Pasar al contenido principal
Imagen
emprendedor digital

El emprendedor digital, nuevas amenazas y oportunidades

Tecnología | Artículo
  • Visitas
    400
  • Noviembre 2020
  • Fecha de publicación
  • Noviembre 2020
  • Tecnología
  • Artículo
  • Autor
  • Alfonso Jesús Torres Marin
  • Profesor e Investigador Asociados en la Unidad Permanente de Investigación de ESIC. 

    Doctor en Economía, Máster en Dirección Comercial y Marketing  y Máster en Humanidades. Cursos de especialización en la London School of Economics y la Universidad de Reno

Texto

El emprendimiento digital se ve afectado por la transformación digital de los negocios y de la sociedad. La tecnología actual permite que las empresas pequeñas puedan llegar a millones de clientes potenciales en cualquier lugar del mundo a cualquier hora y a un coste muy reducido. Estas pueden crear los productos y servicios a través de ordenadores personales y posteriormente distribuirlos con el mismo alcance que si se tratase de una empresa multinacional. Se pueden elegir diversas formas de generar ingresos para el negocio, que van desde la publicidad o las suscripciones hasta la intermediación en marketplaces, ventas, donaciones o crowdfunding. 

Los aspectos fundamentales del emprendimiento tradicional también se aplican al ámbito digital (identificación de oportunidades, creación de equipos, conocimiento del cliente, cumplimiento u obtención de financiación, entre otros). Sin embargo, estas áreas funcionan de otro modo. 

El emprendimiento digital supone una reducción de las barreras para iniciar un nuevo negocio, al tiempo que permite crear nuevas oportunidades y generar desafíos que no existían con anterioridad. 

Existen múltiples factores que están reduciendo las barreras de entrada de nuevas empresas como el uso de big data, la disposición de la información en la nube, las redes sociales, la tecnología móvil o la inteligencia artificial. Todos estos elementos están incrementando su capacidad y efectividad al tiempo que sus costes disminuyen de forma considerable.

Tradicionalmente, la mayoría de los emprendedores han comenzado su proyecto tras años de experiencia profesional que les ha permitido acumular conocimientos, relaciones y ciertos ahorros. Actualmente, los jóvenes también se introducen en el mundo del emprendimiento. 

Ahora se puede emprender más rápido, más barato, más fácilmente, con más posibilidades de colaboración y siendo más efectivo. Puede abrirse en pocos días un nuevo negocio digital, incluso con productos y contenidos personalizados, con un carro de compra o generar ingresos a través de publicidad. Esta rapidez permite experimentar y aprender muy deprisa. La idea de negocio se puede testar, variar o desechar a mucha más velocidad.

En el mundo digital se dispone de muchas herramientas gratuitas o muy económicas que facilitan la comunicación, el almacenamiento, la creación de webs o apps, los pagos, la facturación, la elaboración de encuestas, etc. Existen muchas plataformas de compra y venta de productos y servicios con bajos costes de inicio (eBay, Amazon, etc.), y los principales proveedores de espacio en la nube ofrecen ciertos niveles de servicio gratuito (incluso Amazon, Google o Microsoft). El marketing digital a través de las redes sociales ofrece costes reducidos. En la actualidad se pueden recaudar fondos para una empresa de forma económica a través de plataformas de crowdfunding. 

Como consecuencia de lo anterior, los costes de lanzamiento de nuevas empresas digitales se han ido reduciendo vertiginosamente en las últimas dos décadas. Ello, unido a los nuevos modelos de negocio planteados, facilita la autofinanciación de las empresas a través de fondos personales, familiares o de amigos (las famosas 3F) posponiendo la captación de capital adicional hasta etapas más tardías en el desarrollo de las startups. 

El desarrollo de nuevo software más fácil de utilizar permite que, en una primera etapa, se puedan construir sitios web sin ningún conocimiento de programación, si bien conviene disponer de programadores especializados y data scientists en etapas posteriores. 

Internet ofrece unas posibilidades de colaboración sin precedentes. Los clientes pueden aportar nuevas ideas de negocio, financiarlas, opinar sobre los productos y servicios recibidos, recomendarlos o incluso participar en la creación de otros nuevos. Los emprendedores pueden utilizar plataformas digitales o integrarse en ecosistemas digitales para comunicarse o trabajar con otros. 

La mayor rapidez y facilidad de lanzamiento de un negocio digital con menores costes y con nuevas posibilidades de colaboración reduce las barreras de acceso al mercado, incrementa la probabilidad de éxito y amortigua las consecuencias negativas del fracaso. 

También permite que, en los negocios digitales, en una primera etapa, se ponga mucho más énfasis en la exploración del negocio que en su planificación. Por ello, en lugar de comenzar elaborando un business plan, se emplearán metodologías lean, que consideran las etapas iniciales de una startup como un proceso experimental y de aprendizaje que busca que la nueva idea de negocio funcione o fracase de forma rápida y económica. 

El entorno digital permite a los emprendedores experimentar con nuevas ideas de negocio de forma más rápida y económica utilizando prototipos para acelerar el aprendizaje. Estos prototipos, denominados producto mínimo viable (PMV), se mantienen lo más sencillos posible con el objetivo de que el emprendedor pueda aprender lo que funciona y lo que no con un coste menor. 

Otra de las grandes oportunidades de los negocios digitales es la posibilidad de capturar y usar numerosos datos de gran relevancia acerca de tus clientes y su comportamiento. Estos datos ofrecen información muy poderosa sobre la conducta de los clientes y te ayudan a modificar los productos y los servicios ofrecidos para crear más valor para ellos. 

Los emprendedores digitales pueden ampliar su negocio con una mayor facilidad enfocándose en un nicho muy especializado en una primera etapa, aprendiendo cómo construir un PMV y expandiéndose posteriormente a medida que se presentan nuevas oportunidades. 

La nueva economía digital también presenta desafíos. Entre ellos se encuentra la seguridad frente a los ciberataques, defender la privacidad y confianza de los consumidores —cumpliendo con leyes cada vez más exigentes— y captar la atención del cliente en un entorno cada vez más competitivo. 

oportunidades y amenazas del entorno digital

 


Artículo extraído y revisado del libro "Emprende en digital. Diseña y valida tu startup"

  • Fecha de publicación
  • Noviembre 2020
  • Tecnología
  • Artículo
  • Autor
  • Alfonso Jesús Torres Marin
  • Profesor e Investigador Asociados en la Unidad Permanente de Investigación de ESIC. 

    Doctor en Economía, Máster en Dirección Comercial y Marketing  y Máster en Humanidades. Cursos de especialización en la London School of Economics y la Universidad de Reno


También te puede interesar

Fernando Castelló, profesor de #ESIC​ & Director de Castelló Consulting, en #LaHoraTech​

Tecnología

¿Cuál es la situación de las empresas en este nuevo escenario de la pandemia? ¿Cuál es la situación real que están viviendo las empresas ahora? Fernando Castelló, profesor de #ESIC​ & Direct...

La tendencia del recommerce profesionaliza la compraventa de segunda mano

Tecnología

Reducir el consumo de nuevos productos mientras se minimiza el impacto medioambiental y se consigue, además, un mejor precio suena interesante, ¿verdad? Esto es lo que propone la nueva tendencia ...

Presence of think tanks in the Spanish digital press

Marketing y Comunicación

Good policymaking stems from evidence-based ideas, not random choices. Thus, think tanks do carry out a major role as social actors, providing reports to policymakers, institutions, media, and even un...