Skip to main content

ESIC News

Valencia
February 2022

Tres jóvenes estudiantes del título de Global Marketing Management Valencia construyen una oportunidad de un reto.

Publicado por: Valencia
dearfuturemeESIC

Dear Future Me es el nombre de un proyecto que hicimos tres alumnos de ESIC Valencia, Polo, Alex y Bea. Un ambicioso proyecto que nació con un por qué, un propósito que iba más allá de obtener elogios y aplausos. Y es que, fue a raíz de nuestras experiencias personales pasadas que decidimos ‘hacerlo a lo grande’. Aquí os contamos brevemente cómo una pequeña idea pasó a convertirse en un vídeo publicitario.

alumnadoESIC1
The Beginning¿Por qué ESIC?
Nuestra historia comenzó cuando nos comunicaron que el trabajo final de una asignatura consistiría en crear un anuncio en formato vídeo. Al ver esta oportunidad como una vía para expresarse creativamente, empezamos un brainstorming para dar con aquel producto o servicio que íbamos a publicitar.


Una vez fijados unos objetivos comunes y también personales como lo eran desempeñar un trabajo en equipo óptimo y, no menos importante, obtener una calificación alta, consideramos la posibilidad de crear el anuncio para ESIC. Después de estudiarlo y meditarlo varias veces, nos decantamos finalmente por esa idea porque nos permitía plasmar una serie de valores de forma visual. Queríamos transmitir a los futuros estudiantes de nuestra generación, los pilares fundamentales de esfuerzo, motivación y auto desarrollo que la universidad inculca. Para ello, nos basamos en nuestras propias experiencias, las cuales vivimos cada uno de nosotros antes de entrar en ESIC. Pues como muchos otros jóvenes, tuvimos una etapa en la que nos sentíamos perdidos, sin rumbo y sin objetivos a los que aspirar. Sin embargo, conseguimos cambiar aquella situación y adoptar una mentalidad de crecimiento. Esa transición del antiguo al nuevo yo, más fuerte y seguro de sí mismo, se vería reflejada en Dear Future Me.


The Tipping Point ¿Cómo lo logramos?
En el instante en que Agustín Carrilero, director en el campus de Valencia, decidió apostar por nosotros y apoyarnos en este proyecto, no hubo marcha atrás. Sin pensárnoslo dos veces, alquilamos un equipo audiovisual profesional, incluido cámaras cinematográficas y todo el material necesario.

alumnadoESIC2
El verdadero inicio de la aventura llegó cuando decidimos grabar el anuncio en cuatro localizaciones diferentes. El reto no solo era conducir a Almería, Barcelona y Pirineos, y recorrerse media Península, sino filmar el contenido en menos de cinco días. Pese a la
enorme carga de trabajo, esfuerzo y dedicación que conllevaba, estábamos convencidos de que valdría la pena. De la noche a la mañana, pensamos el primer destino y nos dirigimos a Pulpí. Allí vivimos experiencias de todos los sabores, unas más dulces, otras más agrias. Era la fase primitiva del proyecto, en la que debíamos aportar la máxima dedicación por conocer el material, coordinar los roles y aprender los unos de los otros.


Pasadas dos noches, nos encaminábamos de vuelta a Valencia para grabar varias tomas en nuestras casas, y en menos de 24 horas conducíamos hacia el norte, a un pueblecito cercano a la región pirenaica catalana. Aquel día en plena naturaleza fue mágico e inolvidable. Además de grabar con un dron las magníficas vistas desde un collado de montaña, el tiempo nos regaló unas horas de nieve que aprovechamos para disfrutar del día no solo como compañeros de clase, sino también como amigos. Las manos y pies congelados, la nariz fría y el cansancio no nos quitaron las ganas de seguir adelante.


Aún con energía y buena forma, afrontamos los siguientes días con motivación, apoyándonos entre todos. Pasamos de filmar en un paraje montañoso a visitar las zonas más concurridas del centro de Barcelona. Asimismo, nos acercamos a callejuelas pintorescas y con encanto para capturar cada instante con la cámara. En esa ciudad ya nos habíamos convertido en profesionales de la improvisación, pues aprendimos a ser flexibles y a adaptarnos a la poca disponibilidad de tiempo que nos quedaba para grabar.


The Aftermath - ¿Qué hemos obtenido?
El producto final que hemos conseguido no es un anuncio cualquiera. No pretende promocionar un logo, un edificio o un campus. No trata de convencer que ESIC es la mejor universidad de marketing y negocios. Lo que hace es contar historias reales y auténticas. Lo que hace es simbolizar una evolución, un cambio positivo. Muestra cómo todo joven de hoy en día es capaz de descubrirse a sí mismo, de escribirle una carta a su futuro yo e inspirarle para que persiga sus objetivos. Nos sentimos orgullosos del resultado final de este proyecto, pero más importante, estamos felices de haber vivido conjuntamente esta historia tan enriquecedora llena de altibajos y de los sacrificios que han hecho posible llegar hasta aquí.

 

¿Quieres ver el resultado?:

alumnadoESIC3

 

Escrito por: Aitor Marcilla Polo, Alejandro Ruiz Lluch y Beatriz Barberá Vitoria.