Pasar al contenido principal
Imagen
criterios esg

Criterios ESG: la brújula de la sostenibilidad de las empresas

Business | Artículo
  • Visitas
    543
  • Octubre 2023
  • Fecha de publicación
  • Octubre 2023
  • Business
  • Artículo
Ana M. Gómez-Olmedo

Ana M. Gómez-Olmedo

Profesora en el Grado de Marketing, Negocios Digitales y Administración de Empresas de ESIC University. Especializada en Marketing Digital y Sostenibilidad su campo de investigación se centra en la promoción de la transición hacia la sostenibilidad a través de la educación.

Perfil linkedin: https://www.linkedin.com/in/anagomezolmedo/

 



Resulta fácil opinar desde la barrera sobre lo mucho o poco realista que es hablar de sostenibilidad en las empresas. El concepto en sí, sostenibilidad, ha ido perdiendo el significado original atribuido allá por 1987 en el famoso Informe Brundtland para resultar eminentemente abstracto y poco tangible, cuando no incómodo. Al rescate han llegado las siglas ESG, environmental, social, governance, que en español se traduce como criterios ASG, ambientales, sociales y de gobernanza.  

Los criterios ESG se refieren a aquellas prácticas empresariales relacionadas tanto con la propia gestión de los recursos naturales empleados a lo largo de toda la cadena de valor de las empresas (E) como con los aspectos sociales que sufren un impacto a consecuencia del desarrollo del negocio (S). Todo ello, determinado por la gestión de la empresa, su gobierno (G), la estructura directiva sobre la que recae la toma de decisiones. Tal y como resume el Pacto Mundial, estos criterios son los pilares de la sostenibilidad. 

CRO

¿Te gustaría cursar nuestro International Master in Business Administration [IMBA]? Accede para más información.

¿Por qué son relevantes los criterios ESG para una empresa? 

En sí mismos, los criterios aquí descritos podrían quedar sencillamente enunciados. La novedad y relevancia recae en el hecho de que son criterios con los cuales han de medirse las empresas. Los criterios ESG requieren que las empresas expliquen cómo hacen sus negocios; en definitiva, que rindan cuentas de con qué recursos, en qué condiciones y con qué ética trabajan. Al bajar al detalle en la explicación de estos criterios, la empresa se ve en la obligación de asumir su responsabilidad acerca del impacto de su buena o mala gestión empresarial y las consecuencias que esto tiene en el entorno donde opera. No olvidemos que este entorno es global. 

Por otro lado, la información sobre los criterios ESG forma parte de los requisitos de reporting de las organizaciones. La nueva Directiva Europea de Reporting de Sostenibilidad (CSRD por sus siglas en inglés) va a afectar gradualmente a un número cada vez mayor de empresas. Así, y según un reciente informe de KMPG, cerca de 50.000 empresas que operan en el marco europeo tendrán la obligación no solo de presentar estos informes, sino de hacerlo de manera mucho más rigurosa. 

No obstante, este hecho no ha de interpretarse como un mandato de obligado cumplimiento desde el punto de vista legal. Evaluar un modelo de negocio desde la óptica de los criterios ESG supone un ejercicio de proactividad y posicionamiento estratégico y, por lo tanto, es el origen de la creación de una ventaja competitiva sostenida en el tiempo. Esta postura proactiva debería imperar tanto en grandes como en medianas y pequeñas empresas. Solo así puede conseguirse un rendimiento económico positivo y responsable, porque, sí, esto también va de ganar dinero. La diferencia es hacerlo con conciencia. 

¿Cómo afectan los criterios ESG al futuro de las empresas? 

La gran apuesta que se está haciendo desde la Unión Europea por ser pionera en un marco regulatorio que facilite la transición a la sostenibilidad tiene unas consecuencias muy positivas en el futuro mercado de trabajo. Según la Organización Internacional del Trabajo (OIT), las proyecciones a 2030 estiman que se generarán 8,4 millones de puestos relacionados con la sostenibilidad. 

De forma directa, la evaluación del cumplimiento de los criterios ESG impulsa todas aquellas profesiones que tienen que ver con el análisis de datos y su posterior transformación en estrategias concretas. Así, se requieren de forma urgente en las organizaciones perfiles de inteligencia empresarial (business intelligence) y manejo de datos (data managers), lo que ha dado lugar a nuevas áreas empresariales como la de sustainability intelligence y el surgimiento de empresas de nueva creación que ofrecen este servicio especializado. Es el caso de startups como Ray of Impact, cuya fundadora, Keren-Or Rosner, fue seleccionada ya en el año 2017 por la revista Forbes en su lista «30 under 30» o personas de menos de 30 años cuyos proyectos transformarán los negocios y la sociedad en los próximos 30 años. 

La formación y capacitación de los profesionales de las empresas, ya no solo en sus conocimientos técnicos sino también en habilidades, también es tendencia. El desarrollo del pensamiento crítico, reflexivo y analítico es el mantra en la descripción de selección de personal. Los puestos en el área de recursos humanos están evolucionando en este sentido y sus objetivos en la empresa apuntan ya a un tratamiento más integral de las personas que las conforman. Así, perfiles de wellbeing manager son comunes en las compañías. Empresas como Unilever son un ejemplo de ello. 

Dado que las empresas conviven en un mercado global en el que las relaciones son internacionales y complejas, y que la integración de los criterios ESG requieren de la identificación de sinergias y puntos en común entre todas las partes que intervienen en la toma de decisiones, aquellos puestos de trabajo que tengan que ver con la gestión de relaciones internacionales entre empresas públicas y privadas también se verán reforzados: entre ellos, los de los expertos en international advocacy. 

La lista podría ser interminable. Por nombrar otras áreas igual de relevantes, la comunicación y la transparencia en la gestión es otro ámbito muy necesitado de profesionales formados. La nueva directiva para evitar el greenwashing (Green Claim Directive) va a exigir una profunda renovación de los mensajes de marketing y las narrativas de las empresas que se postulan como sostenibles. Los puestos de innovación en sostenibilidad están igualmente en auge. En el ámbito del derecho, también es evidente el despliegue de perfiles conocedores del amplio espectro regulatorio y cambiante al que nos tienen acostumbrados el desarrollo sostenible y, de forma más exhaustiva, los criterios ESG: desde la ya más que aceptada e instaurada figura del compliance a otras que reflejen esa actitud proactiva de las empresas, que, según dicen los expertos, está más relacionada con la predicción del futuro o la identificación de oportunidades a partir de modelos probabilísticos, adelantándose así a la presencia de riesgos. 

En definitiva, los criterios ESG, además de ser la brújula de las empresas sobre las que se asientan sus pilares, ofrecen un marco de oportunidades laborales, muchas de las cuales aún están por descubrir. De nosotros depende. 

Os recomendamos que no dejéis de actualizaros en las últimas tendencias y adquiráis los conocimientos adecuados sobre qué son y para qué sirven los criterios ESG. Os invito a que miréis detenidamente el International Master in Business Administration [IMBA]

  • Fecha de publicación
  • Octubre 2023
  • Business
  • Artículo
  • Autor

También te puede interesar

Canales de distribución: qué son y tipos

Comercial y Ventas

Los canales de distribución se constituyen como la infraestructura, los interlocutores y los procesos que utiliza una empresa para acercar los productos y los servicios al cliente. Representan el cam...

La importancia del derecho penal en Esic

Derecho y NewLaw

Por Eduardo de Urbano, exmagistrado y abogado of counsel en Kepler-Karst La organización de todo Estado se asienta en su sistema legal: las leyes, las instituciones y su aplicación. Estas constit...

Pasantías o prácticas en España: todo lo que necesitas saber

Internacional

Llegar a lo más alto laboralmente no es fácil, pues antes hay que pasar por varios procesos y recorrer un largo camino en el que se aprende la parte más práctica. Cuando un estudiante sale de la u...