Acciones COVID-19 |Respuesta de las marcas y la sociedad ante un entorno convulso

Tiempo de lectura 3 minutos

En mi anterior post hablaba justamente sobre las variables del entorno dentro del marketing y cómo estas cambian de forma rápida, a veces inesperada. Escribía sobre cómo entender, comprender y actuar ante situaciones externas y convertir las amenazas en verdaderas oportunidades.
En esta ocasión, y dadas las circunstancias excepcionales que nos rodean a todos, vuelvo a traer un artículo que viene marcado por el entorno, pero ahora dentro de la variable social de forma principal; no es todo lo agradable que me gustaría, pero muy real y actual.

¿Cómo puede un estado de alarma provocado por un virus generar movimientos de respuesta por parte de marcas y de la propia sociedad?

Estamos viéndolo en esta lucha contra la enfermedad COVID-19. Desde los primeros momentos diversas marcas han dado un paso al frente ofreciendo facilidades y ayudas para que la situación sea lo más «cómoda» posible para todos. No solo marcas sino también asociaciones o movimientos sociales han surgido de este nuevo panorama que nos rodea para aportar valor a las personas que más lo necesitan.

Siempre he mantenido que el marketing es estar cerca de las personas, porque son ellas (nosotros) las que mueven el mundo. Y si el mundo se para, el marketing, las marcas, las organizaciones… también.

Por eso, en el artículo de hoy me gustaría abrir un pequeño hilo de conversación acerca de acciones sociales que están llevando a cabo distintas marcas u organizaciones. La reacción en este tipo de situaciones debe ser rápida, inmediata, para llegar a tiempo y conseguir el objetivo marcado.

Cuando se tratan aspectos de marketing social, cualquier empresa tiene la oportunidad de sumarse en la medida de sus posibilidades. Marcas grandes y pequeñas, pero también movimientos u organizaciones sociales. Veamos algunos ejemplos:

Acciones COVID-19 | Ejemplos de marketing social

Dentro de escenarios de cambio repentino, las marcas que plantean acciones de marketing social deben enfocarse en nichos de mercado concretos y públicos determinados.

Una de las marcas que actuaron primero fue, por ejemplo, Vodafone España. Ante la medida del cierre de colegios que adoptó el Gobierno, la marca ofreció a todos sus clientes de televisión el Pack Infantil TV de forma gratuita hasta final de mes. Sin tener que llevar a cabo ninguna acción, el usuario tiene activa esta opción para sobrellevar mejor la situación con niños en casa. Además, la marca se ha comprometido a proporcionar tarifas ilimitadas a empresas y autónomos que han llevado su actividad al teletrabajo.

Dos enfoques diferentes, público infantil y público profesional, pero que reaccionan ante un cambio de escenario repentino en el entorno.

Podemos comprender que las grandes empresas reaccionen ante situaciones como esta, pero las empresas pequeñas y medianas también pueden llevar a cabo acciones de forma original. Un ejemplo de ello es el colectivo de taxistas de Madrid.

Se han movilizado alrededor de 500 taxis y se han puesto a disposición de los sanitarios de la Comunidad de Madrid para su uso en los desplazamientos a hogares que necesiten atención médica, una acción que responde a la urgencia social y que pone de manifiesto el calor y el amor de los profesionales por su entorno.

Por último, y no por ello menos interesante, podemos ver movimientos sociales que nacen para contribuir a la sociedad aportando un valor determinado. Además de las empresas de mayor o menor tamaño, los colectivos espontáneos actúan como dinamizadores de la acción social también de forma original y creativa.

Por ejemplo, Food4heroes ofrece comida a domicilio a los sanitarios que están trabajando de forma incansable para ayudar a toda la sociedad. El sector hostelero se ha volcado con esta iniciativa que suministra comida a los hospitales para sumar su granito de arena de forma colaborativa. Lo que nació como una pequeña acción a través de las redes sociales cuenta ya con decenas de restaurantes sumados a la causa.

Solo son tres ejemplos de distinta dimensión para que podamos comprender que la estrategia de marketing social en estos momentos de dificultad es primordial. Nunca se debe perder de vista el objetivo, el foco, pero aportando un valor que es vital para que todos salgamos de un escenario poco deseado.

Hay muchos más casos, muchos más ejemplos, de marcas reconocidas pero también de pequeñas empresas y personas que están contribuyendo de forma anónima. Ellos también forman parte de esta respuesta de marcas y sociedad ante el entorno convulso que está planteando el dichoso coronavirus.

¡Fuerza! Entre todos lo conseguiremos.

Fotos: Vodafone/PideTaxi/Cinco Días

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *