Pasar al contenido principal
Imagen
Si eres emprendedor/a, ¿te gustaría ser un unicornio?, ¿y pertenecer a su club?

Si eres emprendedor/a, ¿te gustaría ser un unicornio?, ¿y pertenecer a su club?

Management | Artículo
  • Noviembre 2017
  • Fecha de publicación
  • Noviembre 2017
  • Management
  • Artículo
  • Autor
  • Maite Palomo
  • Profesora; consultora y autora de varios libros. Posee más de 20 años de experiencia en el ámbito de los Recursos Humanos y en el Comportamiento Organizacional. En la actualidad; combina su labor académica en ESIC Business & Marketing School como profesora titular de las asignaturas de Dirección de Equipos.

Texto

No, no me he vuelto loca. Entiendo lo que estás pensando, pues eso mismo me sucedió a mí hace casi dos años cuando leí el artículo publicado en el periódico The Wall Street Journalsobre las empresas que pertenecen al Club de los Unicornios. Para formar parte de ese selecto club, necesitas tener una empresa valorada en unos 1.000 millones de dólares y pertenecer al ámbito digital (startups tecnológicas). En el año 2015, fueron 79 las compañías que lograron entrar en el Club de los Unicornios; en la actualidad la cifra asciende a 197. Tres son los sectores en los que se concentran las empresas unicornio más valiosas del mundo: ecommerce (17%), software de Internet y servicios (14%) y fintech (11%). (CB Insights, 2017).[caption id="attachment_1653" align="aligncenter" width="599"]Compañías valoradas en más de 1.000 millones de dólares en octubre de 2017Compañías valoradas en más de 1.000 millones de dólares en octubre de 2017.Fuente: The Wall Street Journal, 2017[1]

[/caption]En 2017, el Club de los Unicornios está liderado por Uber, que está valorada en 68.000 millones de dólares. Y curiosamente, su versión “Made in China”, Didi Chuxing, ocupa el segundo puesto, con un valor de 55.000 millones de dólares. La sueca Spotify es la única empresa europea que está entre las 20 mejores. ¿Y cuáles son españolas? AlienVault(firma madrileña dedicada a la seguridad informática que está conquistando Silicon Valley), Scytl(líder mundial en tecnología electoral), Wallapop (compraventa en Internet, que ha entrado en el negocio dela compraventa de coches) y Carto (plataforma de mapping y gráficos basados en la geolocalización).A pesar del crecimiento de estas empresas, algunos expertos predicen que pueden desaparecer en el futuro. También se ha escrito mucho sobre sus valoraciones económicas, que han sido objeto de crítica, pues consideran que son inexactas y sugieren que reflejan las esperanzas de los fundadores, pero no su realidad. Ahora bien, todos coinciden en que son empresas que han detectado una oportunidad de negocio basada en una necesidad del mercado que estaba insatisfecha. Han conseguido convertirla en una idea de negocio. Esa idea de negocio es innovadora y, en la mayoría de los casos, es disruptiva. Además, en muy poco tiempo han demostrado que son viables.¿Y qué tienen en común todos los emprendedores digitales que pertenecen al Club delos Unicornios? En primer lugar, cumplen la regla de C3 = Talento emprendedor, es decir:Emprendedores exitosos

  1. El primer elemento es el compromiso emocional: no hay talento sin disfrute, sin pasión (emoción) y, por supuesto, sin compromiso. Este elemento es común a todos los emprendedores, pues disfrutan haciendo lo que les gusta (emoción) y dan lo mejor de sí mismos porque están altamente comprometidos y motivados. El compromiso fundamental de un emprendedor es con él mismo, con el proyecto que ha puesto en marcha y con las personas que trabajan para y por su iniciativa,pero especialmente es un compromiso consigo mismo/a. Son grandes embajadores de su marca y transmiten su compromiso y pasión.
  2. El segundo elemento son las competencias. Son varias las competencias que se requieren. Ahora bien, la viabilidad y el potencial de éxito de una iniciativa emprendedora depende en gran medida de la competencia social del emprendedor/a. Las relaciones sirven para vender el proyecto, crear alianzas, gestionar personas, generar confianza…Es una habilidad estratégica y clave, pues son muchas las ideas que fracasan por alguna de estas razones: no saber venderlas, no conseguir financiación por falta de confianza, no saber gestionar a los equipos, etc. Y antes de relacionarse con terceras personas, el emprendedor/a requiere tener una magnífica relación con él o con ella misma. Tiene que activar o desarrollar aquellas competencias personales que le permitan gestionar sus propias emociones y responder adecuadamente a las diferentes situaciones que tiene que afrontar. A la hora de poner en marcha un proyecto de emprendimiento hay que abordar y gestionar un conjunto de emociones que son inherentes al proceso. En la mayoría de las ocasiones, tienen que ver con los miedos. El miedo es la emoción central de los emprendedores/as. La forma en que se relacionan con el miedo puede suponer alcanzar el éxito o todo lo contrario. Además, se requieren otras competencias profesionales (planificación, visión estratégica, análisis de problemas, toma de decisiones, etc.) y digitales.En relación con las competencias digitales, cabe destacar el 2.º Estudio de Competencias Digitales en la Empresa Española. Una de las principales conclusiones que recoge este informe es la oportunidad que tienen las pymes españolas para aprovechar las herramientas en la nube, así como la falta de conciencia de lo que es digital. Por otro lado, existe una gran necesidad, que es “incorporar perfiles y competencias digitales en sus plantillas".
  3. El tercer elemento es el contexto. Condiciona en gran medida los resultados y la viabilidad de sus proyectos. Los últimos años de crisis han supuesto todo un reto para los emprendedores/as de nuestro país. Hoy en día, el marketing digital y el ecommerce son dos áreas que han desarrollado e implementado con bastante éxito; ahora queda poner el foco en otros ámbitos digitales. Es más, podríamos decir que los emprendedores/as que dirigen muchas de las pymes de nuestro país aprueban el examen en términos de competencias digitales y están a la altura de las grandes empresas, a pesar de disponer de menos recursos. Los próximos años van a suponer un crecimiento importante para las startups tecnológicas y es probable que tengamos que hablar de las nuevas empresas españolas que pertenecen al Club de los Unicornios.

[1]Austin, S., Canipe, C. y Slobin, S. (18 de febrero de 2015). “The Billion Dollar Startup Club”. The Wall Street Journal. [En línea:http://graphics.wsj.com/billion-dollar-club/]. (Fecha de consulta: 15 de noviembre de 2017).

  • Fecha de publicación
  • Noviembre 2017
  • Management
  • Artículo
  • Autor
  • Maite Palomo
  • Profesora; consultora y autora de varios libros. Posee más de 20 años de experiencia en el ámbito de los Recursos Humanos y en el Comportamiento Organizacional. En la actualidad; combina su labor académica en ESIC Business & Marketing School como profesora titular de las asignaturas de Dirección de Equipos.


También te puede interesar

Ayudar a la gente del mundo a entender nuestro planeta | Hora Tech con Sandra Cauffman

Management

Ayudar a la gente del mundo a entender nuestro planeta, entender los recursos naturales e investigar el cambio climático son algunos de los objetivos de la NASA en la tierra. Sandra Cauffman, Dire...

Si el cliente no viene, vayamos a por él: delivery & take away

Comercial y Ventas

Tanto el delivery como el take away están registrando interesantes cifras de negocio en este 2020 La secuencia es muy sencilla: aparición de la enfermedad covid-19, pandemia, confinamiento y limi...

Equipos de trabajo: forming, storming, norming & performing

Management

«Los individuos marcan goles, pero los equipos ganan partidos». Zig Ziglar Un político de cuyo nombre no quiero acordarme, en vista de las personas a las que tenía que dirigir, pronunció e...