Pasar al contenido principal
Imagen
El carisma

El carisma

Marketing y Comunicación | Artículo
  • Abril 2020
  • Autor
  • Karyn Elizabeth Suárez
  • Profesora del máster en Dirección Financiera de ESIC. Empresaria; coach ejecutiva de oratoria; especialista en comunicación en español e inglés (bilingüe). Miembro de NSA (National Speakers Association); Toastmasters International. Coach de ACA (American Coaching Association).

Texto

¿Qué es el carisma?

El carisma es la capacidad de atraer, cautivar e influir en las personas que nos rodean. Podemos aprender a ser más carismáticos prestando mucha atención a nuestra comunicación no verbal o, lo que es lo mismo, a las posturas que adoptamos, el contacto visual, los gestos, nuestra forma de vestir o la imagen que proyectamos. Cuando una persona carismática entra en una habitación, atrae todas las miradas y, sin necesidad de decir una palabra, transmite una total confianza en sí misma.

El 65% de la comunicación que mantenemos con los demás es no verbal. Nuestro comportamiento no verbal revela en gran medida nuestra personalidad, nivel cultural, educación, actitud hacia los demás y capacidad para afrontar los problemas o las distintas situaciones en las que nos desenvolvemos e incluso nuestra ideología, creencias o situación económica.

Factores que influyen en el carisma

La postura del cuerpo, por ejemplo, es uno de los elementos clave para generar confianza. Cuando hablamos con la espalda recta, las manos fuera de los bolsillos y los brazos sin cruzar relajados en los costados, transmitimos seguridad en nosotros mismos y en nuestro mensaje.

Nuestro contacto visual también es clave: asegúrate de prestar atención a quienes te están hablando mirándolos a los ojos. Controlar nuestros microgestos o tics nerviosos es igualmente crucial. Los microgestos muestran nuestras inseguridades y nuestro nerviosismo, y pueden ser difíciles de controlar, pero una vez que nos damos cuenta de que los hacemos, podemos dar los primeros pasos para disciplinarnos y evitarlos.

Y, por supuesto, una gran sonrisa no forzada puede atraer la atención de los demás y comunicar un estado de ánimo muy positivo. Todos estos factores combinados, junto con muchos otros, contribuyen a lo que llamamos el carisma de una persona.

La próxima vez que decidas ir a un evento de networking y te preguntes por qué nadie se te acerca, ponte recto, sonríe ampliamente, mantén contacto visual con tus interlocutores y deja que brille tu carismática confianza. ¡Te garantizo que todos los ojos estarán puestos en ti!

 Karyn Elizabeth Suárez, profesora del máster en Dirección Financiera de ESIC, empresaria, coach ejecutiva de oratoria, y especialista en comunicación en español e inglés (bilingüe)

  • Autor
  • Karyn Elizabeth Suárez
  • Profesora del máster en Dirección Financiera de ESIC. Empresaria; coach ejecutiva de oratoria; especialista en comunicación en español e inglés (bilingüe). Miembro de NSA (National Speakers Association); Toastmasters International. Coach de ACA (American Coaching Association).


También te puede interesar

Growth hacking: estrategias para crecer en entornos digitales

Marketing y Comunicación

En el entorno del marketing actual surgen nuevos conceptos que debemos conocer; de ellos, uno que es realmente interesante es el growth hacking. Se trata de un enfoque que pretende, con la mínima ...

Una promoción profesional: ¿oportunidad o trampa?

Management

Las oportunidades no son producto de la casualidad, sino el resultado de tu trabajo Imagínate que vuelves de vacaciones y te llaman de dirección. «¿Qué querrán?» es la primera pregunta q...

Hacia la integración total: tendencias imbatibles y lo que 2020 supondrá para el social commerce

Marketing y Comunicación

No es un secreto que 2020 pasará la historia como un año especial, como un ejercicio en el que cambiaron muchas cosas en el ámbito digital. Podríamos hablar de sectores, plataformas, pero hay aspe...