Vés al contingut
Imagen
fiscalidad-empresa

¿Qué es la fiscalidad de una empresa?

Marketing y Comunicación | Artículo
  • Visitas
    235
  • juliol 2022

Términos como tasas, impuestos, fiscalidad o liquidez nos hacen levantar una ceja o nos ponen los pelos de punta cuando se cruzan en nuestro camino. Pero esa connotación negativa que tienen asociada en muchas ocasiones no se corresponde con la realidad. La fiscalidad también puede tener consecuencias positivas para una empresa y es un aspecto importantísimo para estas organizaciones.  

En este artículo te explicamos cómo influye la fiscalidad en una empresa y cómo la ley tributaria obliga a las compañías a pagar un conjunto de tributos (impuestos, tasas, etc.) que revierten en la sociedad. 

CRO

¿Te gustaría cursar nuestro Executive MBA? Accede para más información.

FISCALIDAD O SISTEMA FISCAL 

Si hablamos en términos generales, la fiscalidad de una empresa (también llamada sistema fiscal) es el conjunto de leyes que tienen que ver con los impuestos y las cotizaciones de los ciudadanos, empresas e instituciones. Todos ellos están obligados a pagar esos impuestos con el objetivo de crear y generar unos ingresos públicos que posteriormente el Estado se encarga de gestionar. De este modo, mejoran los bienes, los servicios públicos y el pago de los gastos que tiene afrontar un país (educación, defensa, infraestructuras, etc.). 

Entre los tributos que existen dentro del sistema fiscal español podemos diferenciar los siguientes:

Impuestos 

Son los tributos más importantes y no incluyen ninguna contraprestación específica. Pueden ser directos o indirectos, pero siempre son de obligado cumplimiento. Los impuestos directos son aquellos que gravan directamente el hecho de tener patrimonio o el rendimiento de un negocio. Por su parte, los impuestos indirectos se producen a raíz de esa capacidad económica. Un ejemplo podría ser los que se aplican al consumo como síntoma de riqueza.  

Tasas 

Se trata de tributos locales que pagan tanto los ciudadanos como las empresas por la contratación de un servicio público o el uso de un espacio público. 

Contribuciones especiales 

Es un servicio u obra pública que repercute en la revalorización de los bienes del contribuyente.

Con estos conocimientos previos ya podemos definir en qué consiste la fiscalidad de una empresa: es el conjunto de tributos que la ley tributaria obliga a pagar a las diferentes compañías y empresas como resultado de su actividad económica.

TIPOS DE IMPUESTOS QUE PAGA UNA EMPRESA 

Los diferentes impuestos que debe pagar una empresa en España determinan fundamentalmente el lugar en el que realiza su actividad económica y el tipo de empresa que se haya creado. También hay que recordar que en España se puede configurar una empresa con más de 20 modalidades distintas y cada una de ellas tiene una naturaleza jurídica diferente. En cualquier caso, estos son los impuestos a los que tienen que hacer frente:

IMPUESTOS ESTATALES 

Son los que suponen unos costes mayores para la empresa. Nos referimos al IVA (impuesto sobre el valor añadido), que recae sobre el consumidor final de bienes y servicios, y se puede pagar de manera mensual, trimestral o anual; el impuesto de sociedades, que pagan las sociedades mercantiles y entidades con personalidad jurídica; el IRPF, que es un impuesto tanto para trabajadores autónomos como asalariados; aduanas e impuestos especiales de gestión estatal. 

IMPUESTOS AUTONÓMICOS 

Son los impuestos que imponen las comunidades autónomas. Estas son las encargadas de fijar sus importes y se trata de los siguientes: impuesto sobre sucesiones y donaciones; impuesto sobre transmisiones y actos jurídicos documentados; impuestos especiales de gestión autonómica. 

IMPUESTOS MUNICIPALES.

Son los impuestos que recaudan los Ayuntamientos. Estos son los más numerosos, pero aquí citamos los más importantes: 

  • Impuesto de bienes inmuebles (IBI). 

  • Impuesto sobre vehículos de tracción mecánica. 

  • Impuesto sobre actividades económicas (IAE). 

  • Impuesto por construcciones, instalaciones y obras. 

  • Tasas municipales y licencias (residuos urbanos, agua, luz…). 

Además de los impuestos mencionados, las empresas tienen que hacerse cargo de otras obligaciones tributarias como son la facturación y la gestión contable. Todas estas obligaciones tributarias son de obligado cumplimiento si no se quiere recibir sanciones y multas. Todas las operaciones de la empresa deben quedar registradas y los libros contables totalmente actualizados.  

Os recomendamos que no dejéis de actualizaros en las últimas tendencias y adquiráis los conocimientos adecuados. Os invito a que miréis detenidamente el Executive MBA. 


También te puede interesar

Chief Digital Officer (CDO): ¿Qué es y qué funciones tiene?

Tecnología

Muchos han entendido la transformación digital de manera errónea al suponer que aplicando la tecnología a todas las áreas de una empresa conseguirían el éxito por la vía rápida. En realidad, l...

Requisitos para extranjeros que quieren estudiar en España

Internacional

Si eres extranjero y planeas llevar a cabo estudios universitarios de grado o posgrado en uno de los países favoritos de Europa, este post te interesará, pues en él te explicaremos con detalle cuá...

¿Cómo funciona el renderizado 3D?

Marketing y Comunicación

La fusión entre el mundo digital y el mundo físico, que en otros tiempos entendíamos como real, es cada vez más fuerte. Las líneas que diferenciaban los dos ámbitos son menos visibles y llenan p...