Pasar al contenido principal

GoogleVista previa de Google

Finanzas

1ª edición

Los flujos de caja de la empresa

Un instrumento para el diagnóstico y la valoración

Juan F. Pérez-Carballo Veiga

  • Publicación: Octubre 2010
  • Edición:
  • Páginas: 55
  • Tamaño del libro: 21 x 29,7 cm.
  • Formato: impresoebook.
  • ISBN: 9788473567244
  • Precio formato impreso: 8€
  • Precio ebook: 0€

Sinopsis y Contenido

 

El flujo de caja generado por un activo durante un periodo es la diferencia entre los cobros del periodo y los pagos realizados durante el mismo. Un flujo de caja puede referirse al de un periodo pasado o al previsto para uno futuro. Igualmente, el flujo puede calcularse para el conjunto de una empresa o para una inversión u operación aislada.

Cuando el flujo de caja es positivo se produce una entrada de dinero para el propietario del activo, quien puede retirarlo en efectivo, cuando se trata de una inversión aislada, o acumularlo, al menos transitoriamente, en la tesorería del propio activo, como sucede en el caso de una empresa.

El análisis del flujo de caja es importante para tomar decisiones de inversión, pues su conveniencia económica depende de los flujos esperados del proyecto. También es útil para evaluar los resultados de la empresa, pues su supervivencia exige que su flujo de caja sea positivo; es preciso que genere más dinero que el que absorba para desarrollar su actividad. Una empresa que no genere dinero y, que, por el contrario, sea sistemáticamente un sumidero de efectivo, está llamada a desaparecer como sucede con cualquier negocio. Una excepción, lógicamente, la ofrecen aquellas empresas jóvenes, en las que es normal que su flujo sea negativo en sus comienzos, lo que deberán incorporar en su plan financiero. Si bien una empresa puede sobrevivir aunque tenga pérdidas continuadas, su colapso puede ser inmediato si carece de dinero. Pero el flujo de caja de un periodo aislado puede no ser representativo de la bondad de los resultados ni de la marcha de la empresa, ya que puede deberse a unas inversiones elevadas que rendirán flujos satisfactorios en el futuro. Por eso, al igual que el beneficio, debe ser analizado durante varios periodos para evitar los comportamientos coyunturales.

El análisis financiero diferencia los tres siguientes flujos:

• El flujo operativo de caja o flujo de caja libre, que mide los fondos generados por la actividad económica, sin tener en cuenta los flujos destinados al capital empleado por la empresa (la deuda financiera y el patrimonio neto).
• El flujo de caja para la deuda que acumula los importes vinculados a la deuda financiera, es decir, el servicio neto de la deuda mantenida durante el periodo.
• El flujo de caja para el accionista, que cuantifica los fondos generados en el periodo, disponibles para repartir entre los accionistas. Este flujo para el accionista se materializa en los dividendos, la recompra de acciones y en el aumento de los excedentes de tesorería y se nutre de las ampliaciones de capital.

Como es lógico, el flujo operativo de caja es igual a la suma de los flujos para la deuda y para el accionista, pues todo el dinero generado por la actividad, sin incluir los flujos financieros, se destinará a cubrir los flujos destinados a los financiadores del capital empleado por la empresa o el proyecto.

Este Cuaderno expone cómo calcular estos flujos en un modelo sencillo y en otro más completo, en el que se añade el tratamiento de las provisiones, el deterioro de valor, las subvenciones, las acciones preferentes y los créditos participativos. Como en ambos modelos se parte de la información contable, se exponen los ajustes necesarios para pasar del criterio contable del devengo al de tesorería, que es el relevante para hallar los flujos de caja.

Igualmente, se concilia la variación de la tesorería que se deriva de los flujos de caja con la ofrecida por la contabilidad y, en concreto, por el denominado estado de flujos de efectivo. Por último, se revisan las principales aplicaciones de los flujos de caja para la toma de decisiones en la empresa.

Índice
1. El flujo de caja y las decisiones financieras
1.1 El activo como generador de rentas
1.2 La tipología de los flujos de caja
1.3 Los activos empresariales y sus flujos
2. El cálculo de los flujos de caja: el modelo básico
2.1 El flujo operativo de caja o flujo de caja libre
2.2 El flujo de caja para la deuda
2.3 El flujo de caja para el accionista
2.4 El flujo de caja del accionista
2.5 Las relaciones entre los flujos de caja
3. El tratamiento de algunas partidas singulares
3.1 Las provisiones
3.2 El deterioro de valor del inmovilizado material
3.3 Las subvenciones no reintegrables
3.4 Las acciones preferentes
3.5 Los créditos participativos
4. Caso de aplicación del cálculo de los flujos de caja
5. Los flujos de caja y el excedente de tesorería
6. La determinación de la tesorería a partir de los flujos de caja
7. Las aplicaciones de los flujos de caja
7.1 El diagnóstico y el control de la gestión
7.2 Los ratios vinculados a los flujos de caja
7.3 La evaluación económica de las inversiones
7.4 La determinación del coste de la financiación externa
7.5 Las decisiones sobre las políticas de financiación
7.6 La valoración de la empresa
8. Bibliografía

 

Leer más

Sobre el autor

Juan F. Pérez-Carballo Veiga

En la actualidad es director de Converthia, consultoría y formación en finanzas y control de gestión, y consejero de Adverthia, expertos en marketing on-line.

Anteriormente ha sido director financiero de Repsol Butano, director de la Empresa Nacional de Innovación (ENISA), subdirector de desarrollo corporativo del Instituto Nacional de Industria (INI), director financiero de Coeba, gerente de consultoría de Arthur Young (ahora Ernst & Young) y director de programas de formación de la Escuela de Organización Industrial (EOI).

Es doctor por el Departamento de Empresa CEU, ingeniero industrial por la UPM y diplomado en Administración y Dirección de Empresas (PDG-IESE, EOI y CEPADE), Finanzas (London Business School, The Wharton School-EOI e IESE) y Economía del Sector Eléctrico (Carlos III).

Compagina su actividad profesional con la docencia, siendo profesor invitado en diversas escuelas de negocios y universidades españolas y ponente habitual en cursos y conferencias para empresas.

Es director del Máster en Dirección Financiera de ESIC y director del curso superior de Control de Gestión del Colegio de Economistas de Madrid. Es presidente de la comisión de expertos en gestión de tesorería (certificado EGT) y miembro de la comisión en valoración de empresas (certificado CEVE) del Instituto Español de Analistas Financieros (IEAF). Asimismo, es miembro de la American Finance Association, del Colegio de Ingenieros Industriales de Madrid y del IEAF.

Es autor de los libros Control de gestión empresarial, Estrategia y políticas financieras, Compitiendo por crear valor, El diagnóstico económico-financiero de la empresa, El análisis de inversiones empresariales, La contabilidad y los estados financieros y ¿Qué es crear valor para el accionista? (ESIC Editorial); Planificación y control de la estrategia y Rentabilidad bursátil y prima de riesgo de mercado (Andavira-Caixanova) y De la creación de valor al valor de la empresa (Cívitas). Es coautor de Principios de gestión financiera de la empresa (Alianza editorial). Además, es autor de catorce notas técnicas de la colección Cuadernos de Documentación (ESIC Editorial) sobre www.esic.edu/editorial gestión financiera de la empresa.

Leer más

También te puede interesar

© 2022 ESIC Business & Marketing School. CIF: R2800828B. | Aviso legal, de Privacidad y Cookies | Contacto | Buzón de sugerencias