Pasar al contenido principal
Imagen
Logística 4.0

Logística 4.0

Comercial y Ventas | Artículo
  • Visitas
    299
  • Abril 2020
  • Autor
  • Francisco González
  • Profesor de ESIC. Director General de Combiberia. Experto en logística B2B y B2C. Comercio internacional y e-commerce: fundador y socio de www.runnics.com y www.dashengbox.com.

Texto

La gran mayoría de las publicaciones que hacen referencia a la logística 4.0 suelen centrarse sobre todo en la descripción de las tecnologías más modernas y sus aplicaciones a las cadenas de suministro. De igual modo, otros artículos tratan la logística 4.0 como un nuevo paradigma. En cualquiera de los casos, hay que llegar a entender tanto su significado como sus consecuencias.

¿Es un nuevo paradigma o, por el contrario, un conjunto de soluciones tecnológicas, organizativas y técnicas previamente conocidas? Quizás la mejor manera de entenderlo es decir que la logística 4.0 no es una revolución en las técnicas de gestión de la cadena de valor, sino el nexo de esta última con las nuevas tecnologías y la mejora que, en los problemas tradicionales asociados, pueden darnos estos avances. No deja de ser, en el fondo, una conexión de las soluciones más avanzadas con nuestras necesidades tradicionales.

La cuarta revolución industrial

El término industria 4.0 se usó por primera vez en Alemania en 2011 en el transcurso de una feria y hace referencia a las nuevas tendencias basadas en redes.

La industria 4.0 es, esencialmente, la relación que existe entre las áreas de producción y otros conceptos tecnológicos como comunicación M2M (entre máquinas), tecnología RFID (identificación por radiofrecuencia), CPD (centro de proceso de datos), IoT (Internet de las cosas) y cloud computing (Wang, 2016). De la misma forma, incluye el desarrollo e implementación de productos competitivos, así como sistemas elásticos administrativos, de producción y logísticos (Rennunga, Luminosua y Draghici, 2016) y como la integración CPS (cyber-physical systems) en fábricas, sistemas de almacenamiento y logística (Wang, Wan, Li y Zhang, 2016) por medio de las aplicaciones de Internet de las cosas en procesos industriales (Prause & Weigand, 2016).

Un ejemplo de implementación del concepto anterior es la línea semiautomática de ensamblaje que usa Bosch y que aplica tecnologías RFID y bluetooth.

Por tanto, la logística 4.0 no se distingue por ser la aparición de un nuevo paradigma en elementos o capacidad de gestión, sino más bien por ser una conexión de tecnología. Según Pfohl, Yahsi y Kurnaz (2015), la mayor influencia se verá en las áreas del mercado minorista, producción y SCM (supply chain management o gestión de la cadena de suministro) sin que se esperen mayores disrupciones en otros sectores de actividad.

 

 Fuente

La cuarta revolución logística

No cabe duda de que logística 4.0 es un término sensiblemente más limitado que industria 4.0 a pesar de basarse en supuestos similares.

Jeschke (2016) define el término logística 4.0 a partir de dos enfoques:

  • A corto plazo, logística 4.0 da nombre a una serie de procesos estrechamente relacionados entre miembros independientes que hacen uso de una gran cantidad de datos.
  • A medio plazo, es un conjunto de sistemas autónomos de autoorganización que están incluidos dentro de otros sistemas.

Según Lorig (2015), la logística 4.0 son sistemas que consisten en subsistemas independientes. El comportamiento de los subsistemas depende de otros subsistemas circundantes. Este término también significa automatización de procesos y coorganización y soporte de la industria 4.0 (Hompel & Kerner, 2015).

Por lo tanto, la logística 4.0 combina dos aspectos:

  • Los procesos.
  • Los aspectos técnicos.

Los procesos son competencia de las acciones de la logística 4.0 y los técnicos incluyen las herramientas y tecnologías que apoyan los procesos internos en las cadenas de suministro.

Por ello la logística 4.0 tiene como objetivo ampliar la eficiencia y el rendimiento de cada una de las partes de la cadena de suministro. La SCM se basa en estructuras descentralizadas de toma de decisiones (Grupo Dussmann, 2016).

Los objetivos anteriores, por tanto, deben lograrse realizando:

  • Una integración vertical de los miembros relacionados con subsistemas jerárquicos en la organización (Czaja, 2016).
  • Una integración horizontal relacionada con la cooperación entre entidades jurídicas externas (Wang, Wan, Li y Zhang, 2016).

Debido a las similitudes entre los conceptos de logística 4.0 e industria 4.0, el primero se basa en sus características típicas como, por ejemplo, la digitalización, la automatización, las redes y la movilidad (Pfohl, Yahsi y Kurnaz, 2015).

Las soluciones tecnológicas de la logística 4.0 se basan, además, en el uso de drones, vehículos autónomos, sensores, big data, GPS, RFID, M2M y un largo etcétera.

Como parte del concepto, las tecnologías más actuales y las empresas más avanzadas cuentan, asimismo, con gafas de realidad virtual, cintas transportadoras inteligentes, puertas, carretillas elevadoras, vehículos automáticos, etc.

Entonces, ¿cuáles serían las ventajas de la implementación de las tecnologías y del concepto logística 4.0?

  • El ahorro en pasivo laboral.
  • La alta estandarización de la vinculación entre las funciones logísticas y la gestión de la información.
  • El uso de tecnología puntera.

Por el contrario, tiene un precio: el elevado coste de implementación de las tecnologías.

Conclusión

El concepto logística 4.0 no es científico, sino más bien una idea desarrollada por compañías privadas, empresas y algunas instituciones. En el fondo, más que una ciencia es un conjunto de soluciones para una disciplina empresarial. No cumple con los requisitos del paradigma de Kuhn, ya que no es un conjunto de términos y teorías de formación científica. La logística 4.0 pertenece, en todo caso, al paradigma de gestión actual.

La logística 4.0 está dedicada a conseguir los objetivos de mejora en la cadena de suministro y a generar la información pertinente, los KPI y otros elementos de gestión que permitan tomar las decisiones correctas en cada momento.

  • Autor
  • Francisco González
  • Profesor de ESIC. Director General de Combiberia. Experto en logística B2B y B2C. Comercio internacional y e-commerce: fundador y socio de www.runnics.com y www.dashengbox.com.


También te puede interesar

Qué es el visual merchandising y su rol en el marketing

Marketing y Comunicación

El espectro que abarca el trabajo de marketing es amplio, singular y, en muchas ocasiones, incluso sorprendente. El concepto de visual merchandising responde a una herramienta de marketing donde el tr...

¿Por qué es importante poner fin a la pobreza en todo el mundo?

Management

A nivel mundial, el número de personas que viven en situación de extrema pobreza disminuyó desde un 36 % en 1990 hasta un 10 % en 2015. No obstante, el ritmo al que se produce este cambio est...

Los Próximos 10 años del Mercado Laboral

Management

Según The World Economic Forum, en su Informe Future of Jobs, el 50% de todos los trabajadores necesitarán volver a capacitarse para 2025. Los impactos económicos de la pandemia mundial, junt...