Pasar al contenido principal
Imagen
el-golpe-de-suerte-de-rafa-nadal-es-la-inteligencia-emocional

El golpe ganador de Rafa Nadal se llama Inteligencia Emocional

Marketing y Comunicación | Artículo
  • Visitas
    823
  • Enero 2022
  • Autor
  • Carlos González
  • Profesor del Executive MBA y del Máster en Dirección de Personas y Desarrollo Organizativo de ESIC.

Hoy muchos hemos rugido, reído, gritado, temido, disfrutado, llorado… con Rafa Nadal, ganador de 21 torneos de Gram Slam, orgullosos de la marca España tan bien representada por su persona. Escuchando a los comentaristas, uno no sabe a qué atenerse: ¿será su estrategia de juego su diferencial? ¿Será su drive? ¿Será su físico? ¿Será el destino incontestable y ya escrito de que juega con el resto de los jugadores del circuito haciéndolos pensar que ahora les toca a ellos ganar?

Para mí el golpe ganador de Rafa se llama inteligencia emocional. Goleman podría haberlo llamado RN faktor. Incluye autoconocimiento, autorregulación, habilidades sociales, empatía y automotivación. No me digas que no encaja a la perfección.

  • Autoconocimiento. Conoce sus puntos fuertes, sus áreas de mejora, hasta dónde puede forzarse y exigirse, cuándo debe relajarse y soltar, aunque signifique perder un juego... «Parece que iba a retirarme, que la edad me puede, que las lesiones me echan de los terrenos de juego…». Y sobre esa realidad de conocer su momento y su ser (cuerpo, emoción y mente) construye su estrategia con su equipo.
  • Autorregulación. Que las cosas se ponen difíciles, imposibles, se mantiene en calma, concentrado y con el foco en el siguiente punto. Eso lo dota de energía. Da igual que haya perdido los dos sets anteriores; ahora hay que jugar el tercer set. Y luego el cuarto. Y luego el quinto. «Hasta el rabo, todo es toro», diría mi abuela. Que tiene dos bolas de partido y pierde el juego, mantiene la calma, se concentra y juega cinco bolas increíbles —totalmente centrado y conectado con el momento presente— para ganar el Open de Australia 2022. Habrá presión, expectativas, apuestas, algoritmos… y Rafa mantiene el foco. Se autorregula.
  • Habilidades sociales. Cercanía, humildad, impacto, conexión… da igual quién sea el otro: con el público, con los recogepelotas o con el juez de silla. Ese guiño a su equipo, esa mirada a la cámara o esos brazos llenos de tensión levantando al público de la pista y a los de casa en las antípodas de la pista central. Sabe comunicar y conectar con el otro.
  • Empatía. Con los que le apoyan, con los que le animan y, sobre todo, con los que, saboreando la victoria, acaban recogiendo la bandeja en vez de la copa de campeón. No se dirige a ellos con blandura, sino —por eso es empático— retándolos a un nuevo encuentro donde medir fuerzas. Sabe qué pedirle al contrario para honrar el magnífico partido que nos han regalado los dos. Siendo empático, no se dirige a ellos de forma complaciente o conformista sino reconociéndoles todo lo que les queda por vivir y por lograr.
  • Automotivación. Cómo, si no, levantarse y, pasito a pasito, luchar para ganar el partido. Cómo, si no, superar lesiones, prejuicios, predicciones funestas y algoritmos que te dan como perdedor al 96% tras el segundo set. Automotivación punto a punto, cada uno de los juegos del camino, hasta la victoria. Automotivación después de ganarlo todo durante lustros, teniendo la vida «resuelta». Automotivación, porque lo que le empuja es el disfrute del camino. «Vamosssss, Rafa». #thewayisthegoal. Cómo, si no, seguir compitiendo con ese ánimo humilde y de principiante que se sigue emocionando como con el primer juego, el primer set y el primer torneo ganado.

Ahora, no quiero hacer creer que ese RN faktor solo sea de unos pocos ni de una elite de privilegiados genéticos ni del destino. Es fundamentalmente el regalo de la vida a los que se entrenan y trabajan duro, a los que se esfuerzan con pasión, con humildad, con disciplina…

¿Cómo de mejores serían las empresas —y hasta las familias— si se enseñase en ellas este RN faktor? ¿Cuántos Gran Slam ganarían?

 

  • Líderes, managers y profesionales que se conocen y, desde la humildad, se ocupan de trabajarse para ser mejores profesionales y pedir ayuda donde lo necesitan, sin envidias o sin sentirse amenazados si sus colaboradores son mejores que ellos.
  • Líderes, managers y profesionales que saben autorregularse, aunque se pierda una venta o haya un error o un fracaso… y que cuando se pierde ese juego o ese set, se paran, respiran y se enfocan en el siguiente punto con calma y concentración, con la mente y el corazón en el momento presente.
  • Líderes, managers y profesionales que saben comunicar, influir, ilusionar, persuadir… con la mirada, con el gesto, con la palabra y sin soberbia, sin ira, solo con la fuerza de la palabra amable, rebosante de energía y adecuadamente ofrecida al otro.
  • Líderes, managers y profesionales que saben empatizar con clientes, empleados o con cualquier stakeholder sabiendo leer qué necesita el otro; no lo que yo necesitaría en su situación, sino lo que el otro necesita en su situación y en su momento. Implica dejar de centrarse en uno mismo para abrirse al otro. Ahora se llama customer centricity o employer experience.
  • Líderes, managers y profesionales que no necesitan ni ofrecen «palo ni zanahoria», sino que viven con un propósito que es dejar un legado. Y es su propio ejemplo el que encarna una forma de levantarse todos los días a seguir entrenando, trabajando y repitiendo una tarea, una vez tras otra, hasta que uno se va acercando más y más a la excelencia. Será atender a un cliente, operar con una máquina o realizar una cura de una herida abierta…

 

Poco queda por decir en esta tribuna. Enhorabuena, Rafa. Gracias por tu ejemplo. «Vamos, empresas, directivos, profesionales…». Vamos a cultivar la inteligencia emocional; es la forma de ganar un Gran Slam.

  • Autor
  • Carlos González
  • Profesor del Executive MBA y del Máster en Dirección de Personas y Desarrollo Organizativo de ESIC.


También te puede interesar

Gestión comercial y marketing, ¿qué salidas tiene?

Marketing y Comunicación

La gestión comercial y el marketing son dos ramas de un mismo tronco, dos partes de un todo que se complementan y retroalimentan. Es una parte del marketing que se centra en los mercados, en las estr...

¿Qué es un cuadro de mando integral? Descúbrelo con estos ejemplos

Marketing y Comunicación

En un mundo digitalizado y globalizado como el actual, toda organización necesita saber lo que sucede en tiempo real. Conocer esta información permite tener un poder de decisión único, favoreciend...

¿Qué es un Chief Human Resources Officer?

Management

Un Chief Human Resources Officer desempeña sus funciones como cabeza del departamento de Recursos Humanos. Son diversas las cualidades que ostentan este tipo de profesionales, entre las que se encuen...