Pasar al contenido principal
Imagen
practicas de fp

¿Las prácticas de FP son remuneradas? 

Mundo educativo | Artículo
  • Visitas
    384
  • Febrero 2024
ESIC Formación Profesional Superior

ESIC Formación Profesional Superior

ESIC Formación Profesional Superior

Las prácticas de formación profesional (FP) desempeñan un papel crucial en la transición de los estudiantes al mundo laboral, ya que les ofrece la oportunidad de aplicar sus conocimientos teóricos en entornos reales. Sin embargo, una pregunta que suele surgir es si estas prácticas son remuneradas o no. La respuesta a esta interrogante varía según el país, el sector y las políticas de las empresas, generando un debate continuo sobre la equidad y el valor de estas experiencias formativas. 

En España, se aprobó en marzo de 2022 una nueva ley de FP que unifica los dos sistemas de formación profesional (educativo y orientado al empleo). También incluye disposiciones sobre las prácticas y busca que la FP sea más flexible y cuente con una mayor participación de las empresas. 

CRO

¿Te gustaría cursar nuestros Ciclos Formativos de Grado Superior? Accede para más información.

Esta ley plantea que todos los estudiantes hagan prácticas remuneradas en las empresas desde el segundo trimestre del primer año, tras recibir una formación en la prevención de riesgos laborales durante los primeros tres meses. 

También hay que tener en cuenta la subida del salario mínimo interprofesional, por el cual las empresas están obligadas por ley a firmar un contrato de formación, con lo que se elimina el sistema de becas. 

En muchos países, la remuneración de las prácticas de FP es un tema controvertido, pues es habitual que no se paguen en sectores como la moda, los medios de comunicación y las artes. Sin embargo, en campos como la ingeniería, la informática y la salud, es más probable que los estudiantes reciban algún tipo de compensación. 

Ventajas de las prácticas remuneradas 

Es la situación ideal para un joven trabajador que da sus primeros pasos en el mundo laboral. Si a la recompensa económica se le suma un buen ambiente de trabajo y un aumento progresivo de las responsabilidades, el trabajador podrá demostrar su valía a medida que gana en experiencia y asume nuevos retos.  

Valoración del trabajo

La remuneración durante las prácticas reconoce y valora el trabajo de los alumnos. Esto les envía un mensaje claro de que su tiempo, esfuerzo y habilidades son apreciados incluso cuando están en la etapa de aprendizaje. 

Motivación y compromiso

Recibir un salario puede motivar a los estudiantes a comprometerse plenamente con sus responsabilidades durante las prácticas. Supone un incentivo adicional para desempeñar bien sus funciones y contribuir al éxito del equipo. 

Independencia financiera

Las prácticas remuneradas permiten a los estudiantes cubrir gastos diarios como transporte, alimentación y alojamiento. Esto reduce la carga financiera y les brinda mayor independencia durante su período de formación. 

Atracción de talento

Las empresas que ofrecen prácticas remuneradas son más propensas a atraer a estudiantes altamente cualificados y motivados. La posibilidad de ganar un salario puede ser un factor determinante para que los estudiantes elijan una oportunidad de prácticas en lugar de otra. 

Desafíos de las prácticas no remuneradas 

Cuando las prácticas no son remuneradas, surgen ciertos problemas que pueden dificultar el desempeño y el propio aprendizaje del trabajador, al que le faltarán motivación y expectativas de mejora para trabajar lo mejor posible.  

Desigualdad socioeconómica

Las prácticas no remuneradas pueden excluir a estudiantes de bajos recursos económicos que no pueden permitirse trabajar sin salario. Esto perpetúa la desigualdad socioeconómica y limita el acceso igualitario a las oportunidades de formación. 

Menor compromiso

La falta de remuneración puede afectar el nivel de compromiso de los estudiantes durante las prácticas. Al no recibir compensación, algunos pueden sentir que su esfuerzo y su tiempo no se valoran. 

Limitación de oportunidades

Las prácticas no remuneradas pueden limitar las opciones para estudiantes que buscan experiencias específicas en sectores donde es menos probable recibir un salario. Esto podría influir en la elección de los estudios, ya que algunos pueden optar por campos más lucrativos desde el principio. 

Falta de incentivos a la calidad

En ocasiones, la falta de remuneración puede desincentivar a los estudiantes para rendir más. La percepción de que su trabajo no tiene valor puede afectar negativamente a la calidad y al compromiso. 

Perspectivas y tendencias actuales

En los últimos años, ha habido un cambio hacia la valoración de las prácticas remuneradas. Las empresas reconocen cada vez más la importancia de ofrecer una compensación justa a los estudiantes que contribuyen con su tiempo y habilidades. Este cambio refleja una comprensión más profunda de la equidad y la diversidad en el acceso a oportunidades profesionales. 

Os recomendamos que no dejéis de actualizaros en las últimas tendencias y adquiráis los conocimientos adecuados sobre las prácticas remuneradas de FP. Os invito a que miréis detenidamente nuestros Ciclos Formativos de Grado Superior.  
 

  • Autor

También te puede interesar

¿Qué tipos de presupuestos existen en ventas?

Comercial y Ventas

Todo negocio necesita cierta organización para controlar su actividad y tener una amplia visión de cómo evoluciona el mercado. Cada área tiene su sistema, pero hoy venimos a hablar de la parte de ...

¿Qué es y en qué consiste la ciberseguridad?

Tecnología

La ciberseguridad es el sistema que protege la información contra posibles amenazas digitales. Se trata de una práctica que se utiliza para proteger equipos, redes, aplicaciones de software, sistema...

Ratios financieros: qué son y cuáles son los más importantes

Business

En un entorno empresarial cada vez más competitivo y dinámico, contar con una comprensión profunda los ratios financieros permite a los gestores y analistas tomar decisiones informadas y estratégi...

¿Te informamos?