Logística: un sector invisible, pero con gran potencial

Tiempo de lectura 3 minutos

Son ya más de 30 los años que llevo en el mundo de la logística, desde que caí en esta área en una empresa llamada Simago, de la cual la mayoría de vosotros ya ni os acordaréis. En los tres años que estuve allí la logística me enganchó.

Tuve la suerte de coincidir con grandes profesionales que llevaban toda su vida en este ámbito y me enseñaron a disfrutar trabajando en él.

Desde el principio pensé que este era uno de los factores más importantes de la gestión empresarial por su incidencia en el servicio al cliente y en el coste, pero lo que yo pensaba no se reflejaba en el mercado de la misma manera: por un lado, la existencia de áreas con más glamur, como marketing, finanzas, etc., hacía que muchas personas prefiriesen desviarse hacia ellas; por otro, no existía mucha formación para especializarte en el tema ni, por supuesto, mucha gente que quisiese estudiarlo. Podríamos decir que era una sección casi invisible de la empresa.

Desde entonces, somos muchos los que decimos que la logística es importante para la empresa y muy atractiva para los que trabajan en ella, ya que es un área transversal en la que te relacionas con todos los procesos de la empresa y también te obliga de manera constante a mejorar y aplicar nuevas ideas para poder seguir compitiendo en mercados cada día más complicados y exigentes.

En estos últimos años es cuando verdaderamente todo el mundo apuesta por este sector de la gestión empresarial como un área con potencial, y lo que nos está dando el espaldarazo definitivo es el ecommerce, así como la continua evolución del cliente, cada día más rápida. La pregunta clave que debemos hacernos es la siguiente:

¿Están evolucionando las empresas al ritmo que les exigen sus clientes?

Muchas compañías han emprendido este camino apostando por mejoras logísticas, ya que se han alineado con la idea que nos mueve a los logísticos en los últimos años: las cadenas de suministro están dominadas por el consumidor y debemos ajustar nuestros procesos a sus demandas.

Pero no tengo tan claro que todas las compañías hayan renovado sus sistemas operativos en la cadena logística, concediéndole la debida importancia y adoptando soluciones flexibles y eficientes que les permitan preparar unos pedidos cada día más complejos.

La multicanalidad ha llegado ya a todas las empresas, y desde la logística debemos acometer una serie de cambios para mantener e incluso mejorar el servicio a nuestros clientes, sin que esto incida en los costes.

A nuestro entender, la logística debe potenciar su papel en las empresas, y para ello es preciso:

  • Implementar herramientas informáticas que nos permitan parametrizar y gestionar de manera óptima los procesos operativos en las operaciones de almacenaje y transporte.
  • Controlar el inventario en tiempo real; es algo de lo que no paramos de hablar, pero muchas empresas todavía no tienen un inventario actualizado al momento y este factor complica la seguridad en el proceso operativo que debemos desarrollar en nuestros canales de venta.
  • Establecer soluciones diferenciadas de picking. No podemos trabajar con los pedidos de todos los canales de venta según los mismos criterios;debemos ajustarnos a las características de los diversos clientes, tanto en lo que se refiere al número de líneas como a la cantidad por línea.
  • Disponer de diferentes soluciones de almacenaje para adecuarnos a las características de unos surtidos y unos volúmenes de stock que evolucionan de manera constante.
  • Mejorarla formación de todos los que intervienen en el proceso de la logística de distribución, pues cada día tiene una mayor incidencia en el servicio al cliente.

Las empresas que acometan estos cinco cambios estarán dándole a la logística la importancia que verdaderamente tiene en la actualidad.

Para potenciar este ámbito, es necesario promover la profesionalidad de todos los que estamos en el sector o de aquellos que quieran acercarse a él, ya que se necesitan profesionales que tengan:

  • Conocimientos operativos para gestionar de manera adecuada el flujo directo e inverso de la mercancía.
  • Conocimientos tecnológicos, por la necesidad de gestionar el flujo de la información.
  • Habilidades comerciales, por el contacto continuo que debemos mantener con los eslabones anterior y posterior en la cadena de suministro, es decir, con los proveedores y los clientes.

Hoy en día todavía es difícil encontrar este perfil técnico, y mucho me temo que, mientras no seamos capaces de mejorar en este aspecto, la logística seguirá siendo un área invisible pero con gran potencial.

La logística tiene que atraer el talento para que se reconozca su importancia dentro de la gestión empresarial.

1 respuestas de Logística: un sector invisible, pero con gran potencial

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *