas, sino
como su acepción más vinculada a la dimensión
corporativa e institucional, es decir, conside-
rando la imagen como «… la integración en la
mente de los públicos de todos los inputs emi-
tidos por una empresa en su relación ordinaria
con ellos», siguiendo la definición de Villafañe
(2011, p. 30).
Esa vertiente corporativa se aplica, por tan-
to, al patrimonio público, en el que no existe
una relación cotidiana de más intensidad que la
propia percepción de las personas que caminan
por la ciudad, prestando más o menos atención
a las esculturas analizadas, pero percibiéndolas
claramente como parte del entorno, además de
interactuar con ellas. Esas esculturas, en resu-
men, forman parte de la imagen corporativa de
la propia ciudad de Granada, si bien es verdad
que lo hacen dentro de un contexto mucho más
amplio, diverso y complejo de imagen de marca,
en el que entra en juego la gestión de intangibles,
en la integración de conceptos como «… el sim-
bolismo, el significado, el discurso emocional,
los mensajes, la identidad, la personalidad, la
199
La imagen de la mujer en el patrimonio urbano de Granada.
El espacio público de la ciudad como «escenario comunicativo págs. 196 a 213
cultura, la reputación, el lado social» (Costa,
2004, p. 195), en una aplicación de criterios
empresariales a la dimensión pública que, ade-
más, se focaliza en este caso concreto en el tra-
tamiento de la figura de la mujer, investigando
su presencia patrimonial en el espacio público
de Granada.
Desde los años 80 del siglo XX y hasta la
actualidad, los estudios relacionados con la re-
presentación escultórica en los espacios públicos
de las ciudades han sido muy numerosos a nivel
nacional e internacional. Estudios fundamen-
tales en este campo son los publicados por Se-
garra (2012) o Reyero (1999) sobre mobiliario
urbano y escultura conmemorativa, respectiva-
mente. Desde una vertiente social, al relacionar
las esculturas con la historia y la política, en
este caso del siglo XIX, destaca el estudio de
Lacarra Ducay y Giménez Navarro (2003). Por
su parte, Purmand y Mousivand (2010) anali-
zaron la estrecha relación existente entre la es-
cultura y el espacio público en el que se inserta,
al igual que lo hiciera Lecea (2006) aplicado a
Barcelona, Poor (2008) a Irán, Bogart (1989) a
Nueva York o Hedger (1995) a Australia, entre
otros ejemplos de esta línea de investigación.
Imprescindibles en el caso iberoamericano son
los trabajos realizados por Gutiérrez Viñuales
(2004). Saboori, Samie y Samie (2015) han da-
do un paso más allá al analizar el papel de los
monumentos en su rol de embellecimiento y
mejora de la calidad del espacio urbano, apli-
cándolo al condado de Fooman, al igual que el
investigador Agulhon (1981) al centrarse en el
territorio francés.
Más recientemente, y enmarcado en objetivos
de sostenibilidad, destaca el artículo publicado
por Bellido (2014) en el que muestra el análisis
del impacto de la escultura pública contempo-
ránea en el paisaje urbano desde la perspectiva
de la mejora medioambiental y de sostenibilidad
de Granada. Desde otra perspectiva, interesan
igualmente investigaciones en torno a arte, ciu-
dadanía y espacio público (Gómez Aguilera,
2004), donde se aborda, entre otras muchas
cuestiones, la aportación del arte público al te-
jido urbano. Estas cuestiones son de gran interés
en tanto que ofrecen una nueva relación entre
los elementos, dejando que el espacio público
cobre importancia y proponiendo que las es-
culturas no se conviertan en meros elementos
decorativos, ya que el diálogo que entablan es
también social y político, teniendo en cuenta
también la implicación didáctica de la escultura
pública (Montoya-Herrera, Marfil-Carmona y
Álvarez-Rodríguez, 2018).
Sobre el papel de los monumentos en la
construcción de la identidad de una ciudad
es de obligada consulta el trabajo de Saboori y
Marzban (2012) aplicado también al condado de
Fooman. En lo tocante al valor de mediación so-
cial, hay que mencionar a Armajani (2000) y su
ideario relacionado con el arte público, del que
se extrae el vínculo del arte y su función media-
dora, siguiendo el análisis de Gómez Aguilera:
El arte público es mediación. Sin mediación el arte
público carece de valor. La mediación convierte al
espacio en algo sociable, dándole forma y atrayendo
la atención de sus usuarios hacia el contexto, más
amplio, de la vida, de la gente, de la calle y de la
ciudad. Esto significa que el arte público debería ser
una parte de la vida, y no un fin en sí mismo. —«El
espacio público siempre es político, y el arte público
siempre está predispuesto a la política.»— La escul-
tura pública tiene una cierta función social. Se ha
desplazado desde la escultura a gran escala, exterior
y específica al emplazamiento, hacia la escultura de
contenido social (Gómez Aguilera, 2004, p. 49).
Estableciendo conexiones concretas del vín-
culo entre patrimonio público y comunicación,
aDResearch ESIC
200
Nº 22 Vol 22 · Monográco especial, marzo 2020  págs. 196 a 213
Groote y Haartsen llaman la atención sobre el
vínculo entre la gestión institucional y las po-
líticas de gestión de significado vinculadas al
patrimonio, valores culturales, refuerzo de señas
de identidad, narrativas de captación dirigidas
al turismo, etc., afirmando que, en ese contexto,
se articula un discurso de gran interés para en
análisis y la estrategia comunicacional (2016, p.
182), siguiendo una línea de trabajo centrada en
la consideración del patrimonio como medio de
comunicación. Esa línea se sitúa en un amplio
contexto cultural, político y económico en el
que se define lo patrimonial como un elemento
vinculado al uso contemporáneo de un recurso
del pasado (Graham, Aschworth y Tunbridge,
2000, p. 55), en el que se integra la gestión
corporativa y la interpretación de la identidad
(Howard, 2003).
Lo patrimonial ofrece interesantes posibili-
dades para el desarrollo del marketing de las
ciudades (Kavaratzis y Ashworth, 2005; Kotler,
Haider y Rein, 1993), con estudios concretos
en otras ciudades como Londres (Ward, 1998),
Sao Paulo (Da Silva, 2018), la región de Arjyz en
Rusia (Poydina, 2019), además de las investiga-
ciones de otras zonas ya comentadas. Hay menos
estudios, sin embargo, en el estudio del patrimo-
nio urbano desde la perspectiva de género, con
interesantes aportaciones desde la perspectiva
de la implicación de la mujer (Grahn y Wilson,
2018; Pérez del Hoyo, 2018), por lo que se ha
considerado relevante el análisis específico de las
figuras femeninas representadas en un estudio
de caso, como es la ciudad de Granada.
Los objetivos de este análisis parten de to-
dos estos aspectos en conexión: profundizar en
el conocimiento de la ciudad a través del pa-
trimonio mueble que se ubica en los espacios
públicos, así recuperar de la memoria aspectos
relevantes de la historia moderna y contempo-
ránea de la ciudad, pero prestando una atención
especial a los rasgos identitarios y a la imagen de
la representación de la mujer en las esculturas
pertenecientes al entorno urbano y patrimonial
granadino, estableciendo conexiones con el aná-
lisis político y social del monumento público en
Granada. Se propone, asimismo, una metodolo-
gía de clasificación para su análisis y realizar el
estudio de los bienes muebles presentes en las
calles y plazas desde la perspectiva de género,
siguiendo la clasificación establecida.
2. Metodología y enfoque
En el espacio público de una ciudad podemos
encontrar una gran cantidad y variedad de mo-
numentos o elementos que pueden considerarse
patrimonio urbano y, desde ese punto de vista,
Granada no es una excepción. La metodología
que se ha seguido en este trabajo parte de la
observación directa, de la clasificación de objetos
y la selección final, desde el marco metodoló-
gico del análisis de contenido (Bardin, 1986;
Krippendorff, 1990). Partiendo de los objetivos
reseñados y, sin incorporar los elementos públi-
cos relacionados con la religión cristiana, que se
encuentran muy presentes en la ciudad en forma
de frisos cerámicos, placas, hornacinas, estatuas
o altares, representando mayoritariamente a la
Virgen de las Angustias, patrona de la ciudad,
se crearon para esta investigación tres secciones
en las que agrupar los monumentos susceptibles
de análisis.
• Primer grupo: La mujer como protagonista. Es-
culturas conmemorativas de mujeres relevantes
en la historia de Granada. Los monumentos
directamente relacionados con la recupera-
ción histórica de personajes femeninos para
la ciudad. Algunos de ellos están presentes
en Granada desde el siglo XIX, y son refe-
201
La imagen de la mujer en el patrimonio urbano de Granada.
El espacio público de la ciudad como «escenario comunicativo págs. 196 a 213
rentes importantes para la ciudad y sus ha-
bitantes, formando parte intrínseca con su
paisaje cultural. Otros, incorporados en las
últimas décadas por iniciativa mayoritaria
de sectores políticos o sociales, representan
a personajes femeninos que vivieron en di-
ferentes momentos históricos y es posible
entender que su incorporación ha tenido
como finalidad propiciar una mayor visi-
bilidad de la mujer en su espacio público.
Ambos subgrupos se representan de dife-
rente manera, según la visión que del es-
pacio público que había en cada momento.
• Segundo grupo: La mujer como motivo y/o
elemento alegórico. En ente grupo se inclu-
yen aquellos monumentos donde la figura
femenina es motivo representado, aunque
de manera genérica, es decir, sin hacer refe-
rencia a ninguna persona en concreto. Este
tipo de obras, generalmente son de carácter
alegórico o de componente social y de re-
ciente creación, aunque hay excepciones.
• Tercer grupo: Monumentos con historia «en
femenino». En este grupo incluimos aqué-
llos bienes públicos de carácter urbano que,
aunque no representen directamente a per-
sonajes femeninos, su historia y existencia
nos llevan a recuperar de la memoria a otras
mujeres de la ciudad.
Para este estudio se han analizado más de 200
monumentos y esculturas públicas de Granada
durante 2019, teniendo como filtro, en primer
lugar, que fueran obras de carácter figurativo y,
en segundo lugar, la clasificación antecedente.
De la totalidad de bienes de su espacio público
únicamente 12 se podían incluir en las diferen-
tes subcategorías, siendo, por tanto, la primera
conclusión que su presencia es muy escasa, ya
que representan un 6 % del total del patrimonio
monumental de la ciudad estudiada. Determi-
nados valores como la identidad de género, la
propia historia de las personas representadas
y su aportación a un concepto más amplio de
identidad social y marca ciudad, estos criterios
se enmarcan en un análisis de los atributos de
la identidad corporativa que representan estos
elementos del espacio público en su aportación
a un modelo de ciudad, como es el caso concreto
de Granada.
En este sentido, esta aproximación analítica
pretende mostrar una vía de reflexión en torno
a las decisiones de gestión pública, tal y como
son cada una de las esculturas, en lo relativo
a personaje representado, contexto, ubicación,
técnica artística, etc., y su aportación a una idea
que trasciende la imagen y se enmarca en una
perspectiva más amplia, como es la reputación
corporativa (Villafañe, 2004, p. 29), en la que el
comportamiento, la cultura y la personalidad no
lo son de una empresa, sino de una institución
pública y de un entorno sociocultural como es
la ciudad. En este sentido, se trata de una apro-
ximación a la «ideología comunicacional» que
trasciende hechos concretos y es, en particular,
la manera que tiene Granada de comunicar su
identidad (Chaves, 2005, p. 174), desde una
perspectiva muy específica como es el análisis
de los vínculos entre patrimonio, escultura mo-
numental y género.
3. Resultados
3.1. La mujer como protagonista
Esculturas conmemorativas de mujeres
relevantes en la historia de Granada
3.1.1. El monumento a Mariana Pineda
Mariana Pineda es considerada una heroína espa-
ñola por su lucha por el liberalismo en la época de
Fernando VII. Nacida en 1804, falleció en 1831.
Cinco años después de su muerte, el Ayunta-
aDResearch ESIC
202
Nº 22 Vol 22 · Monográco especial, marzo 2020  págs. 196 a 213
miento propuso dedicar el espacio de la plaza
denominada de Bailén (hoy de Mariana Pineda)
como el lugar donde ubicar una estatua conme-
morativa en su honor. La presencia de la escultura
en la plaza homónima es imponente, debemos
tener en cuenta además que se trata de un es-
pacio público central en la ciudad de Granada,
lugar de paso habitual y punto de encuentro de
sus habitantes (García, 2002, pp. 34-37; Gómez
y Rodríguez, 2008, pp. 93-112)
2
. Por tanto, la
obra cobra mayores significados y una prestancia
mayor en el imaginario colectivo. La decisión de
contar con una escultura dedicada a este perso-
naje histórico está vinculada directamente con
2 En Granada existe una placa conmemorativa colocada por el Ayun-
tamiento de la ciudad en la fachada de la última casa donde vivió
(Garzón Cardenete, 1997).
valores ideológicos y políticos, y adquiere nuevas
connotaciones y valores con el paso del tiempo,
con lo que su aportación a la imagen de ciudad,
al posicionamiento en lo relativo a una persona-
lidad pública de la propia Granada asociada a la
libertad o a la democracia, es indiscutible, además
de representar una referencia indiscutible desde
la perspectiva de género.
3.1.2. El monumento a Isabel la Católica y
Cristóbal Colón
El grupo escultórico que representa el encuentro
en Santa Fe entre la reina Isabel y Cristóbal Colón
fue un encargo que se le hizo al escultor Mariano
Benlliure para la conmemoración del 4º Cente-
nario del Descubrimiento de América (Barrios,
2004). La obra fue realizada en el taller que el
artista tenía en la ciudad de Roma y fue trasladada
posteriormente a Granada para su ubicación en
el acceso al Paseo del Salón desde la Carrera del
Genil. En este emplazamiento permaneció hasta
que, en 1961, el Ayuntamiento acordó trasladarlo
a la Plaza que se encuentra frente a la Gran Vía
de Colón, en su entronque con la Calle Reyes
Católicos. El traslado tuvo lugar un año más tar-
de y, desde entonces, permanece en este lugar,
centrando un área cargada de simbología, puesto
que se encuentra muy próxima a la Capilla Real,
lugar donde se encuentra su tumba (Gómez, Cruz
y Anguita, 2006).
El paso del tiempo ha cargado de valor didác-
tico lo que podría considerarse, en su inicio, un
contenido diferente, pero que ayuda a contex-
tualizar una época y unos hechos determinados
también al turista y a la persona que observa, no
solo por el motivo elegido, sino por la manera de
representarlo como homenaje cinco siglos después
de 1492. La escultura pública se convierte, de esta
forma, en un testimonio de los valores y de la in-
tención comunicacional imperante en el siglo XIX,
Figura 1. Monumento a Mariana Pineda. Plaza de Mariana Pineda.
Granada. Autores: Miguel Marín y Francisco Morales. Año: 1869-1870.
Fotografía: Romero-Sánchez, 2019.
203
La imagen de la mujer en el patrimonio urbano de Granada.
El espacio público de la ciudad como «escenario comunicativo págs. 196 a 213
en un conjunto que forma parte del paisaje del
siglo XXI y es visita obligada para realizar un selfie
por parte de quien conoce la ciudad. Esa nueva
situación es, en sí, toda una evidencia de cómo los
cambios culturales influyen en una nueva mirada
hacia el patrimonio monumental de la ciudad.
De la misma forma que en la primera estatua
seleccionada, es especialmente destacable el pro-
tagonismo de la mujer en la conmemoración de
un hecho histórico. Si en el primero primaba la
heroicidad, como rasgo de protagonismo narra-
tivo en la diégesis histórica, es importante seguir
prestando atención a esa idea semiótica de ser
y hacer en el análisis narrativo (García Jiménez,
1993, p. 45). En este segundo caso es sobresa-
liente el ejercicio de poder de una mujer en una
época absolutista, en plena transición de la Edad
Media al Renacimiento, y la conmemoración de
esa figura en un siglo en el que todavía la mujer
no tenía acceso al voto en España. En este sentido,
un sencillo recorrido por el centro de la ciudad
permite destacar que no todo son sombras en
lo que, inicialmente, es una mirada sesgada que
se plasma a través de los monumentos del espa-
cio público. Si el vínculo a determinados valores
asociados a la libertad en el caso anterior era in-
discutible, determinadas esculturas del patrimo-
nio granadino marcan una clara prioridad en el
concepto de historia como atributo asociado de
forma directa a la ciudad.
3.1.3. María «La Canastera», Eugenia de Montijo
y Elena Martín Vivaldi
En 2008, con la remodelación de la Avenida de la
Constitución y la creación en ella de un bulevar
se pensó en rendir homenaje en este espacio a 10
de los personajes más sobresalientes de Granada.
Poco tiempo después se fue cerrando la lista de
artistas implicados en el proyecto, finalmente,
Ramiro Megías se encargaría de realizar las obras
representativas de Falla y de Frascuelo, Miguel
Moreno las de San Juan de la Cruz y el Gran
Capitán, Pepe Castro las de Martín Vivaldi y la
Canastera, Miguel Barranco las de Pedro Antonio
de Alarcón y Eugenia de Montijo y Juan Antonio
Corredor las de Lorca y Carrasco. La inaugura-
ción fue en marzo de 2010. Lo más destacado
de estas esculturas es su ubicación al nivel de
los viandantes en el paseo. Este factor, junto con
la elaboración a escala humana y el estudio de
un gesto o acción característica del personaje,
convierte la iniciativa en un interesante proceso
de inmersión de estas obras de arte en la acción
diaria de caminar en esa avenida por parte de la
ciudadanía.
La primera estatua representa a María Pérez
Heredia, más conocida como «La Canastera».
Nacida en Granada en 1913 y fallecida en el 66,
María era cantaora y bailaora desde su infancia,
sin embargo, su etapa en el Sacromonte será la
más importante, ganándose un reconocimiento
indiscutible en la zambra gitana. Su sobrenombre
le viene por su padre Juan Cortés, quien trabajaba
el mimbre, haciendo fundamentalmente canastos.
En este caso, es la figura de una artista y un per-
sonaje emblemático de la ciudad.
Figura 2. Monumento a Isabel la Católica y Cristóbal Colón. Plaza de Isa-
bel la Católica. Granada. Autor: Mariano Benlliure. Año: 1892. Fotogra-
fía: Romero-Sánchez, 2019.
aDResearch ESIC
204
Nº 22 Vol 22 · Monográco especial, marzo 2020  págs. 196 a 213
La segunda escultura representa a Eugenia de
Montijo, nacida en Granada en 1826 y fallecida
en Madrid en 1920, quien llegó a ser Emperatriz
de Francia en la segunda mitad del siglo XIX al
casarse con Luis Napoleón Bonaparte
3
. En este
caso, se trata también una figura histórica, pero
el protagonismo de este personaje histórico viene
dado por si figura de consorte.
La tercera obra está dedicada a Elena Martín
Vivaldi, nacida en Granada en 1907 y fallecida en
1998, fue una reconocida poeta de su tiempo. Fue
nombrada Hija Predilecta de Granada (1988) y
recibió la Medalla de la Real Academia de Bellas
Artes, así como reconocimientos por parte de la
Facultad de Filosofía y Letras y la de Farmacia.
Se la representa sentada, con un libro de poemas
entre sus manos, abierto en una de sus páginas,
donde puede leerse «serena de amarillos tengo el
alma». De este modo se hace relación a su con-
dición de erudita y poeta y, a la vez, incansable
lectora
4
. En este caso, la figura seleccionada des-
taca por su dimensión intelectual y académica,
lo que establece otro perfil de liderazgo diferente
por parte de las mujeres vinculadas a Granada y
representadas a través de la escultura.
En el bulevar granadino, la disposición de las
sillas y bancos de las obras no es casual e insta a los
transeúntes a sentarse «con ellas», haciendo un alto
en el camino para descansar. Este hecho es muy im-
portante, puesto que invita a establecer un diálogo
con el entorno, adoptando con mayor naturalidad
la presencia de las obras en el espacio público de
la ciudad. Por otro lado, es una de las diferencias
más evidentes en la representación de las obras de
carácter público de la época decimonónica, pues
3 En el año 1868, por iniciativa del Ayuntamiento de Granada, se co-
locó una placa conmemorativa en la casa donde nació (Garzón, 1997).
4 Existe un busto dedicado a Elena Martín Vivaldi colocado en las
proximidades de la entrada principal a la Facultad de Filosofía y Letras,
creado por el escultor Jesús Martínez Labrador en 2007.
como se ha explicado, la presencia de estas obras es
de carácter monumental y, en su disposición resulta
inalcanzable, pues mantiene cierta superioridad.
En este sentido, las obras se humanizan, ganando
en popularidad. Un hecho significativo es que, en
determinadas ocasiones, miembros de la comuni-
dad gitana se citan en la obra de la Canastera para
actuar ante ella a manera de homenaje.
Otro detalle importante es que sobre esta misma
obra (y sobre otras de la avenida como San Juan
de la Cruz) suelen aparecer flores naturales que los
ciudadanos les dejan como reconocimiento de su
respeto, devoción o cariño. Identificando atributos
y señas de identidad, la cultura se une a la historia
en lo que una ciudad como Granada dice ser a tra-
vés de las esculturas que representan mujeres, un
concepto que, sin duda, estaría presente y asociado
a esta ciudad si se consultara a un visitante: histo-
ria y cultura, además de la Universidad como eje
central de la actividad, representada por Joaquina
Eguaras, como se expone a continuación. Todo
ello, además, en una dinámica de participación.
Figura 3. Monumento a María «La Canastera». Bulevar de la Avenida
de la Constitución. Granada. Autor: José Antonio Castro Vílchez. Año:
2010. Fotografía: Romero-Sánchez, 2019.