Qué es la Logística Verde y qué beneficios aporta

Tiempo de lectura 5 minutos

La emisión de CO2 es uno de los problemas más graves a los que se enfrenta el planeta. Prueba de ello es el daño causado a la capa de ozono, que está dando lugar al drástico cambio climático que sufrimos ya en muchos países del mundo.

En el campo de la logística, el CO2 se genera durante los procesos de transporte y almacenaje. Según la Agencia Internacional de la Energía, el transporte de mercancías es el responsable del 10% de las emisiones globales de CO2. De este porcentaje, el tráfico de camiones supone más de un 75%. Otros medios de transporte consumen menos energía, pero las posibilidades de aumentar el tráfico marítimo y ferroviario son muy limitadas y, aunque el transporte aéreo consume muchísima energía, su cuota total de CO2 es muy pequeña.

Esta incidencia en el medioambiente ha llevado a la logística a acuñar el término de logística verde (Green Logistics), que definimos como “los esfuerzos para medir y minimizar el impacto ambiental de la actividad logística” (International Review of Applied Engineering Research). El adjetivo verde engloba acepciones y cuestiones que hace unos años tal vez no tenían cabida en el diseño de los procesos logísticos, pero que en la actualidad se han vuelto primordiales, ya que el consumidor final cada día las valora más. El concepto de verde interrelaciona variables hoy en día importantes para las empresas de cualquier sector de actividad como son la ecología, la sostenibilidad, la responsabilidad social corporativa, etc.

Saquemos una primera conclusión: volverse “verdes” supone una ventaja competitiva y un mejor posicionamiento en el mercado para las empresas, ya que los clientes tienen una mejor percepción de ellas.

Aspectos para iniciar el camino de una logística verde :

  1. Reciclaje de los desechos.
  2. Transporte ecológico.
  3. Almacenes verdes.
  4. Uso de las materias primas.

En este artículo nos vamos a centrar en dos de los aspectos que mayor incidencia tienen en una logística verde, como son el reciclaje de los desechos y el transporte ecológico, y en especial dentro de este el que incide en mayor medida en las emisiones de CO2 en la actualidad: el transporte de distribución.

Soluciones para conseguir una logística más verde :

  • Reparto en bicicletas, motocicletas, triciclos, cuatriciclos, así como en furgonetas y coches eléctricos. La utilización de estos vehículos disminuiría notablemente la emisión de CO2 al ambiente y reduciría los actuales niveles de contaminación dentro de las grandes ciudades. Las empresas que opten por esta solución se verán obligadas a hacer una inversión significativa para renovar su flota de vehículos de reparto y sustituirlos por vehículos eléctricos. Esta inversión tendría como retorno la disminución de las emisiones de CO2, el cumplimiento de los objetivos de RSC y la gran ventaja competitiva que adquiriría la empresa frente a sus competidores.
  • Vehículos autónomos.Consignas móviles de conducción autónoma que llevan el paquete hasta ellugar de entrega, donde el vehículo se detiene, espera a que el cliente recoja su paquete del casillero asignadocon un código pin y sigue su ruta hasta la próxima entrega. Este sistema implica que avance la legislación vigente y se permita laconducción de vehículos autónomos. De esta forma, disminuiríannotablemente las emisiones de CO2 y se agilizaría el reparto de paquetería.
  • Minihubs urbanos.Para reducir la contaminación de las ciudades y los atascos provocados por la crecientecantidad de vehículos que circulan por ellas, se propone la colocación de minihubs dentro de lasciudades. En estos pequeños almacenes se depositará toda la mercancía que se va a entregar en un área.Estas entregas pueden ser nocturnas o hacerse a primera hora de la mañana, anticipándonos a la horade comenzar a trabajar, en la que se intensifican los desplazamientos. Desde esos minihubs serealizará el reparto a cada cliente en bicicleta/moto eléctrica. Este sistema también se puedeutilizar para la recogida de paquetes o devoluciones (logística inversa).De este modo se reducen las emisiones de CO2y se ofrece una solución acorde con el nivel deservicio requerido por el cliente.
  • Gestión de flotas móviles. Se trata de sistemas informáticos que nos permiten adaptar diariamente laruta a la demanda de los clientes,mediante lautilización de minihubs móviles que se desplacen alárea requerida de entrega. La localización delalmacén móvil se estudia en función de los repartos que se van a llevar a cabo. Estos minialmacenes portátilespueden ser furgonetas eléctricas, desde las que se haría el reparto mediante bicicletas/motos eléctricas hasta el domicilio del cliente.
  • Reparto con drones.La utilización de drones dentro de las ciudades no parece una soluciónsegura y apropiada, debido a la cantidad de drones que podríamos tenervolando por encima del centro de las ciudades. Pero, por el contrario, puedeser una buena solución para los envíos de urgencia ante cualquier accidenteo los envíos a lugares de difícil acceso.
  • Robots de entrega.Los robots, formados por una tabla con ruedas donde pueden cargarse los paquetes, seguirían a los repartidores, ayudándoles a transportar los envíos más pesados. Si el transportista se detiene, el robot también lo hace y únicamente empezaría a rodar de nuevo cuando el repartidor reanudara la marcha. Este sistema puede ser muy útil en lugares del centro de las ciudades en los que está prohibido el tráfico rodado.
  • Segway.Gracias a este nuevo medio de transporte 100% ecológico, los transportistas pueden llegar a todos los puntos de entrega. Es ideal para trayectos cortos, debido a que puede recorrer unos 40 km con una sola carga de batería, dependiendo del terreno y del peso transportado. Su uso está permitido en la mayoría de las zonas peatonales públicas y privadas en función de la legislación local vigente. Este sistema tiene un consumo bajo, se alimenta de baterías de ión-litio que se recargan automáticamente al descender una pendiente o mediante corriente eléctrica. El transportista conducirá el dispositivo con total seguridad debido a los sistemas de seguridad con los que cuenta, que garantizan en todo momento que el operario se mantenga en equilibrio.

El segundo aspecto en el que debemos trabajar intensamente para aplicar una logística verde en nuestra empresa es el reciclaje y el procesamiento de todos los productos obsoletos que generan hoy en día las empresas.

Las posibilidades de recuperación no son las mismas para todos los productos fuera de uso e incluso las opciones existentes para la gestión de productos recuperados difieren según:

  • El producto de que se trate.
  • Los mercados de destino:
    • Los canales de distribución existentes.
    • El valor del producto.

La diversidad es tal, que puede hablarse de un sistema diferente para cada empresa en cuestión. Una de las soluciones que tenemos dentro de las empresas para poder acometer este proceso sin que los costes sean excesivos son los sistemas integrados de gestión (SIG).

Un SIG es una organización que promueve y gestiona la recuperación de productos fuera de uso para su posterior tratamiento o su adecuada eliminación. Están constituidos por miembros de la cadena de suministro (proveedores, fabricantes y distribuidores) que financian el sistema de acuerdo con su participación en el mercado. Las empresas adheridas a sistemas integrados de gestión comparten determinadas características:

  • Fabrican productos bastante homogéneos, poco complejos tecnológicamente y de escaso valor unitario en los que se suele recuperar el material o materiales con los que está fabricado el producto (red para el reciclaje).
  • Estas agrupaciones permiten lograr eficiencias tanto técnicas como económicas a la hora de recuperar y reutilizar los productos obsoletos.
  • Las redes logísticas suelen ser estructuras centralizadas, de carácter simple, con pocos eslabones y en las que el producto recuperado no se destina necesariamente a la cadena de suministro original (open-loop), por lo que los productos originales y los recuperados no suelen compartir los mismos mercados finales.

En la actualidad tenemos en España muchos SIG; indicamos algunos aquí a modo de ejemplo:

  • ECOEMBES se encarga de la gestión de los envases recogidos en el contenedor amarillo.
  • ECOVIDRIO gestiona los envases de vidrio recogidos en el contenedor iglú azul.
  • SIGRE gestiona los restos de medicamentos y sus envases.
  • ECOPILASgestiona los residuos de pilas y acumuladores domésticos usados.
  • SIGRAUTOgestiona los residuos de los vehículos fuera de uso y de las reposiciones de piezas mecánicas.
  • SIGAUS gestiona los residuos de aceites industriales usados.
  • SIGNUS gestiona los neumáticos de desecho.
  • SIGCLIMA gestiona los residuos del aire acondicionado.
  • SIGFITO gestiona los envases de productos fitosanitarios agrícolas.
  • ECOFIMÁTICA y TRAGAMOVIL gestionan residuos de equipamientos informáticos y de telecomunicaciones.
  • ECOTIC y ECOLEC gestionan todo tipo de residuos eléctricos y electrónicos, salvo los aparatos de iluminación.
  • ECOASIMELECgestiona todo tipo de residuos eléctricos y electrónicos,excepto los grandes electrodomésticos y los aparatos de iluminación.
  • AMBILAMP y ECOLUM gestionan los residuos generados por los aparatos de iluminación.

Hemos analizado aquí los principales aspectos en los que debemos trabajar para conseguir una logística verde, y para cerrar el artículo nos queda señalar los beneficios:

¿Cuáles son los beneficios que genera la logística verde en una compañía?

  • Mejora de la imagen social corporativa de la empresa y del valor de marca.
  • Ahorro de recursos.
  • Ahorro de dinero.
  • El último beneficio y la conclusión de todo: la protección del medioambiente y la calidad de vida de todos nosotros.

1 respuestas de Qué es la Logística Verde y qué beneficios aporta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *