Pasar al contenido principal
Imagen
Metodología Scrum: transformando la dirección

Metodología Scrum: transformando la dirección

Marketing y Comunicación | Artículo
  • Visitas
    2037
  • Marzo 2019
_ESIC Business & Marketing School

_ESIC Business & Marketing School

ESIC Business & Marketing School.

La metodología scrum, y en general cualquier filosofía ágil, implica un cambio cultural en la organización.
La mayoría de metodologías ágiles empoderan a los equipos en la toma de decisiones operativas con el objetivo de crear equipos autogestionados.
Esto presenta nuevos retos en la cultura de la organización, así como una nueva distribución de las responsabilidades de cada rol.
Los beneficios de implantar este tipo de metodologías son claros; los equipos autogestionados suelen estar mucho más motivados, mejoran su productividad y consiguen mejorar la satisfacción del cliente.

Metodología Scrum: el cambio en las responsabilidades 

Sin embargo, en la literatura relacionada con la metodología scrum raramente se habla de la transformación que este tipo de metodologías introducen en la empresa, y menos del cambio de responsabilidades de los gestores.
Además la metodología scrum introduce dos tipos de roles de liderazgo como son el Scrum Master (SM) o el Product Owner (PO), lo que aún genera una mayor incertidumbre en la estructura directiva sobre la relación con dichos roles y con el equipo en general.
No obstante tenemos que tener en cuenta que independientemente de la existencia de figuras como el SM o el PO las empresas siguen necesitando gestores de áreas funcionales o de negocio/tecnología que puedan coordinar el funcionamiento operativo a alto nivel, la estrategia del propio área, así como responsabilizarse de todas aquellas tareas de gestión que excedan las competencias de las figuras de liderazgo anteriormente mencionadas.
Lo que sí es cierto es que el gerente deberá evolucionar y responsabilizarse de ciertos ámbitos que son fundamentales para la correcta evolución de los equipos bajo su dirección.
El objetivo principal, no es otro que la metodología scrum sea implantada exitosamente, incrementando así la productividad y motivación de sus equipos.
En este nuevo rol de management los responsables deberán de asumir la propia configuración de los equipos definiendo su composición, objetivos y sus límites de autogestión.
Estos límites de autogestión deberán ser claros y compartidos en la organización, y una vez establecidos se deberá empoderar a los equipos dentro de dichos límites.
A su vez, siguiendo con la filosofía ágil estos gestores deberán liderar y establecer la estrategia de su área de negocio o competencia, además de facilitar el desarrollo de competencias del equipo que permitan alcanzar dichos objetivos.
Deberán así trabajar de la mano del Scrum Master y el Product Owner para definir las necesidades de capacitación de los equipos y buscar los mecanismos para el desarrollo de las mismas.
El gestor deberá colaborar activamente con el rol de Scrum Master en una serie de factores como la motivación del equipo, promover los valores del agilismo dentro de la organización y ayudarle a eliminar todos aquellos impedimentos con los que se vayan encontrando sus diferentes equipos.

Metodología Scrum: la integración en la realidad de la organización 

En muchos casos estos impedimentos pueden provenir de diferentes áreas internas de la organización, y es precisamente el gestor quien podrá ayudar al Scrum Master en las negociaciones a alto nivel con otros departamentos.
Con esta colaboración, podrá llegar a acuerdos y procedimientos que respeten los ciclos de trabajo, compromisos y en general los valores del agilismo.
Asimismo, cabe destacar la gestión del flujo de creación de valor de sus equipos, dado que estos nuevos managers deberán aportar la visión del conjunto.
Esta visión servirá para alinear los procedimientos de la empresa a las prácticas de Scrum, y consensuar unas métricas y reporting alineados con la metodología Scrum.
Habitualmente una forma de alinear el reporting tradicional a la metodología Scrum suele ser:

  •        Focalizarse en la inactividad del trabajo y no de los trabajadores
  •        Medir y monitorizar el trabajo finalizado y validado
  •        Organizar el flujo de feedback temprano
  •        Contabilizar la innovación (Lean Startup)

En definitiva, la metodología Scrum implica una transformación de la cultura de la empresa, y en general de todo el ecosistema alrededor de los equipos ágiles.
Esta transformación también impacta en la dirección, que deberá adoptar nuevas responsabilidades y colaborar con las nuevas figuras propuestas por la metodología para velar por la evolución y crecimiento de sus equipos.
Conocer formas de trabajo como la metodología Scrum son fundamentales para la innovación en cualquier empresa. Aprende más sobre todo ello con el Senior Management Program in Digital Business de ICEMD. Formación especializada en alta dirección en la que obtendrás de la mano de directivos de las mejores empresas un visión global que te permitirá liderar la transformación digital de tu compañía. Más información 

  • Autor

También te puede interesar

¿Qué son los estados contables de una empresa?

Business

Conseguir que una empresa sea económicamente solvente no es una tarea fácil, pues requiere trabajo constante de numerosas personas para su correcto funcionamiento. Con el fin de conocer al detalle l...

Qué es un cliente misterioso y para qué se utiliza esta técnica

Marketing y Comunicación

No hay nada como escuchar el feedback de los consumidores para saber si el servicio que les estamos ofreciendo es bueno o no. En este sentido, existen numerosas técnicas para descubrir qué sienten l...

Qué es el Workforce Management (WFM) en un call center y cuáles son sus funciones

Marketing y Comunicación

Si trabajas en el ámbito de los recursos humanos, estas tres siglas (WFM) habrán sido desde hace un tiempo tus compañeras de viaje. De hecho, quizá las conozcas por su significado en español («g...