Pasar al contenido principal
Imagen
Innovación e intraemprendimiento

Innovación e intraemprendimiento

Management | Artículo
  • Marzo 2020
  • Fecha de publicación
  • Marzo 2020
  • Management
  • Artículo
  • Autor
  • Pedro Bisbal
  • Profesor y divulgador y Director en Larga Vida a las Startups.

Texto

El intraemprendimiento es el fomento de la actividad emprendedora dentro de las empresas y organizaciones consolidadas. Es una de las estrategias que mejores resultados están dando cuando las empresas necesitan moverse, ir un poco más allá; cuando han de innovar.A estas alturas de la partida está claro que las empresas o apuestan por desplegar estrategias y actividades que permitan el emprendimiento dentro de sus propias organizaciones o lo van a pasar muy mal.

Apostar por el intraemprendimiento favorece la mejora de los procesos, la resolución de problemas y la creación de nuevos productos y servicios e incluso de nuevas unidades de negocio o empresas (todo ello de manera ágil).

El intraemprendimiento está muy vinculado a la innovación, y tenemos innovación para todos los gustos: en producto, en servicio, en procesos, en modelo de negocio, en la gestión…

Intraemprendimiento o emprendimiento corporativo

Cuando una empresa decide ir un poco más allá en el campo de la innovación, puede optar por tres caminos: la innovación interna (dentro de casa), la innovación externa (ver qué hay por ahí fuera) o una mezcla de las dos (innovación híbrida).

Innovación interna

La innovación interna está un poco agotada. Los departamentos de I+D+i y los directivos iluminados funcionaron en el pasado; ahora necesitan nuevas metodologías y estrategias. Aun así, van muy lentos.

3 prácticas de intraemprendimiento:

Las tres principales prácticas y, por extensión, las más saludables son:

  1. Talleres de reciclaje y capacitación. Son necesarios para que se vayan asimilando las mecánicas del emprendimiento. Los talleres suelen tratar sobre nuevos procesos y metodologías innovadoras (formación y talleres de trabajo sobre design thinking, sprints, scrum, lean startup y otras herramientas menos sexys o conocidas).
  2. Talleres además de plantear retos para resolver internamente.
  3. Y la estrella del momento: si unimos todo lo anterior y le damos una capita de pintura, tenemos los programas de intraemprendimiento (para crear productos e incluso empresas, aunque la creación de empresas no está nada clara y depende del modelo).

Pros y contras de los programas de intraemprendimiento

Pros:

  • Reciclaje, cambio de la mentalidad y, en algunos casos, esteroides para la motivación de los participantes.
  • Identificación del talento interno latente y mejora de la cultura empresarial.
  • Desarrollo de nuevos productos/servicios o mejora de procesos (es el objetivo principal).

Contras:

  • El coste del programa; el presupuesto para destinar puede suponer un hándicap.
  • La dedicación de tiempo al desarrollo de la iniciativa.
  • La continuidad y la ejecución. ¿Realmente se crean empresas con este modelo?

Esto supondría prescindir de algunos buenos intraemprendedores para montar esos negocios. Además, ¿se le daría soporte?, ¿de qué tipo? Inversión, recursos… de momento no está ocurriendo mucho.

La realidad es que la gran mayoría de los proyectos o soluciones desarrollados en los programas de intraemprendimiento pasa a la cola de los proyectos del departamento de turno. Una lástima.

Si las empresas fuesen conscientes de cómo ralentizan e incluso anulan iniciativas frescas… lo convertirían en un negocio nuevo, pero ¿quién está dispuesto?, ¿la empresa?, ¿el equipo participante?

El compromiso de los participantes es otro tema que considerar.  ¿Están dispuestos a dejar la comodidad de su trabajo o pedir una excedencia para desarrollar una empresa? (Solo disponible para algunos privilegiados). Además, no hablamos de una persona, sino normalmente de un equipo.

He de recordar aquí que emprender no es barato, no es fácil y no es para todo el mundo.

Innovación externa

La innovación más potente y mejor orquestada está ahí fuera y va mucho más rápido que la que somos capaces de generar en la empresa.Las startups son las abanderadas de la innovación y por eso las empresas deben relacionarse con ellas y aprender de ellas. Trabajan con la nueva «ciencia» de creación de productos y negocios. Son rápidas, ágiles y algunas simpáticas (aunque muchas innovaciones cabrean a sectores enteros; tú ya me entiendes).Las principales maneras de relacionarse con ellas son:

  1. Premios: Son una opción barata que permite monitorizar toda la innovación en la categoría del premio. A mí me encanta, pues es sencilla y tremendamente efectiva, pero hace falta mucha conexión con todo el ecosistema emprendedor y una gran comunicación.
  2. Retos: Se plantean retos para obtener las mejores soluciones.
  3. Y la estrella del momento es la aceleradora corporativa: Se trata de un proceso por el cual las empresas abren una convocatoria y seleccionan las startups con las que más les interesa trabajar en el ámbito estratégico y aquellas con las que les gustaría sondear posibilidades.

El modelo depende de la empresa, de como haya definido su aceleradora (cesión de espacios de trabajo, formación, desarrollo de una prueba de concepto, mentoring, sesiones con celebrities del mundo del emprendimiento, inversión en la startup, joint venture, compra de soluciones o servicios, etc.).

Pros y contras de los programas de aceleración:

Pros:

  • Acceso a gran cantidad de innovación, nuevas tecnologías y conocimiento.
  • Posible mejora del negocio: nuevos mercados, nuevos productos, empresas participadas…
  • Como efecto colateral, el refuerzo de la reputación corporativa, sacar pecho y fortalecer la marca. Si la iniciativa no parte de la dirección general y es cosa de la RSE o RSC (ya no sé cómo se llama), ahí va mi opinión… Apesta: me suena a tapar mala praxis empresarial.

Contras:

  • El presupuesto y los tiempos (esto sí que vale un pastizal).
  • Nadie garantiza que los proyectos o las empresas participadas lleguen a buen puerto.
  • La necesidad de tener perfectamente definido el modelo y contar con el equipo y el proveedor adecuado.
  • La falta de compromiso interno (por falta de tiempo o desconocimiento de la naturaleza de las startups).

Innovación híbrida

Significa quedarse con lo mejor de los dos mundos: el talento de la casa y el que hay fuera.

El éxito de la definición, implantación y resultados de estas estrategias, mecánicas e iniciativas corresponde a los departamentos de I+D+i, así que tienen trabajo por delante.

  • Fecha de publicación
  • Marzo 2020
  • Management
  • Artículo
  • Autor
  • Pedro Bisbal
  • Profesor y divulgador y Director en Larga Vida a las Startups.


También te puede interesar

Salesforce y el CRM

Marketing y Comunicación

Si el mundo del CRM y el marketing fuese una carrera de Fórmula 1, el equipo de marketing tendría que prepararse como lo hacen las escuderías.  ¿Qué es salesforce? Es más que un CRM. Sirv...

Impresiona al cliente; te juegas la venta en ello

Comercial y Ventas

«Las primeras impresiones nunca tienen una segunda oportunidad». Charles R. Swindoll En los tres primeros segundos, cuando conocemos a alguien o nos presentan algo, hacemos suposiciones que n...

Clickbait, failure & the Hall of Fame

Management

La búsqueda del éxito como fin en sí mismo acostumbra a desvirtuar la esencia sobre la que se construye toda compañía. Los intereses espurios de unos pocos se vuelven verdaderos anzuelos que act�...