Vés al contingut
Imagen
emprender-o-intraemprender

Hay que estar preparados para emprender: emprendimiento e intraemprendimiento

Management | Artículo
  • Visitas
    88
  • octubre 2021
  • Fecha de publicación
  • octubre 2021
  • Management
  • Artículo
Texto

En estos momentos convulsos que nos está tocando vivir, los profesionales tenemos el reto permanente de buscar nuevas vías de negocio para nosotros mismos o para las empresas con las que trabajamos, ya estemos trabajando por cuenta propia o por cuenta ajena.


Los anglosajones llaman entrepreneurship (emprendimiento) a la búsqueda de nuevas vías de negocio por cuenta propia. Cuando esa búsqueda se hace dentro de la empresa donde se trabaja, de denomina intrapreneurship (intraemprendimiento). La principal diferencia entre un emprendedor y un intraemprendedor es que un intraemprendedor es un empleado que trabaja por cuenta ajena y un emprendedor es el fundador de una nueva empresa que diseña, lanza y administra un nuevo negocio.


Pero emprender, ya sea fuera o dentro de las empresas, no es una tarea fácil y las personas que se animan a ello deben ser conscientes de las dificultades que conlleva y del reto al que se enfrentan. En ambos casos, esas personas son líderes que crean e innovan.
Los emprendedores y los intraemprendedores tienen en común el impulso de innovar y comparten una serie de rasgos:
    •    liderazgo
    •    inteligencia
    •    inteligencia emocional
    •    adaptabilidad


que complementan en mayor o menor medida con:
    •    conocimientos holísticos de la empresa;
    •    conocimientos de cómo operan las distintas áreas funcionales de la empresa;
    •    conocimientos de los modelos de negocio.


Cuando se trata de liderazgo, tanto los emprendedores como los intraemprendedores deben tener/desarrollar habilidades de liderazgo sólidas y efectivas si quieren convertir su idea en un producto/servicio, en un negocio o efectuar un cambio exitoso en su empresa.


Para lograr el éxito como emprendedor o intraemprendedor, se requiere inteligencia emocional con la que motivar a otras personas a trabajar por un objetivo común. Si queremos que otros se unan a nuestro enfoque, nuestra gestión, nuestra inteligencia emocional y nuestras habilidades de liderazgo deben ser de primera categoría. La retroalimentación positiva, la comunicación, la motivación y la creatividad son rasgos esenciales si deseamos que nuestras ideas tengan éxito.


En cuanto a la adaptabilidad, este es un elemento fundamental para tener éxito como emprendedor o intraemprendedor. Independientemente de lo buena que sea nuestra idea o de lo efectivos seamos en la gestión de un equipo, la vida de un emprendedor o intraemprendedor está llena de desafíos y obstáculos que pueden amenazar con hacer descarrilar todas nuestras metas y objetivos comerciales. Incluso las mejores estrategias encuentran problemas, por lo que los emprendedores e intraemprendedores deberán saber adaptarse a la situación.


Respecto a los conocimientos, al emprender es importante entender que la empresa es un todo y que no es posible descuidar ninguno de los elementos que lo conforman. Asimismo, el emprendedor/intraemprendedor debe entender el funcionamiento y la operativa de todas y cada una de las áreas funcionales de la empresa. Esto no significa que deba ser un experto en cada una de ellas, pero sí debe saber «pedir» aquellas cosas que son necesarias para el funcionamiento de la idea de negocio a los expertos de los que se va a tener que rodear y que formarán parte del equipo.


Además, deben contar con los conocimientos necesarios acerca de los modelos de negocio y sobre todo con la capacidad de elaborar un business plan o plan de negocio, es decir, el documento que identifica, describe y analiza la oportunidad de negocio, examina su viabilidad técnica, económica y financiera, y desarrolla todos los procedimientos y las estrategias que se necesiten para convertir la citada oportunidad en un proyecto empresarial concreto.


Es importante tener en cuenta cómo ayuda el plan de negocio al emprendedor/intraemprendedor:
    •    a alcanzar un conocimiento amplio, profundo y objetivo de la empresa/idea de negocio que pretende poner en marcha;
    •    es la base para encontrar socios/recursos en la empresa, convencerlos de la bondad del proyecto y reunir los recursos y capacidades necesarios para poner en marcha la empresa.
    •    sirve de tarjeta de presentación de los emprendedores/intraemprendedores y del proyecto al entorno más cercano (lo que se conoce como family, fools & friends o las 3 efes), a terceras personas, bancos, inversores institucionales (venture capitalists), inversores privados (business angels), organismos públicos y otros agentes interesados cuando es necesario recabar colaboración, ayuda y apoyo financiero.
    •    sirve de tarjeta de presentación de los intraemprendedores y del proyecto ante los órganos de decisión de su empresa para recabar colaboración, ayuda y apoyo financiero.


¿Debo ser emprendedor o intraemprendedor? Si estás tratando de decidir si quieres ser emprendedor o intraemprendedor, ambos roles tienen sus ventajas.
Si eres bueno en la creación de redes, sabes cómo resolver problemas y tienes el tiempo necesario para dirigir una empresa, puede que te resulte más interesante ser emprendedor. Este rol debe brindarte la libertad de crear cualquier producto/servicio o negocio que se te ocurra. Sin embargo, es importante que sepas mucho sobre el mercado al que vas a ingresar si deseas convertirte en emprendedor.
Si tienes las habilidades para ser emprendedor y deseas potenciar nuevas ideas y productos, pero trabajas por cuenta ajena, puedes convertirte en un intraemprendedor. Las personas que tienen ideas sobre cómo hacer que la empresa para la que trabajan funcione de manera más eficiente y tenga más éxito pueden ser aptas como intraemprendedores.


Es posible que también te preguntes si un intraemprendedor puede convertirse en emprendedor y si un emprendedor puede convertirse en intraemprendedor. ¡¡¡Absolutamente sí!!! Y es una transición muy común. La mayoría de los intraemprendedores eventualmente se convierten en emprendedores y muchos emprendedores, cuando salen de su negocio, se incorporan a grandes empresas como intraemprendedores.


Os recomendamos que no dejéis de actualizaros en las últimas tendencias y adquiráis los conocimientos adecuados. Os invito a que miréis detenidamente el Programa de Desarrollo Directivo de ESIC.

  • Fecha de publicación
  • octubre 2021
  • Management
  • Artículo

También te puede interesar

De lo tradicional a lo digital: el software as a service como transformador del escenario

Marketing y Comunicación

La evolución de los modelos de negocio en esta etapa de transformación digital sigue logrando que un término, el SaaS, esté constantemente siendo protagonista. El denominado software as a serv...

¿Cuál será la moda del futuro?

Marketing y Comunicación

Los cinco grandes drivers del futuro de la moda… y muchas pequeñas revelaciones  Escribo este artículo después de ver el vídeo de Zalando Moda sin dramas, con el que presenta su servicio de ...

La revolución de la Inteligencia Artificial en la educación

Tecnología

La Inteligencia Artificial (IA) esta revolucionando la forma tradicional de enseñar, aprender y de operar en el sector educativo. Según Market Research Engine, el negocio de la IA global en el merca...