Pasar al contenido principal

App: geolocalización como el ingrediente mágico

Marketing y Comunicación | Artículo
  • Enero 2018
Texto

¿Alguna vez te has preguntado qué sería de nosotros si no tuviéramos geolocalización en determinadas app? Hoy, los dispositivos en movilidad (smartphones, tablets…) y las redes sociales (o el nuevo entorno de relación entre las personas), ya forman parte de nuestra reconvertida pirámide particular de Maslow. Este cóctel se ha potenciado con un ingrediente mágico, que tiene mucho más sentido si cabe en una app: “geolocalización”.


Descarga gratis la guía: La estrategia en el Mobile Marketing


Las apps y la geolocalización: Mitos y verdades

Analicemos algunas verdades alrededor de la localización constante y en tiempo real y otras obligaciones y falsedades que nos hemos autoimpuesto:

  • El mapa de carreteras ahora es digital
    Es cierto, para llegar a cualquier lugar ya no nos fiamos de nosotros mismos. Ahora utilizamos Waze o Google Maps en nuestro smartphone. Incluso para nuestros trayectos habituales. Somos más felices conociendo la hora de llegada al destino. ¿Tú también?
  • ¿Dar mi localización a un tercero?
    Nunca permitiríamos que un extraño conociera donde nos encontramos en cada momento. Pero… si ese extraño se llama iPhone o Samsung Galaxy, o sus múltiples aplicaciones… entonces ya no son unos desconocidos y me siento mucho más confiado y seguro. Lo que hagan con mis datos ya es otra cosa.
  • Geo-tags, los metadatos de la geolocalización
    Siempre me ha fascinado poder utilizar la app de Flickr para situar todas mis fotos en un mapa. Lo que no sabía es que cuando cargo mis fotos en este tipo de apps son capaces de leer la información de localización que se grabó en ellas. Con esto saben donde estuve y cuando. Bueno, y qué importancia tiene, ¿no?
  • Búsqueda de pareja
    Es una pérdida de tiempo tratar de ligar con otra persona buscándola con la mirada entre la multitud. Ahora es mucho más auténtico hacerlo por una app gracias a la geolocalización. Sin duda, el crecimiento que este tipo de servicios ha experimentado gracias a una variable aparentemente insignificante en una app: geolocalización, que es sin duda un claro indicador de la potencia que tiene este ingrediente mágico. ¿Te imaginas ligar cara a cara? Qué antiguo.
  • ¿Sabrán nuestros nietos pedir un taxi sin tecnología?
    Qué momento más romántico, ese de enfrentarte en medio de la calle, silbando como un poseso para conseguir que se detenga ese taxi después de llevar 20 minutos intentándolo. Digo bien romántico, porque en unos años será algo impensable. El proceso será mucho más experiencial que lo llaman ahora. Abriremos nuestra app de Uber, Cabify u otras similares para pedir nuestro transporte y entonces, veremos el cochecito dirigiéndose a nosotros como si fuera un cazador a por su presa. Qué romántico. Y sin silbar.
  • GDPR. La locura
    ¡Tranquilo todo el mundo! ¡Llega la nueva regulación en materia de protección de datos!. Pero me auto-comento… si, yo tampoco me leo las condiciones legales de las apps. Las acepto sin más. Total, no puedo vivir sin controlar a mi iPhone en todo momento. No sufras, en un futuro llevaremos la tecnología dentro de nosotros y ya no hará falta utilizar esa variable en las app: geolocalización, simplemente la llevaremos dentro. Unos lo llaman progreso. Otros pérdida de privacidad. ¿Tú como lo llamas?

Si, lo reconozco. Es cierto. La geolocalización nos está aportando grandes beneficios a consumidores y marcas. A los primeros les está permitiendo vivir con mayor comodidad en infinidad de campos. A los segundos les está brindando un oasis de variables para afinar en sus estrategias de marketing segmentado. Aprender a manejar esta variable ahora es crítico para conseguir aunar los dos objetivos dentro del mismo ecosistema. Por lo tanto, concluyo con un rotundo “Si, en mi app, geolocalización”.
¿Quieres aprender a gestionar proyectos de mobile marketing? Fórmate con el Curso Especializado Online en Mobile App Marketing de ICEMD. Encuentra toda la información e inscripciones, aquí.


Descargar e-Book


También te puede interesar

¿Cómo se están enfrentando las marcas deportivas a la nueva situación?

Marketing y Comunicación

Si algo nos ha traído la pandemia de covid-19 es la sacudida que han sufrido los planes de marketing y comunicación justo en el primer trimestre del año, y no por la reducción del presupuesto, com...

  • Publicado por

La estrategia de los pequeños gestos

Marketing y Comunicación

A menudo repito en clase que la comunicación lo es todo. Nada funciona si no concurre una buena estrategia en esta materia en sus tres grandes vertientes: la verbal (el qué), la paraverbal (el cómo...

Growth hacking: estrategias para crecer en entornos digitales

Marketing y Comunicación

En el entorno del marketing actual surgen nuevos conceptos que debemos conocer; de ellos, uno que es realmente interesante es el growth hacking. Se trata de un enfoque que pretende, con la mínima ...