El conflicto en los equipos: ¿bueno o malo?

La provocación de un conflicto dentro de un equipo puede tener efectos funcionales y disfuncionales.

Podríamos decir que cuando generan competitividad e incrementan el desempeño, llegando a conseguir el 5 con el 2 + 3, es un efecto funcional; sin embargo, cuando está mal gestionado, puede tener efecto disfuncional al llegar al “pierdes tú y gano yo”, el 2 o el 3. ¿Cuáles son algunas de las causas que pueden generar un conflicto?

Puedes descargarte aquí la infografía.

Déjanos tu comentario

Tu e-mail no será publicado. Los campos requeridos están marcados con un *