Vés al contingut

ESIC News

Barcelona
novembre 2021

La conectividad y la salud mental: Los dos temas estrella de la 29ª edición del ‘Encuentro de Centros de Enseñanza’ de ESIC

Publicado por: Barcelona

Empieza un nuevo curso académico y, con él, surgen nuevos desafíos que necesitan ser atendidos por parte de las instituciones educativas, que deben plantear nuevos enfoques y estrategias para seguir ofreciendo una formación de calidad que promueva el desarrollo personal y profesional de los estudiantes.

Con este objetivo, un año más, en ESIC celebramos el ‘Encuentro de Centros de Enseñanza’, un evento en el que reunimos a profesionales de la educación para debatir y actualizar conocimientos acerca de los grandes retos que se dibujan en el sector, proponiendo soluciones prácticas y realistas a las situaciones que nos ha tocado afrontar en estos últimos tiempos. De esta manera, la conectividad y la salud mental, que tanto han marcado la realidad durante la pandemia y, posteriormente, en la nueva normalidad, fueron los temas centrales de esta 29ª edición, con el objetivo de entender cómo las escuelas, docentes y directivos debemos guiar nuestro propósito y qué podemos hacer para volver a conectar con el alumnado y sus familias, tras cerca de dos años en los que hemos tenido que superar distintas complejidades desde la distancia.

Así, el pasado 28 de octubre, asistimos a la primera parte del Encuentro, celebrada a nivel nacional y en formato híbrido, en la que abordamos el primer objetivo mencionado: cómo los profesionales de la educación, al igual que los profesionales de cualquier otro sector, debemos trabajar en nosotros mismos para no perder de vista nuestro propósito y el ‘por qué’ de nuestra labor. Para ello, contamos con la participación de Víctor Küppers, conferenciante y coach motivacional, quien realizó una ponencia, titulada ‘Desescalada emocional: la hiperconexión que nos ha desconectado a nivel personal’, enfocada en la importancia de cuidar la mente para mantener una actitud positiva ante las adversidades. A este respecto, Küppers ahondó en el concepto que hay detrás de la psicología positiva, la ciencia que estudia cómo las personas pueden aumentar sus emociones positivas y cuál es su impacto en la consecución de los objetivos individuales. “No necesitas estudios ni ningún superpoder para aplicar la psicología positiva en tu vida, tu actitud es tu mayor poder y depende de ti trabajarla para sacar a relucir lo mejor que tienes dentro”, afirmó Küppers.

Ya concluida esta primera parte del evento, en el Campus de ESIC en Barcelona organizamos una segunda jornada, esta vez en formato presencial, dirigida a las escuelas, colegios y centros de enseñanza de ámbito local, para dar respuesta al segundo objetivo señalado al inicio del Encuentro: cómo reconectar con los estudiantes y sus familias, acercándonos en esta ‘desescalada emocional’ y dando continuidad al proceso formativo de los jóvenes.

De esta forma, Mar Puchau, Directora Académica y de Calidad del Área Universitaria y del Centro de Formación Profesional Superior de ESIC Barcelona, y Jesús Álvarez, Director Adjunto del Título Superior en Dirección de Marketing Global del Campus, compartieron con los asistentes el plan de actividades propuesto para el curso académico 2021-2022, con el que se pretende crear vínculos entre las distintas partes implicadas en el proceso educativo de los jóvenes, repercutiendo positivamente en nuestro propósito común. “Hay cuatro piezas clave en el engranaje de nuestra formación: los estudiantes, sus familias, los profesores y los equipos directivos”, comentó Jesús Álvarez, a lo que Mar Puchau añadió, “Por eso, en este plan, hemos querido tenerlas en cuenta a todas ellas, diseñando actividades que les brinden los recursos y herramientas de mejora necesarios”. Entre estas iniciativas, destacaron un seminario de comunicación efectiva para directivos, conferencias dirigidas a profesores para transformar el aula en un espacio orientado al learning by doing, así como talleres dirigidos a los alumnos para desarrollar sus soft skills, o a los padres, tutores y familias, para adentrarse en el mundo de las redes sociales y saber educar en el uso responsable de estas plataformas.

Posteriormente, una vez compartido este programa con los equipos docentes y directivos de las distintas escuelas, Luca dell’Oro, profesor de ESIC Barcelona, dio paso a una mesa redonda, integrada por Piedad Castellanos, psicóloga y formadora colaboradora de ESIC, Roser Parejo, profesora de ESIC Barcelona y psicóloga, y Tomás Cabello, coach ejecutivo y director de la Fundación Llor.

Así, dell’Oro inició el debate planteando de qué manera los docentes pueden enseñar a los alumnos a trabajar en sus emociones, logrando ser menos impacientes y más resilientes en un mundo instalado en el cambio y la inmediatez. De este modo, Cabello compartió: “Los adultos somos los referentes de los jóvenes y somos los primeros que vamos siempre a toda prisa. Es nuestra tarea aprender el arte de la serenidad antes de enseñar, para ver y escuchar desde la calma, entender cómo son nuestros interlocutores, ya sean alumnos, clientes o amigos, y hacer las preguntas correctas sin anticiparnos a sus respuestas”. Seguidamente, Castellanos añadió: “Cuando trabajas con jóvenes y los escuchas de verdad entiendes el material tan frágil con el que estás tratando, muchos de ellos con mochilas emocionales que no saben gestionar. Por eso, es imprescindible crear espacios en los centros educativos para que estos se sientan arropados en circunstancias que ni ellos, ni probablemente su entorno, saben cómo manejar”. Finalmente, Parejo subrayó: “Por todo esto, es esencial que el profesorado cuente con los recursos psicoemocionales para saber identificar las señales de alarma de los estudiantes y, así, poder orientarlos y derivarlos a los profesionales expertos en salud. No es nuestra responsabilidad saber gestionar los problemas que nos comparten, pero sí saber detectarlos y tenderles la mano para acompañarlos en este proceso”.

Para concluir la jornada, Gemma Tarragó, Directora de ESIC Cataluña, resaltó la importancia de celebrar actividades como estas, en las que “podemos reflexionar sobre los grandes temas que nos atañen como profesionales de la enseñanza, como son la conectividad y la salud mental. Quiero subrayar que no podemos transformar personas sin antes transformarnos a nosotros mismos. Trabajar en nuestra actitud y en nuestro bienestar es fundamental para reconectar con nuestro propósito y poder ser el ejemplo de los más jóvenes”.