Pasar al contenido principal
Imagen
planes-de-distribucion

¿Qué son los planes de distribución y cómo hacerlos?

Management | Artículo
  • Visitas
    965
  • Enero 2022
  • Fecha de publicación
  • Enero 2022
  • Management
  • Artículo

Contar con planes de distribución bien estructurados es clave para el correcto funcionamiento logístico de una empresa. 

La pandemia ha transformado nuestras vidas en muchos aspectos, también la forma en la que compramos y consumimos. El confinamiento obligó a muchas empresas a lanzarse al mundo del ecommerce para seguir a flote y también obligó a muchos consumidores, que todavía tenían sus reticencias respecto a las compras on-line, a comprar por internet.  

Esta nueva realidad sobrevenida ha hecho que el sector de la logística experimente un crecimiento enorme y rapidísimo. La contratación en esta área aumentó en 2020 un 20% respecto al año anterior y el número de superficie destinada a la logística ha alcanzado los 1.793.000 m2. 

Esta nueva realidad demanda de nuevos profesionales formados en el sector que se ha convertido en uno de los motores de la creación de empleo en España. Y lo que resulta más interesante, se está convirtiendo en un vivero de innovación digital abriéndose, mucho más allá del transporte tradicional, a la gestión y mejora de grandes centros de almacenamiento y distribución. Necesitando, por tanto, perfiles actualizados que dominen las funciones de planificación, organización, gestión y comercialización del servicio de transporte o de logística de mercancías o viajeros. 

Una de las claves para el correcto funcionamiento logístico de una empresa es contar con planes de distribución bien estructurados. Veamos en qué consisten. 

¿Qué son los planes de distribución en logística?

La logística es una pieza clave en el buen funcionamiento de una empresa, ya que abarca desde el abastecimiento de materias primas hasta la entrega del producto final a los clientes. Así que debe ser un engranaje bien pensado desde el minuto uno y bien engrasado para que todos los elementos implicados en cada una de las etapas trabajen por un mismo objetivo final.

La estrategia del plan de distribución logística de una empresa varía en función de los objetivos de dicha empresa, pero todos responden a una serie de parámetros comunes como son: reducir costes, reducir tiempo y obtener el mejor resultado. 

Algo parecido ocurre a la hora de elaborar el plan, aunque siempre se tendrán en cuenta las particularidades de cada negocio, el proceso suele transcurrir en tres fases:

  • Abastecimiento: Donde a partir del trabajo de gestión de proveedores se trabaja para conseguir los insumos de mejor calidad al mejor precio y que estos lleguen de forma rápida y segura a la planta de producción o distribución. Poniendo especial atención a encontrar el punto de equilibrio para ser afín a la demanda y evitar el exceso de stock de materias primas. 

  • Producción: que ya esté el proceso en marcha no quiere decir que podamos descuidarlo a nivel logístico ya que ahora se abre una etapa de logística interna para el buen funcionamiento de dicha producción que incluye todo lo relacionado con el conjunto de flujos de materiales e información necesarios. Es la llamada intralogística que abarca el transporte interno de materiales, el almacenaje de materias primas y stock, la gestión de almacenes o de toda la información necesaria para la producción como por ejemplo la facturación. 

  • Distribución: es la última fase del plan logístico, quizás la más conocida, y la que engloba todos aquellos procedimientos necesarios, la red de distribución física que se requiere, para que el producto o servicio llegue al consumidor. 

 

Para elaborar estos planes de distribución logística deberemos tener en cuenta varios factores claves, veamos a continuación alguno de los más relevantes: 

En los procesos de embalaje y carga y descarga en talleres y almacenes debemos tener en cuenta que a mayor proceso de automatización, y digitalización de los procesos, menos interrupciones en las operaciones de transporte. 

El medio de transporte a emplear debe ser el más adecuado para la carga pero también tener en cuenta otros factores como el consumo o la sostenibilidad. Debe ser un medio de transporte que permita entregar los pedidos de la forma más eficiente posible adaptándose a las preferencias, como los horarios, de los clientes. Por tanto el medio de transporte escogido debe permitir optimizar el coste de los viajes y adaptarse a los requerimientos de los compradores para crear una experiencia de uso satisfactoria. 

Sin olvidar el factor humano, ya que cualquier plan de distribución cuenta con cierto requisito de manipulación que debe garantizar la seguridad, higiene y el mantenimiento de las condiciones específicas del producto (cadena de frío por ejemplo) para que el proceso de distribución se realice con éxito. 

 

 

 

 

 

  • Fecha de publicación
  • Enero 2022
  • Management
  • Artículo

También te puede interesar

Quiero estudiar DAM o DAW. ¿Cuál elijo?

Tecnología

Si esta pregunta me la hubiesen hecho antes de la pandemia de covid-19, hubiera dicho sin  duda que DAM (Desarrollo de Aplicaciones Multiplataforma), ya que permite conocer distintas plataformas en l...

Las guerras por el metaverso

Management

Boston Consulting Group (BCG) abraza el metaverso a través de su división de inteligencia artificial, BCG Gamma, y abre oficina en The Sandbox, el metaverso basado en la tecnología blockchain, toke...

Cómo funciona la robótica en la educación y sus ventajas

Tecnología

Ni tú ni nadie aprendió con un ordenador en las clases de primaria. Tampoco se sabía lo que era una tablet ni las clases online. Pero los niños de la sociedad actual son nativos digitales y la edu...