Pasar al contenido principal
Imagen
perte-agroalimentario

Los retos de conseguir sostenibilidad y desarrollo económico en el sector agroalimentario en España

Marketing y Comunicación | Artículo
  • Visitas
    581
  • May 2022
  • Autor
  • María-Julia Bordonado Bermejo
  • Profesora en ESIC University. Especializada en Derecho de la Comunicación y de la Publicidad y Economía azul. Tesorera de la Real Sociedad Geográfica y miembro del Ateneo Artístico, Científico y Literario de Cádiz.

El sector agroalimentario tiene una gran importancia para la economía de nuestro país. Nuestra cultura, gastronomía, tradiciones y paisaje están estrechamente vinculados a este sector. Se trata de un motor fundamental en la creación de empleo y en la producción de alimentos, imprescindibles para estabilizar la población rural. La oferta y el consumo de alimentos deben ser sostenibles para preservar el medio ambiente. Con esta finalidad ha surgido el PERTE Agroalimentario, del cual vamos a hablar a continuación.  

El Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia (PRTR) es la estrategia para utilizar los fondos europeos destinados a reparar los daños ocasionados por la crisis del COVID-19 con objetivos sostenibles a través de reformas e inversiones. Dentro de esta estrategia de recuperación se encuentran los Proyectos estratégicos para la recuperación y transformación económica, PERTE. Los definimos como proyectos de carácter estratégico con gran capacidad de arrastre para el crecimiento económico, el empleo y la competitividad de la economía española, con un alto componente de colaboración público-privada y transversales a las diferentes administraciones. Están abiertos a todo tipo de empresas: pymes, startups y grandes empresas.  

Con la designación como PERTE se identifica un sector como un área clave para el futuro de la economía. Persiguen contribuir al crecimiento económico y al empleo remediando fallos de mercado y planteando retos sociales con carácter innovador y valor añadido en I+D+i. Por otra parte, es importante el valor cuantitativo o cualitativo de las empresas dentro de cada sector económico. 

Nos vamos a centrar, por su evidente interés, en el PERTE Agroalimentario. 

¿Qué es el PERTE Agroalimentario?

El PERTE Agroalimentario es el conjunto de medidas orientadas a desarrollar la cadena agroalimentaria y a dotarla de las herramientas necesarias para afrontar los retos medioambientales, sociales, económicos y digitales futuros 

El objetivo es la mejora de toda la cadena agroalimentaria desde la digitalización de los procesos hasta la incorporación de conocimiento e innovación. Consiste, por tanto, en la preocupación por la oferta sostenible de suficientes alimentos seguros y sanos para satisfacer las necesidades de la población. Los consumidores son cada vez más conscientes de la importancia de demandar alimentos saludables y sostenibles desde el punto de vista medioambiental.  

Con la finalidad de que esa oferta y demanda sostenibles se pongan de acuerdo en el mercado, se han incluido programas gestionados por los distintos ministerios: Agricultura y Ciencia e Innovación.  

El PERTE Agroalimentario es de interés:  

  1. Para la economía, por su capacidad de arrastre y su potencial transformador al contribuir al desarrollo económico. 

  1. Para la sociedad, por el impulso del empleo de calidad y por su contribución al reto demográfico y al equilibrio territorial.  

En definitiva, los objetivos del PERTE Agroalimentario serán:  

  1. La mejora de la competitividad del sector agroalimentario en España. 

  1. La mejora de la sostenibilidad del sector agroalimentario en España.  

  1. La mejora de la trazabilidad y la seguridad en el sector agroalimentario en España.  

  1. La contribución al reto demográfico como objetivo transversal. 

El proyecto estratégico PERTE Agroalimentario tiene tres ejes de actuación prioritarios: 

  1. Paquete de apoyo específico para la industria agroalimentaria con el objetivo de mejorar sus procesos de producción, vinculados con su competitividad, sostenibilidad y trazabilidad de la producción de alimentos.  

  1. Medidas concretas para apoyar el proceso de adaptación digital y que se extienda a todos los agentes que forman parte de su cadena de valor (agricultores y ganaderos y sus cooperativas, pequeñas y medianas empresas de producción, transformación y comercialización).  

  1. Medidas específicas de apoyo a la innovación y la investigación para lograr un sector agroalimentario competitivo en todos los eslabones.  

 

Como conclusión, la aplicación de estas medidas puede mejorar la cadena agroalimentaria, fortaleciéndola para afrontar los retos medioambientales, digitales, económicos y sociales, lo cual impulsará, también, el desarrollo del sector turístico en esa cultura gastronómica característica y peculiar de todas las regiones de España.    

  • Autor
  • María-Julia Bordonado Bermejo
  • Profesora en ESIC University. Especializada en Derecho de la Comunicación y de la Publicidad y Economía azul. Tesorera de la Real Sociedad Geográfica y miembro del Ateneo Artístico, Científico y Literario de Cádiz.


También te puede interesar

Estrategias de equipo para los entornos actuales

Management

Es conocida la ambición de Google por saber cuál es la fórmula secreta de los equipos de éxito. Durante muchos años, invirtieron grandes cantidades de dólares para descubrir el algoritmo que des...

¿Qué es smo (social media optimization)?

Marketing y Comunicación

En nuestros días todo pasa por las redes sociales. La presencia de empresas, marcas y personalidades se ha incrementado exponencialmente en los últimos años. Su extensión no viene determinada sól...

¿Qué es una oportunidad de negocio y cómo identificarlas?: Ejemplos

Management

En la actualidad son muchas las personas con una gran ambición y ganas de superarse a nivel laboral que apuestan por el mundo startup. Sin embargo, a pesar de que nos parezca que este tipo de compañ...