Pasar al contenido principal
Imagen
como-ser-ceo-empresa

¿Cómo ser CEO de una empresa?

Management | Artículo
  • Visitas
    545
  • Abril 2021
  • Fecha de publicación
  • Abril 2021
  • Management
  • Artículo
  • Autor
  • Sandra Martín García
  • Profesora de ESIC. Doctora en Ciencias Políticas por la Universidad Complutense de Madrid. CEO de People4, people for people. Co Founder de UNITI. 

Texto

La figura del CEO, que proviene del mundo anglosajón, empezó a hacerse popular a mediados de los 90 y vivió una auténtica expansión con la aparición de las primeras startups y empresas de base tecnológica. Cuando hablamos de CEO (chief executive officer), nos referimos a la persona que cuando el barco está haciendo agua, debería ser la última en abandonarlo y que establece no solo el rumbo, sino también los objetivos, la estrategia, el plan, los roles, la identidad, el tipo de comunicación, etc., lo que en nuestro país siempre hemos conocido como director/a ejecutivo/a.

Lo primero que debemos tener en cuenta es que para convertirnos en CEO, necesitamos un equipo de expertos a nuestro alrededor. Como mínimo debería haber un chief marketing officer o CMO, responsable de la estrategia de marketing; un CFO (chief financial officer), que se encarga del balance financiero; un CIO (chief information officer), responsable de los sistemas de tecnologías de la información de la empresa desde el punto de vista de los procesos; un COO (chief operating officer), responsable de operativa, logística y procesos, y un CTO (chief technology officer), responsable técnico del desarrollo y el correcto funcionamiento de los sistemas de información desde el punto de vista de la ejecución. Cada uno de estos roles responde de un equipo y el  CEO es, en última instancia, el que responde por todos.

Ahora que ya hemos entendido el marco global, holístico y determinante de este rol profesional, podemos empezar a entrar en materia. Los CEO no necesariamente son expertos en el sector, sino que destacan por saber manejar y confiar en distintas fuentes de información especializadas para tomar las mejores decisiones. El camino para convertirse en CEO no comienza necesariamente en la universidad y así lo han demostrado algunos emprendedores como Steve Jobs o Bill Gates, pero una formación sólida en management allanará mucho el recorrido hasta la meta.

Además de la formación, hay otro rasgo que tienen todos en común: una profunda y contrastada experiencia profesional. En resumidas cuentas, no se puede ser CEO sin antes haberse empapado de cómo, por qué, cuándo y para qué se toman las decisiones en una firma.

Las tareas del CEO en una compañía son diversas y dependen mucho del tipo de sector. En una empresa de base tecnológica como podría ser Facebook, la relación con el departamento técnico y la capacidad de innovación serán críticas. En el sector de los viajes, la visión estratégica y la relación con el departamento de marketing desempeñarán un papel fundamental y, por poner un tercer ejemplo, en una empresa del sector logístico, la fusión entre objetivos y operatividad será lo fundamental. El CEO se encargará de planificar y controlar la ejecución del plan de negocio supervisando el trabajo de los distintos departamentos sin perder de vista el departamento financiero.

¿Qué formación hace falta?

No existe una formación universitaria como tal para ser CEO, pero sí hay determinados grados o títulos que se repiten en la lista de los mejores CEO que Forbes elabora cada año en nuestro país. El más evidente es el de Administración y Dirección de Empresas,  pero no es el único: Pablo Isla (Inditex) es licenciado en Derecho, formación que comparte con Luis Maroto (Amadeus). Por otro lado, Josu Jon Imaz (Repsol) es doctor en Ciencias Químicas y Onur Genç (Grupo BBVA) es ingeniero electrónico, mientras que Tobías Martínez (Cellnex) es ingeniero de Telecomunicaciones. También es frecuente encontrar titulados en Economía (Juan Roig, Mercadona) o incluso otros más relacionados con la Física o las Matemáticas. Por salir un poco de nuestras fronteras, el recientemente nombrado CEO de Google, Sundar Pichai, estudió un grado en Tecnología para la Metalurgia en su India natal y posteriormente obtuvo una maestría en Ciencias de los Materiales. Hay una cosa que sí tienen en común todas las personas que he mencionado: en algún momento de su formación completaron un posgrado relacionado con la gestión, el management o la empresa, con frecuencia un MBA. Este tipo de programas son los ideales para alcanzar una meta tan exigente como la de convertirse en CEO, porque su enfoque pedagógico está configurado para que los alumnos adquieran las herramientas y los conocimientos que les permitan acceder a puestos de dirección. Por descontado, la totalidad de los ejemplos mencionados más arriba tenía un perfecto dominio del inglés.

La experiencia como punto fuerte

Además de la formación, la experiencia es una de las claves para demostrar el compromiso y la capacidad de tomar decisiones estratégicas. En muchos casos los profesionales que acceden a un puesto de este nivel no lo hacen por casualidad: la mayoría lleva años en la firma y ha pasado por distintos puestos; su desempeño está acreditado por su recorrido y conoce el negocio en profundidad antes de dirigirlo. Puede darse el caso de una incorporación externa: en estos casos la persona ha mostrado una trayectoria intachable en otras compañías o proyectos y manifestado habilidades de liderazgo, comunicación y gestión. En el mundo globalizado donde las decisiones trascienden lo local, el bagaje internacional y la negociación con otros mercados son un añadido que siempre se tiene en cuenta.

 

Os recomendamos que no dejéis de actualizaros en las últimas tendencias y adquiráis los conocimientos adecuados. Os invito a que miréis detenidamente el Executive MBA.

  • Fecha de publicación
  • Abril 2021
  • Management
  • Artículo
  • Autor
  • Sandra Martín García
  • Profesora de ESIC. Doctora en Ciencias Políticas por la Universidad Complutense de Madrid. CEO de People4, people for people. Co Founder de UNITI. 


También te puede interesar

Alcance del color y su importancia en el marketing

Marketing y Comunicación

Los colores rodean nuestra vida y son capaces de generar sensaciones, percepciones y estados emocionales que pueden condicionar nuestras conductas.  En marketing, el color es un lenguaje que comu...

Cómo ser consultor en negocio digital

Management

Tras muchos años de trabajo en empresas y proyectos de diversa naturaleza, puedo concluir que hay tres tipos de consultoría:  Algunas empresas contratan estos servicios como un gasto neces...

El vendedor como cazador y productor de eventos

Comercial y Ventas

«Siempre hay un evento que actúa como estímulo en el cerebro para que exista una percepción».   ¿Qué pasaría si los vendedores tuviéramos el poder de leer la mente de nuestro cliente? Im...