Pasar al contenido principal
Imagen
Lenguaje y tecnología podrá pensar la inteligencia artificial

Lenguaje y tecnología: ¿podrá «pensar» la inteligencia artificial?

Tecnología | Artículo
  • Visitas
    65
  • Diciembre 2020
  • Fecha de publicación
  • Diciembre 2020
  • Tecnología
  • Artículo
  • Autor
  • Cristóbal Álvarez
  • Profesor de ESIC especializado en Marketing Digital y Marketing Online en China. Experiencia de más de 15 años en empresas como Antevenio, grupo Prisa u Ogilvy. CEO de Social and Sons.

Texto

Tiene casi tantas personas a favor como en contra. Y es que la inteligencia artificial ha irrumpido en nuestra vida de manera acelerada y eso tiene implicaciones tanto en el marketing como en los cambios que se están produciendo en el entorno de trabajo y en la vida privada. Su impacto es amplio y así lo denotan las inversiones de capital en esta materia. Pocas cosas escapan ya a esta revolución. Como decía Bob Woodward en la famosa película Todos los hombres del presidente, «follow the money!». Hay que seguir la pista de las inversiones. 

Según la consultora CB Insights, desde 2012 ha habido un gran aumento de la inversión en startups que trabajan con inteligencia artificial: nada más y nada menos que 15.000 millones de dólares repartidos en cerca de 2.000 acuerdos. Si queremos ir más allá, según PWC, la inteligencia artificial podría aportar unos 15 billones de dólares a la economía mundial en 2030, más que la producción actual de China e India juntas. 

Pero, a pesar de que existe el potencial reconocido de su capacidad de desarrollo, hay muchos miedos respecto a su capacidad para emular incluso ciertas capacidades humanas en lo que respecta a soluciones complejas e incluso al lenguaje. La pregunta es si algún día puede llegar a sustituir al pensamiento humano. Es complicado, pero los avances y el debate están ahí. 

Hace unos meses, se daba a conocer GPT-3, uno de los proyectos de OpenAI. En esencia, se trata de un modelo de lenguaje cuyo objetivo es predecir qué viene después en función de datos históricos pasados. Es capaz de realizar tareas como razonar dos o tres ideas para un texto y este sistema puede acabar un artículo por ti con coherencia, lo que abre nuevas posibilidades. Su entrenamiento nace de su capacidad para «leer» Internet y aprender de acciones previas. Por ejemplo, algunos de los experimentos han mostrado su capacidad para construir desde cero lenguajes o hasta sistemas o programas informáticos. Por ejemplo, a la orden de «construye un sitio web» o «haz una página web sobre cocina», estos sistemas son capaces de asumir esa información y construirlos. 

Aún está en un entorno cerrado y controlado debido a sus capacidades y sus posibilidades. Hay que recordar que tiene más de 175.000 millones de parámetros de lenguaje, lo que la hace poderosa. Su uso está limitado al ámbito profesional y de la investigación, pero está todavía lejos de sustituir al lenguaje. Hay un ámbito de consciencia que será difícil de conseguir. Es una gran herramienta predictiva, pero a estos sistemas les falta el razonamiento. 

Pese a su progreso, parece que faltan varios avances conceptuales para la creación de una superinteligencia. La que parece cercana es la idea de asumir que la revolución de la IA puede tener más consecuencias para la humanidad que las anteriores revoluciones agrícolas, industriales y tecnológicas combinadas. El desarrollo de estas tecnologías que potencian la relación entre humanos y máquinas puede generar lo que muchos autores denominan «una forma avanzada de inteligencia electrónica». Ya existen casos en los que un algoritmo de lenguaje natural superó a un ser humano en una tarea de entendimiento de lenguaje: en este caso, la transcripción de voz. No cabe duda de que la IA puede transformar la productividad y la creatividad humanas, pero el gran salto del lenguaje todavía parece lejano. 


Os recomendamos que no dejéis de actualizaros en las últimas tendencias y adquiráis los conocimientos adecuados. Os invito a que miréis detenidamente el Programa Superior en Inteligencia Artificial.
 

 

  • Fecha de publicación
  • Diciembre 2020
  • Tecnología
  • Artículo
  • Autor
  • Cristóbal Álvarez
  • Profesor de ESIC especializado en Marketing Digital y Marketing Online en China. Experiencia de más de 15 años en empresas como Antevenio, grupo Prisa u Ogilvy. CEO de Social and Sons.


También te puede interesar

Estrategia y liderazgo en tiempos de incertidumbre

Marketing y Comunicación

¿Cómo ha impactado la crisis de la COVID-19? ¿Cuáles son los retos a los que ahora nos enfrentamos? Descubre más sobre las diferentes estrategias y el liderazgo en tiempos de incertidumbre des...

¿Cómo funciona el Big Data en fútbol?

Tecnología

La introducción del big data en el fútbol ha revolucionado toda la industria potenciando las capacidades de los jugadores y ayudándoles a mejorar su rendimiento, y proporcionando al personal técni...

Fede Sainz de Robles, fundador de Sepiia, en #LaHoraTech

Marketing y Comunicación

Sepiia es una marca de ropa que utiliza la tecnología para que las prendas sean mucho más confortables con el mínimo impacto medioambiental. Fede Sainz de Robles, su fundador, nos visita en #La...