La gura de la mujer
en programas de
infoentretenimiento
en España:
el resistente techo
de cristal
The Role of Women in
Spanish Infotainment
Programmes:
the Resilient Class Ceiling
aDResearch ESIC
Nº 23 Vol 23 · Segundo semestre, julio-diciembre 2020  págs. 50 a 69
Llanos, M. y Ferré-Pavia, C. (2020)
La gura de la mujer en programas de
infoentretenimiento en España: el resistente techo
de cristal
Revista Internacional de Investigación en Comunicación
aDResearch ESIC. Nº 23 Vol 23
Segundo semestre, julio-diciembre 2020 · Págs. 50 a 69
https://doi.org/10.7263/adresic-023-03
Marta Llanos
Licenciada en Comunicación
martallanos97@gmail.com
Dra. Carme Ferré-Pavia
Profesora titular del departamento de Medios,
Comunicación y Cultura, Facultad de Ciencias de
la Comunicación de la Universidad Autónoma
de Barcelona
Carme.Ferre@uab.cat
Objetivo del estudio: Este artículo tiene como objetivo analizar la gura de la mujer y las
manifestaciones de su rol de género en cinco programas de infoentretenimiento de éxito en
España.
Diseño/metodología/enfoque: Mediante el análisis cuantitativo y cualitativo de los atributos
de cada una de sus intervenciones, este estudio trata de demostrar empíricamente la existen-
cia de estos roles. Centrados en el número de apariciones de ambos sexos en cinco programas
de infoentretenimiento (El Intermedio, El Hormiguero, La Resistencia, Late Motiv y Polònia), así
como su vestimenta, sus personalidades o el evidente fenómeno de sexualización del cuerpo
de la mujer.
Resultados: Se puede sintetizar que la presencia de hombres y de mujeres en los programas
analizados es acentuadamente dispar, así como que existe un patrón en la vestimenta de hom-
bres y mujeres, por no mencionar que la cosicación del sexo femenino se hace patente en
cada uno de los productos televisivos. Limitaciones e implicaciones: las elevadas audiencias de
dichos programas pueden generar repercusión sobre la imagen de la mujer para la sociedad.
Al revisar solo un grupo nito de episodios de cinco programas, se puede decir que es una
investigación exploratoria.
Originalidad/contribución: Este texto contribuye a los estudios de género en la televisión es-
pañola contemporánea, en uno de los campos menos abordados, el del infoentretenimiento.
Se muestra que en este macrogénero sigue existiendo un techo de cristal no solo porque los
principales conductores del programa son hombres, sino por los roles de género enquistados.
Purpose: This article aims to analyse the gure of women and the manifestations of their gender
role in ve successful infotainment programmes in Spain.
Design / Methodology / Approach: Through the quantitative and qualitative analysis of the
attributes of each of its interventions, this study tries to empirically demonstrate the existence
of these roles. It focuses on the number of appearances of both sexes in ve infotainment
programs (El Intermedio, El Hormiguero, La Resistencia, Late Motiv and Polònia), as well as their
clothing, their personalities or the evident phenomenon of sexualization of the womans body.
Results: It can be summarized that the presence of men and women in the analysed pro-
grammes is markedly disparate, as well as that there is a pattern in the clothing of men and
women, not to mention that the objectication of the female sex is evident in each of the
television products.
Limitations / Implications: The large audiences of such programmes can have an impact on
the image of women in society. By reviewing only a nite group of episodes from ve pro-
grammes, it can be said that this is an exploratory study.
Originality / Contribution: This text contributes to gender studies in contemporary Spanish
television, in one of the least addressed elds, that of infotainment. It shows that in this macro-
genre there is still a glass ceiling, not only because the main hosts of the programmes are
men, but also because of the entrenched gender roles.
ABSTRACT
RESUMEN
JEL Classication:
Y9
Key words:
Gender,
women and media,
infotainment,
television
Clasicación JEL:
Y9
Palabras clave:
Género,
mujer y medios,
infoentretenimiento,
televisión
Nº 23 Vol 23 · Segundo semestre, julio-diciembre 2020  págs. 50 a 69
aDResearch ESIC
52
Nº 23 Vol 23 · Segundo semestre, julio-diciembre 2020  págs. 50 a 69
1. Introducción
La población cada vez se está informando más
en plataformas como Twitter o Facebook, tal co-
mo ha demostrado el reciente Estudio Anual de
Redes Sociales de 2019 de IAB Spain, el cual
asegura que el 85,5 % de los internautas de 16-
65 años utiliza redes sociales, lo que representa
más de 25 millones de usuarios en España. Según
el estudio, de los internautas, un 87 % tiene per-
l en Facebook, un 54 % de ellos tienen usuario
en Instagram, y un 50 % usa Twitter. Sin embar-
go, la televisión sigue teniendo altas audiencias,
por ejemplo, en el pasado septiembre de 2019,
la audiencia acumulada en el mes asciende a 36,5
millones, con una cobertura del 94,9 % de la
población de España, según un estudio de la
consultoría Barlovento (2019). Los programas
que mezclan la información con la comedia y el
entretenimiento, englobados en el macrogénero
del infoentretenimiento (Ferré Pavia, 2013) son
de los más vistos. Programas como Late Motiv
(Movistar+), El Hormiguero (Antena 3) o Polònia
(TV3) generan elevadas audiencias tanto en di-
recto como con los servicios a la carta. Por ejem-
plo, el 13 de enero de 2020, El Hormiguero pre-
sentó casi un 14 % de share (unos 2,5 millones
de espectadores), según la página web ocial del
programa. En el caso de Polònia, el programa que
siguió a la exhumación de Franco (octubre de
2019), superó los 800.000 espectadores, y hay
que tener en cuenta que la cadena solo se ve en
Catalunya. Este estudio se plantea vislumbrar si
la imagen de la mujer en el campo del infoentre-
tenimiento se rige por patrones sexistas y anqui-
losados, o bien muestra algún cambio en este
aspecto.
Cabe destacar que el debate por el feminismo
es un tema de rabiosa actualidad, que genera una
importante controversia en la esfera pública y
mediática. Casos como la polémica entre si se
trataba de un abuso o una violación en la senten-
cia de la Manada
1
(2019) o el caso de la violación
de una menor por parte de los integrantes del
equipo de futbol burgalés Arandina
2
(2017), así
como el auge de la ultraderecha y lo que ello
supondría en materia de defensa de la mujer en
el campo de la legislación, en el caso de España,
o el movimiento MeToo en todo el mundo, han
provocado que numerosas manifestaciones mul-
titudinarias hayan salido a las calles como símbo-
lo de protesta (Battaglia, Edley y Newsom, 2019).
No solo la respuesta ha sido social, sino que la
academia ha aportado estudios sobre el caso de
La Manada desde el punto de vista de regulación
de los delitos sexuales (Faralo y Acale, 2018), el
análisis del discurso (Angulo, 2018) y también
los medios, como la respuesta ciudadana en los
comentarios de los periódicos (Portalés, 2018;
Liarte y Bandrés, 2019). No han faltado estudios
mediáticos desde la perspectiva feminista, ante lo
que denen como misoginia detectada en las re-
des (Núñez y Fernández, 2019; Orbegozo, Mo-
rales y Larrondo, 2019).
En este doble contexto, este estudio analiza los
patrones de género en algunos de los infoshows y
programas de sátira política más exitosos (Llanos,
2019). La aportación de la investigación es foca-
lizar la mirada en todos los hombres y mujeres
que aparecen en los programas, tanto conductores
como colaboradores o entrevistados, para estable-
cer una comparativa de atributos atribuidos a
todos ellos, en un campo, el del infoentretenimien-
1 Se autodenominaron La Manada un grupo de violadores reinci-
dentes que fueron juzgados en 2019. El escándalo no fue solo la viola-
ción en grupo sino el tratamiento de la víctima en los medios y las
protestas sociales en gran parte del país por lo que se consideró una
baja condena, 9 años de prisión.
2 Tres exjugadores de la Arandina CF de Burgos fueron condenados
a penas de 38 años de cárcel cada uno por agresión sexual a una me-
nor de 15 años en 2017 pero continúan en libertad bajo anza a fecha
de febrero de 2020.
53
La gura de la mujer en programas de infoentretenimiento en España: el resistente techo de cristal · págs. 50 a 69
to, que académicamente ha primado el estudio de
las candidatas políticas (Berrocal, 2017).
2. Marco teórico
2.1. Feminismo y roles de género
El diccionario de estudios de género y feminismos
dene el feminismo como «concepto por el que
se designan las posiciones gnoseológicas, ideoló-
gicas y políticas que reivindican la emancipación
de las mujeres y el acceso a los derechos igualita-
rios con los varones» (Gamba y Diz, 2007, p.151).
Tal y como indica dicho estudio, la noción fue
adoptada en numerosos países, aunque, desde el
inicio, hubo diferentes matices en la comprensión
de éste e, incluso, signicados contrapuestos. Asi-
mismo, no solamente encontramos contraposición
de signicados dependiendo del nivel socioeco-
nómico de cada país o de las culturas y tradiciones
diferenciadas de cada región, sino antítesis en las
interpretaciones de diversas personas dentro de
un mismo contexto geográco y cultural.
Aunque los postulados teóricos del feminismo
estén bien anclados desde los estudios de Beau-
voir (2017) y otras autoras, su actualización en
las disciplinas de la educación (Yates, 2019), los
medios (Haraldsson y Wängnerud, 2019), la pu-
blicidad (Vezich, Gunter y Lieberman, 2017) o
su realidad en diferentes contextos culturales
sigue activa (Pucherova, 2019; Souza, Carvalho
y Antunes, 2018). Hoy podemos hablar incluso
de contrarevolución machista, pues múltiples opo-
sitores al feminismo tachan de hembristas a todo
el conjunto, argumentando que el feminismo
«parece haber logrado uno de sus cometidos:
alcanzar la igualdad de los sexos ante la ley. Pero
ahora se ensaña con la parte derrotada, derivan-
do en un hembrismo muy parecido al machismo
que criticaba» (Serna, 2001, p. 44).
Debemos ser conscientes de que la presencia
de los roles de género se hace palpable tanto en
los estratos más humildes como en las élites. Se-
gún sostiene Lorber (1991), la gura femenina
se asocia por antonomasia con acciones como
cocinar, cuidar a los hijos, limpiar el hogar… El
hombre, en cambio, se reeja en la dirección de
una empresa o de cargos de responsabilidad, en
la realización de deportes, en mostrar admiración
por la automoción… serían estos campos exclu-
sivos para la gura varonil: la identidad de géne-
ro es uno de los componentes más esenciales de
la «feminidad» y la «masculinidad» (Lorber,
1991, p.7).
Paralelamente, y según Victoria Sau, escritora,
psicóloga y activista política feminista española,
de todos los cambios sociales, políticos y econó-
micos que la humanidad ha experimentado «el
de la clase de relación entre sexos, mujeres y
hombres, y por derivación el concepto de géne-
ro es el que menos ha variado» (Sau, 2000,
p.101). A juicio de dicha autora, las diferencias
clásicas entre hombres y mujeres más destacadas
de estudiosos como Freud se basaron en que el
sexo masculino se caracterizaba por adjetivos
como la dominancia, el control emocional, la
agresividad y la inteligencia lógica; mientras que,
según el psicoanalista, la mujer es, por naturale-
za pasiva, sumisa, miedosa, de inteligencia intui-
tiva y de uctuación emocional desmesurada.
Por otra parte, Suzanne Simon consideró que
las costumbres relacionadas con la gura de la
mujer vienen inspiradas por imágenes colectivas
del hombre y de la mujer: «Éstas se imponen
como modelos, y hasta como imperativos que
determinan a un sexo y a otro conducirse de
esta o aquella manera, según la época y el medio
ambiente» (Simon, 1969, p.48). De este modo,
Simon sostuvo que el estereotipo era una especie
de cliché mental colectivo expresado irracional-
mente en un juicio global, en la línea de lo que
rearma Giddens (2001).
aDResearch ESIC
54
Nº 23 Vol 23 · Segundo semestre, julio-diciembre 2020  págs. 50 a 69
Un claro ejemplo de estas determinaciones lo
encontramos en el estudio de la cromatografía y
su asociación con los roles de género a lo largo
de la historia, especialmente en campos como en
la publicidad. Un estudio realizado por la BBC,
titulado Why girls really do prefer pink? (2007),
explica como la convención que asocia los colores
rosados y pastel al género femenino ni siquiera
tiene una historia tan larga como podría parecer.
Por ejemplo, en Estados Unidos no se usaron los
tonos pastel para los bebés hasta la Primera Gue-
rra Mundial: antes se optaba simplemente por el
blanco. En dicho contexto, el rosa era el color de
los niños, al ser «más decidido y fuerte», mientras
que las niñas debían vestir el azul, «más delicado
y amable». Cabe destacar que el rosa se asociaba
al rojo, el color de la sangre y del vigor.
El problema sucede cuando los clichés acaban
degenerando en un trato peyorativo hacia las mu-
jeres. Para Zarkov y Davis el papel mediático de
algunas es esencial, y destacan que mujeres em-
poderadas y reconocidas en el mundo mediático
se unan, ya que eso, «hace la diferencia que per-
mite a sus acusaciones ser escuchadas y conside-
radas como tal» (Zarkov y Davis, 2018, p.5). Otros
estudios refuerzan destacan el rol mediático feme-
nino para normalizar realidades o potenciar el
balance de género (Moreno y Jiménez, 2019).
2.2. La mujer y su representación en los
medios de comunicación
Es evidente que los estudios de género y medios
son un subcampo de la comunicación extensísimo
que no pretendemos alcanzar, tan solo destacar
como el estudio de la representación del género
en el campo mediático ha abordado diversas rea-
lidades, incluyendo cibermedios y redes (García
y Gallur, 2019; Mier, 2019; Adá, 2019; Frasquier,
2018; Mañoso, 2018). De manera global, Simelio
y Forga (2014) sostienen que el hecho de que la
mujer jamás haya obtenido el protagonismo igua-
litario en los medios se debe a unas determinadas
barreras en el mundo laboral del audiovisual en
diversos aspectos: una primera razón nanciera,
un evidente prejuicio de género, y por último, la
dicultad para conciliar trabajo y familia.
Uno de los ámbitos más estudiados ha sido en
de los posibles efectos en la infancia (Goldberg y
Gorn, 1978; Halford et al., 2007; Martínez y Mer-
lino, 2012; Serrano 2015; Purwati y Japar, 2016).
González (2015), en una investigación sobre es-
tereotipos de género en los canales infantiles,
sostiene que se debe tener en cuenta que la tele-
visión no ofrece únicamente productos de con-
sumo y entretenimiento, sino que la sociedad se
puede ver inuenciada por estos roles y alterar su
conducta en base a estas normas sociales estable-
cidas por los medios.
Como Leoz (2012) argumenta, aunque deter-
minadas normas de la legislación española tienen
por objeto erradicar los contenidos discriminato-
rios en los medios de comunicación dentro del
ámbito nacional, mientras que éstas han sido
respetadas por los medios públicos, no sucede lo
mismo en algunos medios privados.
Paralelamente, González focaliza su trabajo en
el estudio de los roles de la mujer en la cción,
donde un elemento de estudio fundamental se
encuentra en la forma de representación estética
de sus personajes, a su parecer, exagerada en el
caso de la gura femenina. Como resultado, las
audiencias recordarán más fácilmente a un per-
sonaje con características exageradas en contras-
te con otros que no las tengan. Un ejemplo claro
de este fenómeno lo encontramos en las carica-
turas realizadas en la serie satírica Polònia, donde
la referencia a la exageración es casi instantánea
por su mismo carácter paródico. El de las series
es uno de los enfoques más prolícos en la lite-
ratura sobre género y medios, por ejemplo, los
55
La gura de la mujer en programas de infoentretenimiento en España: el resistente techo de cristal · págs. 50 a 69
de Lacalle y Castro (2017), Narbona (2017) y
Boucher (2018).
Mientras que el campo de las series y de la
televisión en general cuenta con una gran pre-
sencia en las publicaciones (González, Marcos y
Portillo, 2019; Moniz, 2016; Mateos-Pérez y
Ochoa, 2016), el cruce entre género e infoentre-
tenimiento no se muestra tan rico, por no decir
muy poco estudiado. Incluso las perspectivas
del feminismo tradicional de Simone de Beau-
voir se han cotejado con series televisivas actua-
les, y su perpetuación de estereotipos (Bandrés,
2019) o se ha estudiado el tratamiento LGTBI
(Haslop, 2019).
En los estudios de infotainment se ha mostra-
do como la representación de las mujeres polí-
ticas «sigue atada a estereotipos clásicos, y se
las presentan desde sus características materna-
les, protectoras o de alguna manera relacionadas
a la fragilidad» (Panke y Amado, 2012, p. 63).
Las autoras destacan que los medios no son la
vanguardia de los cambios sociales sino, más
bien, una caja de resonancia que evidencia los
estereotipos más consolidados: «Cada tanto,
aparece de improviso una mujer que rompe con
la agenda, pero a ella los medios la presentarán
exageradamente como excepcional, y harán
hincapié en su supuesta desviación a los roles
tradicionales» (p. 65).
Quevedo y Berrocal (2018), analizando la co-
bertura informativa de las mujeres políticas,
coinciden que sin ningún lugar a duda existen
estereotipos de género que condicionan tanto la
manera como se comunica como su posterior
interpretación según si el redactor o locutor es
hombre o mujer. Sin embargo, existe literatura
que, al contrario, ha advertido una disminución
evidente de los estereotipos tradicionalmente aso-
ciados al género en el tratamiento mediático, co-
mo Rodríguez y Berasategi (2015) en su estudio
sobre las mujeres políticas en El Hormiguero, pro-
grama que también analizamos en esta investiga-
ción. El enfoque sobre los candidatos ha sido el
predominante (Ferrin, Fraile y Garcia-Albacete,
2019) o incluso el del infotainmnent y sus valores
como «política de género» (Choi, 2019).
2.3 La mirada de las guionistas
En este trabajo de investigación se han realizado
dos entrevistas a guionistas de los programas Late
Motiv y Polònia: Pilar de Francisco y Júlia Cot, res-
pectivamente. Se ha querido que las mismas pro-
ductoras de esa representación valoren su trabajo
desde la perspectiva de género. Las guionistas han
destacado en sus entrevistas cómo el panorama del
entretenimiento y el humor da cada vez más pro-
tagonismo a la mujer. Sin embargo, también han
subrayado la importancia de que este fenómeno
se siga produciendo y que no se quede en una
mera anécdota para generar buena publicidad
oportunista para las cadenas y sus programas.
Por ejemplo, De Francisco cuenta que en la
actualidad no existe ningún comunicado ocial
en su programa, Late Motiv, que explicite la im-
portancia de respetar a la gura de la mujer de
un modo responsable. De hecho, ambas guionis-
tas coinciden en que han reescrito muchos de sus
monólogos al ver que estaban empleando voca-
bulario que incitaba a la discriminación de la
mujer en forma de micromachismos. Júlia Cot,
de hecho, reconoce haber usado tópicos machis-
tas en sus propios escritos:
Ahora tengo más conciencia feminista y, muchas
veces, en una segunda lectura de mis guiones, me
he dado cuenta de que tiraba de tópicos caducos
que funcionan a nivel cómico, pero solo reforzaba
estereotipos. […] Siguen funcionando precisamen-
te porque llevamos muchos años haciéndolos y se
han instalado en el imaginario colectivo. La gente
reconoce la fórmula, el tópico y ríe. Pero también
creo que cada vez se perciben más estos estereotipos
aDResearch ESIC
56
Nº 23 Vol 23 · Segundo semestre, julio-diciembre 2020  págs. 50 a 69
como caducos y que a la larga dejarán de funcionar.
[…] ¿Por qué se siguen ofreciendo estos contenidos?
Pues porque todavía funcionan y es mucho más
fácil hacer estos chistes que repensar. Cada cual tie-
ne el nivel de exigencia que tiene y tiene que gestio-
nar su conciencia y entenderse con su público.
La guionista del programa satírico de la política
española Polònia hace un inciso para argumentar
que, en referencia a si los medios han cambiado su
manera de comunicar mensajes con relación a la
gura de la mujer, ha notado que sí se intenta:
No seré nunca partidaria de la censura. Y la ofensa,
evidentemente, entra dentro de los límites del humor.
En general, en referencia a si los medios han cambia-
do su manera de comunicar los mensajes en relación
a la gura de la mujer, he notado que se intenta,
pero muchas veces no sale bien. Creo que es porque
este nuevo tratamiento más respetuoso no se hace
desde la convicción ni desde un análisis profundo de
género, sino que lo hacen porque creen que lo tienen
que hacer para no ser criticados en las redes.
Pilar de Francisco, guionista de Late Motiv,
coincide con Cot en que los estereotipos machis-
tas ya no funcionan: «Al menos si aspiras a un
público mainstream. Un chiste es gracioso si se
compra la premisa, pero si bromeas con la idea
de ‘las mujeres conducen mal’ y tu público no
piensa eso, el chiste no va a funcionar».
Finalmente, las dos guionistas entrevistadas en
la presente investigación coincidieron en que to-
davía se está lejos de una igualdad entre hombres
y mujeres en los medios de comunicación actua-
les, tanto en televisión como en radio y prensa
escrita. Júlia Cot denuncia, en relación a este he-
cho, cómo el techo de cristal también se hace pa-
tente en el sector. Según la guionista de Polònia,
ello se ha debatido en numerosas situaciones:
Se ha dicho de todo: que las mujeres no son tan
graciosas, que a las mujeres los cuesta más subir a
un escenario a humillarse y esto las hace menos
cómicas… Nada de esto es cierto. Durante años los
hombres han ocupado el mundo del espectáculo y
se ha impuesto su visión. Y lo hemos comprado y
normalizado todos, incluso las mujeres. Y la res-
puesta a por qué ha pasado esto no sorprenderá:
patriarcado. Todo forma parte del mismo círculo
vicioso que se tiene que romper.
Pilar de Francisco sentencia su intervención
apuntando que esta situación es «una inercia he-
redada, si no cambia, esta nueva ola feminista
quedará en una moda pasajera».
3. Materiales y método
La aportación de esta investigación se centra en
valorar si en el caso de los infoshows seleccionados,
se puede hablar o no de representación sexista de
las mujeres. El análisis se ha basado en tres ejes:
la morfología de los personajes, es decir, sus rasgos
físicos; un segundo eje narrativo que se ha focali-
zado en el contenido de cada una de las interven-
ciones de los personajes o participantes, es decir:
qué dicen y qué signicado tiene su aportación.
Finalmente, un tercer eje de tipo funcional que
describía la personalidad atribuible a las personas
que han aparecido en los programas analizados.
Se ha optado por técnicas de análisis de con-
tenido tanto cuantitativas como cualitativas. Este
se caracteriza por ser «el método que utiliza la
lectura de textos y la interpretación de las imáge-
nes como instrumentos de recogida de informa-
ción, que tiene que ser hecha y analizada de ma-
nera cientíca: globalizada, sistemática y objetiva»
(Piñuel, 2002, p.2).
En segunda instancia, además de tratar de dar
respuesta a esa pregunta inicial sobre si la mujer
se ve representada en los programas de infoen-
tretenimiento acorde a unos patrones de conduc-
ta de rol de género marcados; se han expuesto
objetivos especícos: el análisis minucioso tam-
57
La gura de la mujer en programas de infoentretenimiento en España: el resistente techo de cristal · págs. 50 a 69
bién de las guras masculinas. Entendemos que
solo una muestra comparativa puede dar cuenta
de la diferencia entre ambos sexos.
Según los estudios de Casetti y Di Chio, el
análisis de un personaje puede comprenderse
desde tres campos de estudio distintos: el enfoque
fenomenológico, el enfoque formal y el enfoque
abstracto (Casetti y Di Chio, 1996, p.189). Nos
centraremos en el enfoque fenomenológico, dado
que los otros dos enfoques se muestran más cer-
canos al mundo de la cción, ya que describen
en valor a si se trata de personajes planos o re-
dondos, su lugar en la narración, roles de héroe
o antihéroe, etc. De este modo, el enfoque feno-
menológico expone dos vertientes: la apariencia
física y la expresión verbal.
En cuanto a la apariencia física seguiremos la
propuesta de Dyer en la observación de la apa-
riencia del personaje, en virtud de sus atributos
morfológicos: fisionomía, vestuario y gestos
(Dyer, 2001, pp. 144-147). Cabe destacar que
detalles físicos o incluso los gestos de las personas
pueden considerarse indicativos de la persona-
lidad y temperamento del sujeto, nos proporcio-
nan «un acceso particularmente privilegiado al
verdadero yo del personaje» (Dyer, 2001, p.
146). En lo que respecta a los rasgos morfológi-
cos se han analizado las siguientes variables:
sexo, edad aparente, constitución física, color de
piel, cuidado del cabello, belleza objetiva (en
relación con los cánones actuales), maquillaje,
vestuario y gestualidad.
En los rasgos narrativos se ha puesto el foco
de atención en el contenido del mensaje, éste di-
bujará una narrativa que nos dará pistas de sus
rasgos de personalidad: ¿aparece la sátira o la
ironía en el discurso?, ¿se trata de un mensaje
puramente informativo?, ¿se quiere ridiculizar
algún personaje mediático?
Por el último, en relación a los rasgos funcio-
nales, se ha tratado de detectar si las intervencio-
nes pertenecen a personas de tipo introvertido,
extrovertido, soberbio, brusco, alegre, etc. Estos
rasgos toman en cuenta el modelo de Brady y Lee
(1988), que establece adjetivos que pueden com-
binarse a la hora de crear un personaje: gentil,
violento, alegre, delicado, generoso, confuso, in-
genuo, inteligente, impulsivo, humilde, fanfarrón,
valiente, cobarde, tranquilo, nervioso, optimista,
pesimista, extravagante, mesurado, egoísta, al-
truista, misterioso, pretencioso, modesto, natural,
torpe, astuto, galante, rudo, activo, perezoso, etc.
Algunos de los rasgos se han tomado como va-
riables de carácter en el estudio.
La siguiente tabla muestra la cha con los atri-
butos:
Tabla 1. Atributos analizados
Fecha del programa
Fisionomía Vestuario Gestualidad Cm Tp
S Ed Fs Pl Cb Bz Mq E F
Personaje X
(femenino)
Personaje Y
(masculino)
Fuente para todas las tablas: Elaboración propia (2019).
S: Sexo (siendo 1 hombre, 2 mujer), Ed: Edad (gradualmente de menor a mayor), Fs: según la condición física, Pl: color de piel, Cb: cuidado
del cabello, Bz: belleza objetiva, Mq: presencia de maquillaje, E: Estilismo, F: frecuencia de gestualidad (de menos a más), Cm: contenido del
mensaje, Tp: tipo de personalidad.
aDResearch ESIC
58
Nº 23 Vol 23 · Segundo semestre, julio-diciembre 2020  págs. 50 a 69
La muestra escogida para este trabajo de inves-
tigación está compuesta por los cinco episodios
más recientes desde la fecha de inicio de la inves-
tigación (abril, 2019) de cada uno de los progra-
mas que forman el corpus: cuatro espacios de
infoshow: El Intermedio, El Hormiguero, La Resisten-
cia y Late Motiv; y uno de sátira política: Polònia.
En el caso de Polònia, se han analizado tres capí-
tulos, dado que el número de intervenciones y de
personajes por capítulos es mucho mayor que en
los otros espacios de infoentretenimiento de la
muestra. En total suman una muestra de 23 capí-
tulos, 19,28 horas de programación y las corres-
pondientes de visionado y análisis.
Se trata, por lo tanto, de estrategia de muestreo
es no-probabilística intencional, basada en la ac-
tualidad. Por ello se congura como una investi-
gación de alcance exploratorio.
En la tabla 2 aparecen indicados tanto la fecha
de emisión como el minutado de cada uno de los
episodios que forman el corpus de estudio.
4. Resultados
4.1. El Intermedio
El Intermedio es un programa de televisión de ca-
rácter satírico emitido en La Sexta y presentado
por José Miguel Monzón, comúnmente conocido
como El Gran Wyoming. El programa, de clara
Tabla 2. Selección de la muestra
Programa Episodio 1 Episodio 2 Episodio 3 Episodio 4 Episodio 5
El intermedio
Dani Mateo da
la razón a
Viggo Mortersen
No, los asesinos
machistas no son
mayoritariamen-
te migrantes
Enrique González
afectado por
un trastorno de
salud mental
Regreso al
PPasado
La resaca
electoral de
Wyoming y
Dani Mateo
Emisión y minutado
7/05/2019
54’ 25”
06/05/2019
51’ 54”
02/05/2019
54’ 59”
30/04/2019
56’ 34”
29/04/2019
56’ 25”
El Hormiguero
Marta Milans Mario y Óscar
Casas
Jordi Évole Antonio Pagudo Manel Fuentes
Emisión y minutado
7/05/2019
51’ 15”
06/05/2019
42’ 35”
02/05/2019
51’ 24”
01/05/2019
51’ 46”
30/04/2019
51’ 32”
La Resistencia
Vanesa Martín y
Adriana Ugarte
Mario y
Óscar Casas
Rayden Nadia de
Santiago
Danny León
Emisión y minutado
8/05/2019
58’25”
07/05/2019
57’13”
06/05/2019
55’
02/05/2019
49’37”
30/04/2019
59’
Late Motiv
Luis Bermejo Ramón Lobo Ingrid García y
Secún de la Rosa
Estrella Morente Zenet
Emisión y minutado
8/05/2019
51’
06/05/2019
50’35”
02/05/2019
55’12”
01/05/2019
48’07
30/04/2019
45’55”
Polònia
Polònia Polònia Polònia - -
Emisión y minutado
2/05/2019
34’ 52”
25/04/2019
28’ 54”
11/04/2019
31’ 14”
- -
59
La gura de la mujer en programas de infoentretenimiento en España: el resistente techo de cristal · págs. 50 a 69
línea de izquierdas, basa su contenido en analizar
la actualidad informativa, narrada por la colabo-
radora Sandra Sabatés, para que luego, Wyoming
use un tono jocoso y sarcástico para criticar cada
una de las intervenciones de los políticos más po-
lémicos. De este modo, bajo una primera impre-
sión en la que el presentador es un ignorante e
inocente bromista, se realiza una punzante crítica
a la política y economía española. Sin embargo, y
aunque el programa se dene como progresista y
feminista; de hecho, el portal web del programa
dedica una sección llamada «mujer tenía que ser»
para alabar la gura femenina y su aportación a la
sociedad, hay un hecho que llama la atención: de
todas las intervenciones a lo largo de los cinco
programas analizados, únicamente un 26,1 %
pertenecen a mujeres. De 23 apariciones, 17 son
de hombres y 6 de mujeres, tal y como se aprecia
en la tabla del nal de este apartado. Asimismo,
se repite el ya mencionado «techo de cristal», en
el que el mayor protagonismo en un programa de
humor vuelve a estar en manos de un hombre.
Además, en este caso, Sandra Sabatés cumple
la gura de periodista rigurosa, la cual únicamen-
te aporta datos de actualidad y es Wyoming el
encargado de dar su interpretación. Sabatés rara-
mente da su visión de los hechos, sino que se
limita a bombardear con información puramente
objetiva, sin dar más valoración que algún gesto
de sorpresa como fruncir el ceño con alguna de
las aportaciones del presentador. En este caso,
cabe destacar que, a diferencia de otros programas
que se verán más adelante como El Hormiguero,
tanto mujeres como hombres suelen llevar trajes
formales, alejándose de indumentarias casuales o
cosicadoras, en el caso de las mujeres. Un hecho
remarcable se encuentra en que a lo largo de los
cinco programas no se haya producido ninguna
situación claramente estereotipada, como vere-
mos más adelante.
4.2. El Hormiguero
El Hormiguero, un programa de prime-time de la
cadena Antena 3, sigue la tónica de los programas
infoshow en los cuales el presentador es su sello
de identidad, su marca. Desde sus inicios, El Hor-
miguero ha contado con Pablo Motos como auto-
ridad del programa y, en consecuencia, éste se
tiñe de la personalidad del presentador y del tono
bromista de sus conocidas hormigas: Trancas y
Barrancas, las cuales ayudan a realizar entrevistas
más distendidas. Si analizamos quienes son los
protagonistas del programa, apreciaremos que
ninguno de ellos es una mujer.
De hecho, de todas las apariciones en cada uno
de los cinco programas analizados, únicamente un
15,4 % de éstas son de mujeres, el 84,6 % restan-
te son hombres, el segundo porcentaje más eleva-
do en cuanto a proporción de apariciones entre
hombres y mujeres de los 5 programas analizados.
Cabe destacar, además, de estas cuatro apari-
ciones femeninas, el 100 %, es decir, las cuatro,
son de mujeres objetivamente atractivas: Pilar
Rubio, Marta (en dos programas consecutivos) y
Marta Milans. En el caso de los hombres, única-
mente dos de 22 podrían ser considerados obje-
tivamente atractivos, dado que siguen el canon
de belleza de ser hombres musculados y aclama-
dos por su físico en cada una de sus apariciones
en series de cción: los hermanos Mario y Óscar
Casas. Este hecho, constituye un porcentaje de
un 9 % en contraste con el 100 % de las mujeres
participantes en estos cinco programas.
En cuanto al vestuario, su presentador apare-
ce siempre con traje oscuro y camisa blanca, en
contraste con las mujeres: solamente en una oca-
sión una mujer ha llevado un traje de color oscu-
ro: Marta Milans. Las mujeres han optado en su
mayoría (dos de las cuatro apariciones) por colo-
res vivos y llamativos. En estos cinco programas,
no se ha explicitado ningún comentario que hi-
aDResearch ESIC
60
Nº 23 Vol 23 · Segundo semestre, julio-diciembre 2020  págs. 50 a 69
ciese alusión a algún tipo de caricaturización de
género, sin embargo, sí que vemos cómo una
colaboradora del programa, Paulina Rubio, tiene
como propósito en una de sus secciones, realizar
trucos absurdos y sin sentido con el mero objeti-
vo de entretener al público y buscar el chiste fácil.
El presentador, no verbaliza ningún tipo de co-
mentario sexista a lo largo de los programas, pe-
ro se nota soberbia en algunos comentarios. Ve-
mos cómo este hecho no sucede en ninguna
intervención femenina, probablemente porque
su protagonismo en el programa es menor y no
da tiempo a conocer a dichas mujeres con pro-
fundidad.
4.3. La Resistencia
En este programa la personalidad del presentador
es el hilo conductor de cada una de las secciones.
Una de las características que más denen a La
Resistencia (Movistar+) es su supuesto bajo pre-
supuesto, el cual da sensación de improvisación
y frescura juvenil al programa. Este hecho, com-
binado con su característico humor negro, per-
mite que algunas bromas racistas, clasistas, o que
toquen temas delicados, como el desastre de las
Torres Gemelas queden dentro de los límites del
humor. En este programa, la temática, dado que
esta búsqueda de un target que no quiera infor-
marse con el mismo rigor que aquel que mira el
telediario, sino que busca entretenerse, es mucho
menos política y está más enfocada hacia el di-
vertimento de los invitados para conocerlos en su
estado más relajado y distendido.
En los programas analizados de La Resistencia,
el 87 % total de las intervenciones pertenecen a
perles de hombres, en concreto 27 de las 31
intervenciones, el porcentaje más alto de los cin-
co casos estudiados. En consecuencia, únicamen-
te aparecen, 4 mujeres: Asaari Bibang, Nadia de
Santiago, Vanesa Martín y Adriana Ugarte. De
éstas, únicamente una viste con un traje oscuro
y formal, mientras que seis apariciones masculi-
nas visten este tipo de atuendos. Cabe destacar
que el presentador, David Broncano, siempre
aparece vistiendo prendas formales y oscuras.
Únicamente un hombre viste ropa colorida, Jorge
Ponce, y coincide con su sección en la que hace
humor sobre las aventuras de sus hijas y, por lo
tanto, su vestimenta responde al patrón de llevar
un atuendo colorido para llamar la atención de
los infantes. Las mujeres, siendo un bloque me-
nor, tienen, en proporción, un 25 % de aparición
de ropa colorida (1 de 4) mientras que los hom-
bres se sitúan en un 3,7 %, siendo solamente un
hombre dentro de un total de 27 intervenciones
masculinas.
A lo largo del programa se pueden apreciar
chistes con connotaciones machistas, no obstan-
te, dado que se han realizado con tono sarcástico
y claramente en clave de humor negro, no se han
tenido en cuenta por la naturaleza irónica del
programa. Sin embargo, sí que se ha producido
alguna situación de discriminación a la mujer en
la que este tono sarcástico no estaba presente: la
situamos en la entrevista a los hermanos Mario y
Óscar Casas: en ésta se comenta un encuentro
sexual por parte del hermano pequeño, estereo-
tipando, cosicando y reduciendo la situación a
un mero sexo vulgar, fanfarroneando sobre el
número de mujeres con las cuales habían com-
partido relaciones sexuales. Cabe destacar, no
obstante, a Asaari Bibang, la cual prorió un mo-
nólogo sobre la discriminación hacia la mujer y
hacia las personas de piel negra.
4.3. Late Motiv
Late Motiv (Movistar+), que inició sus emisiones
en el año 2016 y comparte junto con La Resisten-
cia el hecho de pertenecer a la productora El Te-
rrat, es un late night show inspirado en formatos
61
La gura de la mujer en programas de infoentretenimiento en España: el resistente techo de cristal · págs. 50 a 69
existentes y de popularidad contrastada estadou-
nidenses. Actualmente cuenta con cuatro tempo-
radas, todas ellas orquestadas por el conocido
comediante Andreu Buenafuente, quien entrevis-
ta en sus programas a diversos personajes de ac-
tualidad que quieren promocionar sus trabajos
musicales, películas o series, etc. Además, el pro-
grama cuenta con colaboradores como Berto Ro-
mero, que ejecutan monólogos para amenizar el
espacio televisivo, así como una banda que acom-
paña las intervenciones del presentador y lanza
ráfagas musicales entre secciones.
Nos encontramos de nuevo con un porcentaje
contrastado entre las intervenciones de hombres
y mujeres, un 80 % de apariciones masculinas y
un 20 % de mujeres, 16 y 4 respectivamente de
un total de 30. De éstas, un 91,6 % de las ocasio-
nes en las que los participantes llevan traje oscuro
pertenecen a los hombres, frente a solamente una
mujer: Leonor Watling. Así como en el caso estu-
diado anteriormente en el que una mujer realiza-
ba un monólogo en clave feminista, en este caso,
Ana Polo denuncia en su intervención cómo las
mujeres estamos reprimidas y denuncia con hu-
mor y sarcasmo el hecho de que muchos fenóme-
nos cotidianos como la menstruación no estén
normalizados.
Se podría decir que Late Motiv es la versión
madura y de mayor presupuesto en contraposi-
ción con La Resistencia. En consecuencia, las in-
tervenciones son más comedidas, menos jocosas
y sarcásticas. Por lo tanto, el target de dicho pro-
grama se sitúa en un público más adulto y menos
juvenil.
4.5. Polònia
Polònia es un programa de Televisión de Catalun-
ya que caricaturiza la realidad política actual a
partir de la imitación de los principales represen-
tantes de los partidos tanto a nivel nacional como
local. Gracias a los múltiples gags y sketches mu-
sicales, satirizan semanalmente las situaciones
más polémicas que se producen en el ámbito
político español. Cabe destacar diversos aspectos
dentro de los tres programas analizados en este
estudio: por un lado, las mujeres son más veces
caricaturizadas como ignorantes que los hombres:
tenemos el ejemplo de Ada Colau, Marta Rovira,
Isabel Celaá o Laura Borràs. Además, los perso-
najes femeninos suelen ir con colores claros y
menos formales o incluso con colores llamativos,
en siete casos analizados, concretamente. En con-
traste, los hombres llevan en su gran mayoría
trajes formales y oscuros. En concreto, el 100 %
de las intervenciones de personajes vestidos de
traje oscuro pertenecen a hombres, siendo éstas
32, frente a 0 de mujeres. En Polònia, los que más
responden a roles de género marcados y actitudes
soberbias son los políticos de partidos conserva-
dores: por ejemplo, Santiago Abascal aparece
representado como un hombre que huye de pa-
recer una gura comprensiva, sino que sigue el
patrón de ser un personaje duro, incisivo y agre-
sivo. Mientras que hombres de izquierdas como
Pablo Iglesias no tienen problemas en mostrar
sensibilidad o vestir colores pastel poco formales.
Asimismo, la presencia de hombres es claramen-
te superior pero este fenómeno también se debe
en parte a que en la política española actual el
número de mujeres es menor. De 62 intervencio-
nes, 44 son hombres y 18 mujeres, generándose
así un 71 % aproximadamente frente a un 29 %
respectivamente.
Cabe destacar que en Polònia, la presencia de
maquillaje marcado en cada intervención se debe
a la caracterización del personaje, mientras que
en otros programas las mujeres son las únicas que
aparecen maquilladas en su mayoría. Otro factor
a tener en cuenta se encuentra en la gestualización
exagerada, la cual también responde a la búsque-
aDResearch ESIC
62
Nº 23 Vol 23 · Segundo semestre, julio-diciembre 2020  págs. 50 a 69
da de exagerar al máximo los atributos de los
personajes ccionados. Asimismo, todos los per-
sonajes de Polònia comparten el rasgo funcional
de sobreactuación por razones evidentes.
5. Discusión y conclusiones
En este estudio se han analizado distintos rasgos,
tanto morfológicos y de contenido de mensaje
como rasgos de personalidad, de los distintos per-
sonajes de los cinco programas de infoentreteni-
miento analizados. Este desglose se ha realizado
con la nalidad de poder denir, con la mayor
exactitud posible, el grado de sesgo en la repre-
sentación de género en los infoshows españoles. Se
han extraído algunos de los patrones de conduc-
ta conocidos comúnmente por ser «femeninos»
para analizar esta relación directa con la represen-
tación o estereotipo de la mujer en los medios de
comunicación y entretenimiento actuales.
Como vimos en el marco teórico, la clasica-
ción de lo femenino y masculino no responde a
una razón biológica sino a una construcción social
arbitraria. Tras un análisis amplio de cada uno de
los personajes que han participado en los progra-
mas analizados, se han extraído algunos de los
valores más característicos de esa supuesta «femi-
nidad» con el objeto de descubrir si estos patrones
de conducta se cumplen en los diversos programas
del ámbito del infotainment: el número de apari-
ciones de ambos sexos a lo largo del estudio, el
número de personajes que llevan trajes formales
oscuros, en contraste con aquellos de estilos co-
loridos y pastel; la aparición de personas objeti-
vamente atractivas, por el evidente fenómeno de
sexualización del cuerpo de la mujer en los medios
a lo largo de la historia; los caracteres soberbios y,
por último, la frecuencia de personalidades serias.
A continuación, podemos observar algunos de
los resultados mencionados gracias a las tablas
que sintetizan los cinco capítulos analizados de
cada programa, a excepción de Polònia, del cual
han sido analizados tres capítulos por su duración
y número de personajes implicados (Veáse Tabla
3 en pág. 41):
En los programas satíricos analizados, como
el de Polònia, se reejan en numerosos casos si-
tuaciones cotidianas como la de una familia en
su hogar, que muestran cierto paralelismo con la
gura de la madre y el padre tradicional de una
sociedad patriarcal, según los postulados de Lor-
ber (1991). En el programa El Intermedio vemos
una predisposición casi maternal de la colabora-
dora de Wyoming que, en numerosas situaciones,
tiene que frenar al presentador cuando realiza
interpretaciones fuera de contexto o con lengua-
je subido de tono, en la línea del patrón de con-
ducta que comentaban Panke y Amado (2012).
De nuevo, de la mano del programa de la te-
levisión catalana Polònia, la gura del hombre se
ve representada en muchos de los casos con per-
sonalidades soberbias y seguras de sí mismas, en
cuanto al caso de los dirigentes políticos del país.
En cambio, casos como el de Soraya Sáenz de
Santamaría, Laura Borràs o Ada Colau son clara-
mente caricaturizaciones de personas miedosas,
inseguras e incluso ignorantes. Independiente-
mente de que la caricatura enfatiza lo negativo de
cómo se puede percibir un personaje, esto en-
tronca con Sau (2000), quien establece diferencias
clásicas en el estudio del género basadas en la
dominancia y la inteligencia lógica para lo mas-
culino y la naturaleza pasiva, sumisa y de uctua-
ción emocional desmesurada en las mujeres.
Se observan igualmente situaciones denibles
como micromachismos, por ejemplo, en el hecho
de que no exista ninguna colaboradora regular
en programas como La Resistencia y, raramente en
El Hormiguero o Late Motiv. Leoz (2012) ya des-
tacaba que no se percibía en los medios privados
una política de género equiparadora.
63
La gura de la mujer en programas de infoentretenimiento en España: el resistente techo de cristal · págs. 50 a 69
Tabla 3. Síntesis de los aspectos destacables de los programas estudiados
Apari-
ciones
Traje
oscuro
Estilo
casual
Ropa
colorida
Ropa
pastel
Objeti-
vamente
atrac-
tiv@
Con-
tenido
estereo-
tipado
Carácter
soberbio
Carácter
serio
El intermedio
Hombre
17
(73,9 %)
4
(66,7 %)
3
(75 %)
3
(100 %)
5
(100 %)
5
(71,4 %)
0
(0 %)
1
(100 %)
11
(64,7 %)
Mujer
6
(26,1 %)
2
(33,3 %)
1
(25 %)
0
(0 %)
0
(0 %)
2
(28,6 %)
0
(0 %)
0
(0 %)
6
(35,3 %)
Total 23 6 4 3 5 7 0 1 17
El Hormiguero
Hombre
22
(84,6 %)
7
(87,5 %)
15
(93,8 %)
2
(50 %)
6
(100 %)
2
(33,3 %)
0
(0 %)
4
(100 %)
9
(81,81 %)
Mujer
4
(15,4 %)
1
(12,5 %)
1
(6,2 %)
2
(50 %)
0
(100 %)
4
(66,7 %)
0
(0 %)
0
(0 %)
2
(18,19 %)
Total 26 8 16 4 6 6 0 4 11
La Resistencia
Hombre
27
(87 %)
6
(85,7 %)
4
(66,7 %)
1
(50 %)
2
(100 %)
0
(0 %)
8
(88,8 %)
2
(100 %)
9
(90 %)
Mujer
4
(13 %)
1
(14,3 %)
2
(33,3 %)
1
(50 %)
0
(0 %)
1
(100 %)
1
(11,2 %)
0
(0 %)
1
(10 %)
Total 31 7 6 2 2 1 9 2 10
Late Motiv
Hombre
16
(80 %)
11
91,6 %)
4
66,7 %)
2
66,7 %)
2
100 %)
0
0 %)
0
0 %)
1
100 %)
8
80 %)
Mujer
4
(20 %)
1
8,4 %)
2
33,3 %)
1
33,3 %)
0
0 %)
1
100 %)
2
100 %)
0
0 %)
2
20%)
Total 20 12 6 3 2 1 2 1 10
Polònia
Hombre
44
70,9 %)
32
100 %)
6
37,5 %)
0
0 %)
2
22,2 %)
2
25 %)
12
70,5 %)
23
79,3 %)
18
62 %)
Mujer
18
29,1 %)
0
0 %)
10
62,5 %)
7
100 %)
7
77,8 %)
6
75 %)
5
29,5 %)
6
20,7 %)
11
38 %)
Total 62 32 16 7 9 8 17 29 29
aDResearch ESIC
64
Nº 23 Vol 23 · Segundo semestre, julio-diciembre 2020  págs. 50 a 69
En el caso de Late Motiv y La Resistencia, hay
monólogos femeninos de denuncia social hacia
el machismo y su opresión; estos son aclamados
por el público y aprobados por los presentadores
como un contenido único y ejemplar, como si de
algo extraordinario se tratara. Pero no hay monó-
logos realizados por una mujer que no traten otro
tema que el de la feminidad y la sociedad patriar-
cal, lo que denota una cierta sensación de pink
washing por parte de dichos programas, es decir,
de querer agradar al público femenino. En cuan-
to al estudio sobre El Hormiguero de Rodríguez y
Berasategi (2016), éstas indicaban que los este-
reotipos sexistas habían desparecido de las entre-
vistas, pero persistían en espacios del programa
ligados al humor y al entretenimiento, por lo que
nuestros resultados coinciden con partes de las
conclusiones de estas autoras.
También se acercan más a los de Quevedo y
Berrocal (2018), en tanto se aprecia el rol feme-
nino de una manera estereotipada, y también a
los aportados por Bandrés (2019), quien consta-
ta como los estereotipos de género se perpetúan
en los medios audiovisuales de éxito, como pue-
den ser estos shows de prime-time. Sin llegar a
evidenciar la misoginia que se detecta en redes
sociales (Núñez y Fernández, 2019; Orbegozo,
Morales y Larrondo, 2019), sí que podemos ar-
mar que estos programas (por qué no decirlo,
dados a querer ofrecer una imagen social diná-
mica y hasta algo crítica, como la autodenición
de El Intermedio como feminista) se anclan en
ciertos estereotipos de género ya clásicos.
De ninguna manera se coincide con Serna
(2001) en su denuncia de un hembrismo digamos
vengativo.
Las conclusiones nales sobre cómo se ven
representados en los programas de infoentreteni-
miento los roles de género apuntan, en primer
lugar, a que la presencia de hombres y de mujeres
en los programas de infoentretenimiento analiza-
dos es acentuadamente dispar. Como se indicó,
la media del porcentaje de apariciones es de un
77,8 % las masculinas y un 22,2 % las femeninas
respectivamente.
Podemos armar que el techo de cristal se ha-
ce patente en el género del infotainment, dado que
todos los programas analizados están dirigidos
por hombres: tanto El Intermedio con el Gran
Wyoming, El Hormiguero con Pablo Motos, La
Resistencia con David Broncano, Late Motiv con
Andreu Buenafuente e, incluso, el personaje c-
cionado de Quim Torra (presidente de la Gene-
ralitat cuando se redacta este artículo) realiza la
función de «narrador» para ir introduciendo
cada uno de los sketches en Polònia. De los pre-
sentadores mencionados en los puntos anteriores,
todos ellos aparecen siempre con un traje formal
y oscuro, con la excepción de Wyoming, quien
viste sus característicos tirantes de colores.
Las mujeres suelen lucir colores claros y ves-
timentas casuales. Además, son las únicas que
llevan maquillajes acentuados, a excepción del
programa Polònia, en el cual todos los personajes
están maquillados con la nalidad de parecerse a
los personajes a los que caricaturizan.
La cosicación de las mujeres se hace evidente
en el momento en el que sus intervenciones se li-
mitan a realizar secciones banales, como es el caso
de Pilar Rubio en El Hormiguero o, más sutilmente,
Sandra Sabatés en El Intermedio, la cual raramente
da su opinión sobre los asuntos de actualidad,
sino que se limita a aparecer en pantalla para narrar
las noticias para que posteriormente Wyoming las
analice e interprete. Cabe destacar que se han pro-
ducido diversas apariciones de mujeres que han
sido críticas con el sistema patriarcal y la situación
de sumisión de la mujer tanto en situaciones coti-
dianas como en los medios de comunicacn, tal
como ejemplica el monólogo de Ana Polo en
65
La gura de la mujer en programas de infoentretenimiento en España: el resistente techo de cristal · págs. 50 a 69
Late Motiv (30 de abril de 2019) o Asaari Bibang
en La Resistencia (30 de abril de 2019).
Tal y como sentencia la guionista de Late Mo-
tiv Pilar de Francisco en su entrevista: «Cada vez
se apuesta más por dar el foco a las mujeres, y
también se apuesta por más presencia femenina
ante las cámaras y en los equipos de contenidos.
Aunque aún estamos lejos de la igualdad real.
Aunque se están haciendo avances, los puestos
de responsabilidad están copados por hombres.
Es una inercia heredada; si no cambia, esta nueva
ola feminista quedará en una moda pasajera».
Una limitación de la presente investigación
relevante se encuentra en que, aun intentando
realizar un análisis cuantitativo y cualitativo, de-
mostrar inequívocamente la existencia de este
desequilibrio de género, de manera empírica y
denitiva, resulta adscrito a la limitación de la
muestra y a la mirada de las investigadoras.
La proyección de esta investigación, en vista
de la perpetuación de los roles de género, sería
ampliar la muestra de programas de infoentrete-
nimiento, pudiendo distinguir y comparar entre
medios públicos y privados, y distinguiendo
entre late-shows, magazines más familiares o sá-
tira política. También sería fructuoso poder en-
trevistar a los conductores y directores de pro-
gramas, o realizar focus group con guionistas
hombres y mujeres al mismo tiempo. De cara a
la transferencia social, sería interesante pautar
recomendaciones para guionistas, para los y las
que quieran revisar su trabajo desde la perspec-
tiva crítica de género.
Viendo la dilatada cronología de textos que
aún llegan a las mismas conclusiones, podemos
decir que el trabajo por hacer transparente y que-
brar ese techo de cristal continúa teniendo la
máxima vigencia.
aDResearch ESIC
66
Nº 23 Vol 23 · Segundo semestre, julio-diciembre 2020  págs. 50 a 69
Bibliografía
Adá, A. (2019). Invisibilización de la mujer deportista en
el Twitter de los medios deportivos. Comunicación y Géne-
ro, 2(1), 33-46.
Angulo, M. (2018). Subjetividad y violación social: El caso
de la Manada. Tropelías: Revista de Teoría de la Literatura y
Literatura Comparada, 31, 86-96.
Bandrés, E. (2019). Pervivencia en la serie de televisión
«La que se avecina» de los estereotipos contra las mujeres
denunciados por Simone de Beauvoir. Doxa Comunicación,
29, 75-95
Barlovento Comunicación (2019). Audiencias TV sep-
tiembre 2019. Recuperado de: https://www.barloventoco-
municacion.es/audiencias-mensuales/.
Battaglia, J.; Edley, P. y Newsom, V. A. (2019). Intersectional
Feminisms and Sexual Violence in the Era of Me Too, Trump,
and Kavanaugh. Women and Language, 42(1), 133-143.
Beauvoir, S. de (2017). El segundo sexo. Barcelona: Cáte-
dra. 1ª edición 1949.
Berrocal, S. (coord) (2017). Politainment. La política espectáculo
en los medios de comunicación. Valencia: Tirant Humanidades.
Boucher, I. (2018). Casting a Wider Lasso: An Analysis of
the Cultural Dismissal of Wonder Woman Through Her
1975-1979 Television Series. Popular Culture Review,
29(2), 151-191.
Brady, B. y Lee, L. (1988). The understructure of writing for
lm and television. Austin: University of Texas Press.
Casetti, F. y Di Chio, F. (1996). Cómo analizar un lm. Bar-
celona: Paidós Ibérica.
Choi, Y. (2019). ‘One is not born, but rather becomes, a
Korean woman’: Gender politics of female bodies in Ko-
rean weight-loss reality TV shows. Review for the Sociology
of Sport, 54(8), 1005-1019
Dyer, R. (2001). Las estrellas cinematográcas. Barcelona:
Paidós.
Faraldo Cabana, P. y Acale Sánchez, M. (dir.); Rodríguez
López, S. y Fuentes Loureiro, A. (coord.) (2018). La Ma-
nada : un antes y un después en la regulación de los delitos se-
xuales en España. Valencia: Tirant lo Blanch.
Ferré-Pavia, C. (ed.) (2013). Infoentretenimiento, el formato
imparable de la era del espectáculo. Barcelona: UOC.
Ferrin, M.; Fraile, N. y Garcia-Albacete, G. (2019). Who
Learns in Information Rich Contexts? The Informative
Effects of the 2015 Spanish Electoral Campaign. Interna-
tional Journal of Press Politics, 24(3), 315-340.
Frasquier, J. M. (2018). La representación de la mujer tra-
bajadora en los espacios radiofónicos. Una nueva realidad
en las ondas. Métodos de Información, 9(16), 1-25.
Gamba, S. y Diz, T. (2007). Diccionario de estudios de géne-
ro y feminismos. Buenos Aires: Biblos.
García Orosa, B. y Gallur, S. (2019). La presencia de la
mujer en las informaciones de los cibermedios europeos
de España, Italia, Gran Bretaña, Portugal y Francia. Revista
Latina de Comunicación Social, 74, 403 a 417.
Giddens, A. (2001). Sociología. Madrid: Alianza Editorial.
Goldberg, M. E., y Gorn, G. J. (1978). Some unintended
consequences of TV advertising to children. Journal of
Consumer Research, 5(1), 22-29.
González, C. (2015). Els estereotips de gènere transmesos per
les sèries televisives dels canals infantils i les seves conseqüèn-
cies en els ideals dels infants. Barcelona: Universitat Autòno-
ma de Barcelona.
González-de-Garay, B.; Marcos-Ramos, M. y Portillo-Del-
gado, C. (2019). Gender representation in Spanish prime-
time TV series, Feminist Media Studies. Accesible en:
https://doi.org/10.1080/14680777.2019.1593875.
Halford, J. C.; Boyland, E. J.; Hughes, G.; Oliveira, L. P. y
Dovey, T. M. (2007). Beyond-brand effect of television
(TV) food advertisements/commercials on caloric intake
and food choice of 5–7-year-old children. Appetite, 49(1),
263-267.
Haraldsson, A. y Wängnerud, L. (2019). The effect of me-
dia sexism on women’s political ambition: evidence from a
worldwide study. Feminist Media Studies, 19(4), 525-541.
Haslop, C. (2019). Steed as a drag queen and the asexual
Number Six: Notes on cult tele-fantasy’s queer roots. Criti-
cal Studies in Television, 14(4), 456-461.
Hurlbert, A./BBC (2007). Why girls really do prefer pink.
Recuperado de https://www.bbc.com/future/article/2014
1117-the-pink-vs-blue-gender-myth
IAB Spain. (2020). Estudio anual de redes sociales 2019. Re-
cuperado de: https://iabspain.es/estudio/estudio-anual-
de-redes-sociales-2019/
67
La gura de la mujer en programas de infoentretenimiento en España: el resistente techo de cristal · págs. 50 a 69
Lacalle, R. y Castro. D. (2017). Representations of female
sexuality in Spanish television ction. Convergencia, 75,
45-64.
Leoz, D. (2012). Medios y publicidad: cuestiones pen-
dientes en la igualdad de género. Cuestiones de género: de la
igualdad y la diferencia, 7, 1-8.
Liarte, C. y Bandrés, E. (2019). The objectivity and neu-
trality of information on the network: the informative
treatment of Eldiario.es, ABC.es, and ElPaís.com in the
judgment against «La Manada». Fonseca: Journal of Com-
munication, 18, 119-140.
Llanos, M. (2019). El tratamiento de la gura de la mujer en
los programas de infoentretenimiento. Trabajo de n de gra-
do, Facultad de Ciencias de la Comunicación, Universi-
dad Autónoma de Barcelona.
Lorber, J. (1991). The social construction of gender. Thou-
sand Oaks: Sage Publications, Inc.
Mañoso, L. (2018) Gender Asymmetries in News Reports.
Miscelánea: A Journal of English & American Studies, 57,
121-139.
Mateos-Pérez, J. y Ochoa, G. (2016). Contenido y repre-
sentación de género en tres series de televisión chilenas de
cción (2008-2014). Cuadernos.info, 39, 55-66.
Martínez, A. y Merlino, A. (2012). Normas de género en el
discurso cinematográco infantil: el retorno del «nal fe-
liz». Revista del Seminario Interdisciplinar de Estudios de las
Mujeres, 7, 79-97.
Mier, A. (2019). Estudio especializado: discriminación,
representación y tratamiento adecuado de la información
sobre las mujeres en los medios de comunicación. Chas-
qui, 139, 479-481.
Moniz, T. (2016). From bread-maker to bomb-builder
(Re)constructing gender identity in the Canadian televi-
sion series Bomb Girls. Qualitative Research in Organiza-
tions and Management: An International Journal 12(3), 207-
224.
Moreno-Mercado, J. M.; Jiménez-Cabello, J. M. (2019).
Fuerzas Armadas y medios de comunicación: la mujer
como elemento modernizador. El profesional de la informa-
ción, 28(3), e280307.https://doi.org/10.3145/epi.2019.
may.07
Narbona, D. (2017). Rethinking the Image of Women in
Contemporary Mass Media: The Case of the TV Series
Girls. En Fellner, A.; Fernández-Morales, M., y Martauso-
vá, M. (eds.). Rethinking Gender in Popular Culture in the
21st Century: Marlboro Men and California Gurls. Cambrid-
ge Scholars, pp. 49-71.
Núñez, S. y Fernández, D. (2019). Posverdad y victimiza-
ción en Twitter ante el caso de La Manada: propuesta de
un marco analítico a partir del testimonio ético. Investiga-
ciones Feministas, 10(2), 385-398.
Orbegozo, J.; Morales, J. y Larrondo, A. (2019). Feminis-
mos indignados ante la justicia: la conversación digital en
el caso de ‘La Manada’. IC Revista Cientíca de Información
y Comunicación, 16, 211-247.
Panke, L. y Amado, A. (2012). Las imágenes de las muje-
res políticas en la era del politainment y la postelevisión.
Cuestiones de género: de la igualdad y la diferencia, 7, 63-77.
Piñuel, J.L (2002). Epistemología, metodología y técnicas del
análisis de contenido. Madrid: Universidad Complutense de
Madrid.
Portalés, E. (2018). (Des)cortesia, agressivitat i emocions:
la resposta dels lectors a la sentència de La Manada. Cultu-
ra, lenguaje y representación, 20, 129-145.
Pucherova, D. (2019). What Is African Woman? Trans-
gressive Sexuality in 21st-Century African Anglophone
Lesbian Fiction as a Redenition of African Feminism. Re-
search in African Literatures, 50(2), 105-122.
Purwati, J. y Japar, M. (2016). The Parents’ Parenting Pat-
terns, Education, Jobs, and Assistance to Their Children in
Watching Television, and Children’s Aggressive Behavior.
International Education Studies, 9(2),98-94.
Rodríguez, M. y Berasategi, M. (2016). Infotainment in the
Campaign for the 2015 Spanish General Election: An
Analysis of El Hormiguero from a Gender Perspective.
Cuestiones de género: de la igualdad y la diferencia, 11, 311-
328.
Quevedo, R. y Berrocal, S. (2018). Frames, estereotipos y
mujeres políticas. Más Poder Local, 36, 32-36.
Sau, V. (2000). Reexiones feministas para principios de siglo.
Madrid: Horas y horas.
Serrano, S. (2015). El rol de la dona en els dibuixos animats.
Anàlisi de tres sèries de cció: Mia and me, Monster High i
Misha, la gata violeta. Universitat Autònoma de Barcelona.
Simelio, N. y Forga, M. (2014). Mujeres detrás de las cá-
maras en la industria española de televisión. Anàlisi. Qua-
derns de Comunicació i Cultura, 50, 69-84.
aDResearch ESIC
68
Nº 23 Vol 23 · Segundo semestre, julio-diciembre 2020  págs. 50 a 69
Simon, S. (1969). El carácter de las mujeres. Barcelona:
Herder.
Souza, B.; Carvalho, C. y Antunes, E. (2018). Violence
against Brazilian women in public and mediatic spheres.
Comunicar, 55(26), 19-27.
Vezich, I. S.; Gunter, B. C. y Lieberman, M. D. (2017).
Women’s responses to stereotypical media portrayals: An
fMRI study of sexualized and domestic images of women.
Journal of Consumer Behaviour, 16, 322-331.
Yates, H. T. (2019). A scoping review of feminism in U.S.
social work education: Strategies and implications for the
contemporary classroom. Journal of Evidence-Based Social
Work, 16(2), 117-129.
Zarkov, D. y Davis, K. (2018). Ambiguities and dilemmas
around #MeToo: #ForHow Long and #WhereTo? Euro-
pean Journal of Women’s Studies,25(1), 3-9.