Skip to main content

ESIC News

Barcelona
December 2020

Damm, la transformación digital de una empresa del siglo XIX

Publicado por: Barcelona

El pasado viernes 27 de noviembre, los estudiantes del Campus Universitario de ESIC Barcelona pudieron asistir en una conferencia virtual dirigida por Laura Gil, Directora de Transformación Digital del grupo Damm y miembro del Jurado de los Premios Aster de ESIC en Cataluña, quien explicó de qué manera la compañía líder del sector cervecero, con más de 140 años de recorrido, ha logrado hacer frente a la revolución digital, integrando la tecnología en el centro del desarrollo de su negocio.

La competitividad y el fuerte ritmo de cambio del mercado subrayan la vital importancia de la autosuperación y la resiliencia en las empresas, comentaba Gil. A continuación, hizo un breve recorrido por su trayectoria profesional, dedicada al management y las finanzas, argumentando que el mundo tech no había sido, hasta el momento, un sector en el que se hubiera podido adentrar. “No os voy a engañar, cuando me propusieron liderar el área de Transformación Digital de Damm, una empresa para la que llevaba más de 15 años trabajando, me dio un poco de vértigo, era consciente de que era un reto importante”. Aun así, cuatro años después de embarcarse en este desafío, afirma que fue todo un acierto y que su recorrido previo en la empresa fue crucial para definir el rumbo inicial e impulsar esta metamorfosis desde la esencia del proyecto.

Al emprender un giro de 360º en el core de cualquier empresa, lo primero que se debe tener en cuenta son sus dimensiones, que determinarán la profundidad del cambio. En el caso de Damm, una empresa presente en más de 130 países y con más de 5.000 empleados en todo el mundo, el reto implicaba ahondar en los procesos y formas de trabajo más asentadas. A raíz de esto, surgió el acrónimo “LIVE”, un concepto que accionó este motor a través de las palabras “Lealtad, Innovación, Visión y Energía” pues como señalaba Gil, recordando a P. Drucker, “Culture eats strategy for breakfast” y, aunque se tenga el mejor plan diseñado, sin un cambio en las creencias compartidas de los miembros de la empresa, todo esfuerzo puede ser en vano.

Por último, puso de relevancia que la transformación digital repercute en todas las áreas de negocio, pero siempre parte del mismo punto, el consumidor. Por este motivo, todas las acciones planteadas deben manar de un objetivo común, tratar de construir una propuesta diferencial que capte la atención de los clientes potenciales y fidelice a los usuarios actuales, aportando valor en cada paso del customer journey. En esta línea, Gil comentaba que los empleados deben ser los stakeholders preferentes de este grupo de interés, los cuales ejercen un rol fundamental como embajadores de la marca y generadores de confianza, haciendo que su compromiso tenga un impacto directo en la reputación corporativa.

“En Damm, trabajamos para construir relaciones significativas y duraderas con nuestro público, conectando a través de su experiencia personal para conocer nuevos horizontes y oportunidades de mejora”, apuntaba Gil. Seguidamente, explicaba que la compañía está dirigiendo gran parte de su inversión, de forma paulatina, hacia estrategias customer-centered alineadas con las necesidades actuales de la sociedad, apostando por un modelo de negocio más digital y sostenible, fortaleciendo las áreas de IT (Information Technology) y de RSC.

Asimismo, Gil concluía diciendo “Espero dar por terminada nuestra transformación digital en los próximos años, eso significará que he hecho bien mi trabajo”, considerando esta meta como un proceso cerrado. Contrariamente, la innovación es un reto siempre presente en las empresas que se debe integrar dentro de su estrategia a largo plazo.