Transformación digital en el supply chain

Tiempo de lectura 4 minutos

La digitalización no es solo introducir nuevas tecnologías sino que implica un verdadero cambio de reglas del juego, en las diferentes áreas de la gestión empresarial.

El motivo por el que la digitalización no tiene vuelta atrás, es la transformación que se ha producido en el consumidor, quien ha evolucionado en todos los sectores económicos consecuencia del uso de los smartphones y tablets. Hoy en día este consumidor busca mantener una comunicación constante con su entorno a través de diferentes canales y en momentos del día muy variopintos.

Gracias a la casi absoluta conectividad, las empresas deben almacenar y gestionar cada día mejor la información que se genera en todos y cada uno de sus rincones. La clave para tener éxito es asegurarse de explotar realmente la riqueza de esta información y usarla con creatividad.

Saquemos unas primeras conclusiones antes de seguir avanzando:

• La transformación digital, hoy en día es una realidad; no se trata de un proyecto a medio o largo plazo al que se puedan enfrentar las empresas.

• La transformación digital bien gestionada tiene un impacto positivo en el balance de las compañías.

Si hemos concluido que la transformación digital en la empresa, no tiene vuelta atrás, podemos aseverar lo mismo para una de las áreas empresariales que comienza a tener más peso, que es la cadena de suministro: el área empresarial entendida de una manera amplia, que nos indicaría la secuencia de pasos que sigue un producto desde su creación, hasta el consumo en el mercado.

En la gestión de la cadena de suministro, se mueve en todo momento una cantidad ingente de datos de los productos, de los clientes de los proveedores etc. El proceso de transformación digital de la cadena de suministro debería llevarnos a reemplazar cualquier soporte tradicional de información por sistemas informáticos, que nos permitan mejorar la agilidad en la recogida y el tratamiento de los datos.

Algunos de los aspectos en los que la transformación digital tiene que hacerse patente en las cadenas de suministro, para dar respuesta a las expectativas y necesidades de los clientes son los siguientes:

• CONTROL DEL INVENTARIO. Controlar el inventario, es básico para mantener una adecuada relación con los clientes, que quieren saber en todo momento cuáles son los productos que tenemos disponibles en nuestra cadena de suministro para darles servicio.

Con el fin de gestionar un adecuado control del inventario, la transformación digital debe llevarnos a:

  • La utilización de códigos de barras en productos embalajes y pallets.
  • La implantación de sistemas de gestión de almacén, y software qpara mantener el inventario físico y el inventario administrativo lo más cercanos posibles.
  • El uso de elementos de lectura por radiofrecuencia, o de voz con los que llevar el control del inventario on line.

• TRAZABILIDAD. La trazabilidad, es la localización de los productos en el espacio, y en el tiempo, que permite, de forma fehaciente y en cualquier momento la reconstrucción del proceso integro de compra, producción almacenaje, transporte, distribución y venta.

El cliente quiere saber la situación en la que se encuentra la mercancía por él solicitada, con lo cual debemos proporcionarle información, sobre las diferentes fases del proceso desde la recolección del pedido, hasta el momento en que este se entrega.

Para acometer de una manera adecuada la trazabilidad es necesario disponer de:

  • ERP.
  • Website
  • SGA
  • Sistemas de comunicación con proveedores logísticos o de transporte a través de Internet.

• PROCESO DE PICKING. El picking es la actividad que desarrolla un quipo dentro del almacén, para prepararlos pedidos de los clientes. El cliente quiere que realicemos esa tarea sin errores y con la calidad por él requerida

La evolución de los clientes tanto en la cantidad solicitada, como en la rapidez con la que solicitan la mercancía, hace que los sistemas de preparación de pedidos tradicionales hayan visto reducidas tanto su eficiencia como su eficacia, a la vez que se incrementan los costes de distribución yen consecuencia se produce la pérdida de calidad en el servicio a los clientes.

Los cambios digitales que debemos acometer para cumplir con nuestros clientes son:

  • Website
  • Tablets, etc para la recogida de pedidos.
  • ERP.
  • SGA.
  • Lectores de radiofrecuencia, picking por voz, etc para la preparación exacta del pedido.

• TRANSPORTE DE DISTRIBUCIÓN. O ÚLTIMA MILLA. Denominamos última milla al último tramo del trayecto que recorre un pedido antes de ser entregado a su comprador. La dispersión geográfica de los clientes, los pedidos con pocas referencias y escasas unidades por referencia, así como las condiciones en que la entrega domiciliaria ha de producirse constituyen los tres pilares básicos sobre los que se asienta este concepto.

Para cubrir este proceso de la cadena de suministro de manera adecuada, debemos:

  • Disponer de software de gestión de flotas y optimización de rutas.
  • Mantener una comunicación continuada con clientes sobre horarios de entrega vía mail o WhatsApp.
  • Establecer diferentes métodos de recogida de pedido, como click and collect, taquillas, tiendas etc.

• LOGÍSTICA INVERSA. El cliente cada día es más exigente y, como consecuencia de ello se incrementa el flujo de retorno de mercancías por la cadena de suministro. Par reducir el número de devoluciones y mejorar este proceso debemos trabajar digitalmente en:

  • Tener una buena ficha del producto.
  • Mostrar las opiniones de otros clientes.
  • Utilizar y actualizar continuamente las FAQ’s.
  • Mantener una relación continúa con el cliente.(CRM).

 


 

Adéntrate en Rethink by ESIC si quieres descubrir más artículos elaborados por expertos.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *