Pasar al contenido principal

ESIC News

Barcelona
Diciembre 2019

Mindfulness y la aventura profesional

Publicado por: Barcelona

La búsqueda de “la” oportunidad laboral soñada es, en efecto, toda una aventura. De hecho, durante esa etapa que suele preceder a importantes cambios laborales –etapa formativa y de aprendizaje– solemos generar grandes expectativas para el mundo profesional. No obstante, los expertos en desarrollo personal saben que una fuente importante de desasosiego es, precisamente, el deseo de cumplir con esas proyecciones que nos hemos planteado a corto y medio plazo en nuestra vida laboral. ¿Cómo puede ayudarnos el mindfulness en esta aventura?

Elisenda Camps, periodista y coach, a quien conocemos por conducir el programa Tot és possible de Rac 1, y Alexis Racionero, profesor de yoga, historiador del arte y graduado superior en psicología Gestalt, propusieron un ejercicio reflexivo para encarar esa aventura con mayor fortaleza mental. La práctica del mindfulness ayuda a preparar la mente ante un desafío, tomando como punto de partida un estado de serenidad que permita situar a la persona frente a sus preocupaciones con cierta distancia y amplitud de miras. “¿Qué es lo que te preocupa en este momento?” “¿Cuáles crees que son las obligaciones que tendrás que afrontar y por qué?” “¿Estás inquieto ante aquello que los demás, o incluso la sociedad, esperan de ti?”

Es importante hacerse estas preguntas desde un sentido fuertemente arraigado en la existencia presente. Vivimos en el aquí y ahora, y el bienestar en el momento actual es importante para acometer los retos futuros. Solo desde la serenidad puede escucharse la “llamada a la aventura” que es más propicia para cumplir con las expectativas marcadas, especialmente en una sociedad que nos impone un ritmo frenético.

Esa llamada debe conllevar una respuesta para iniciar el “viaje del héroe”. Alex Racionero propuso la visión del estadounidense Joseph Campbell, con sus correspondientes etapas. Aunque cada persona tiene su propio periplo, todos ellos tienen en común la necesidad de superar grandes pruebas que requieren de fortaleza tanto física como mental. Seguro que habrá altibajos, también comportará desarrollo de virtudes y aceptación de debilidades, contacto con otras personas que, en su particular viaje, pueden ayudar o entorpecer el propio y, finalmente, la conciencia última de estar en un camino cuya travesía personal ha de durar toda la vida.

Lo importante es ser consciente de ese viaje y emprenderlo de tal manera que, con cada paso, se reafirme la propia identidad.

 

*Taller impartido en la Jornada MEET de ESIC Barcelona el pasado 29 de octubre de 2019*