Pasar al contenido principal
Imagen
¿Crisis u oportunidad? 5 cosas que hemos aprendido en la crisis del coronavirus

¿Crisis u oportunidad? 5 cosas que hemos aprendido en la crisis del coronavirus

Marketing y Comunicación | Artículo
  • Abril 2020
  • Autor
  • Paco Lorente
  • Docente internacional de Marketing en España (ESIC) y Colombia (ESUMER). Ingeniero Técnico en Diseño Industrial; Ingeniero en Organización Industrial; Máster en Dirección de Marketing y Diplomado en Pedagogía y Didáctica de la Educación Superior. Director Creativo de Sinaia Marketing. Premio al Mejor Blog de Marketing en español 2015.

Texto

Una crisis como la que estamos viviendo nos enseña que todo puede ponerse patas arriba de un momento a otro. La situación cambia de forma radical, pero las marcas deben adaptarse a ella para sobrevivir.

De todo se aprende. Dicen que incluso de las peores situaciones es de las que mayor aprendizaje se extrae. Yo también lo creo así: aprendemos o, mejor dicho, no debemos olvidar lo aprendido en las situaciones adversas.

Un entorno complejo nos convierte en profesionales más hábiles, despiertos y creativos. Ahora más que nunca debemos percibir todas esas ideas que nos ayuden a fijar el rumbo para salir de este momento turbulento.

Para ello nunca debemos dar nada por sabido, por hecho. En los tiempos de crisis se debe aprender mucho y comparar lo que éramos con lo que somos para proyectar lo que seremos de forma más clara y acorde a los nuevos tiempos.

La nueva normalidad son esas nuevas reglas del juego que van a marcar la diferencia entre las marcas y los consumidores que se adapten a ellas y los que no. Es tremendamente complejo, puesto que seguimos aprendiendo, pero sí podemos aventurar algunos aprendizajes que esta situación nos deja.

Hay una serie de conclusiones, conceptos e ideas que no debemos olvidar, porque, como dice la célebre cita, «un pueblo que no conoce su historia está condenado a repetirla».

5 cosas que hemos aprendido en la crisis del coronavirus

Para que empecemos a llenar nuestra mochila con conocimientos, en este artículo te recopilo cinco enseñanzas que ya podemos intuir. ¿Empezamos?

1. Adaptar los servicios al cliente

Ahora más que nunca el foco está en el cliente, que es el auténtico protagonista. Las marcas deben llamar su atención, buscar su fidelización y satisfacer sus necesidades y deseos.

Vivimos tiempos de mucha incertidumbre, inseguridad y miedo. Las marcas y sus servicios deben estar cerca de los clientes, y cobra especial importancia la comunicación entre ellos. Esta debe ser óptima, clara y directa, sin rodeos ni artificios.

Volvemos a una época de naturalidad, cercanía y sinceridad. A todos nos ha afectado esta realidad en mayor o menor medida y queremos cerca de nosotros a personas —y marcas— que sean verdaderas.

¿Cómo lo hago? Piensa con sentido común. No es nada fácil, pero te dará muchas respuestas. Después, aprovecha los canales digitales, que tanto están sirviendo para solventar esta situación.

2. Ser conscientes de la importancia del cambio climático

Meses atrás este era el tema por excelencia. Estábamos trabajando en ello de forma más convencida que nunca, había debate y parecía el inicio de un cambio de mentalidad importante.

Ahora, tras el frenazo en seco de estas semanas, nos damos cuenta de que sí, que es vital y urgente que nos centremos en el respeto y el cuidado de nuestro medioambiente.

Vemos como los niveles de contaminación descienden y la naturaleza empieza a revivir en muchos lugares. Debido al parón de la actividad, nuestra calidad de vida puede mejorar. Interesante.

¿Cómo lo hago? Planifica tus nuevas estrategias en función de un mejor rendimiento y un menor impacto medioambiental. Es un deber que tenemos como marcas y como sociedad. Los consumidores son conscientes de ello y lo premiarán.

3. Comunicación externa y comunicación interna

Lo sabemos, pero solemos olvidarlo: tan importantes son nuestros clientes como nuestro equipo humano. La comunicación directa, transparente y continua es vital para formar una unidad y un bloque compacto.

Las marcas son en gran medida el equipo humano que hay detrás de ellas. Si este equipo está unido, motivado y comprometido con su marca, la implicación será máxima y favorecerá mejores resultados.

Recuerda que este equipo humano es el primer cliente de la marca. El flujo de comunicación hacia los trabajadores es primordial. Debemos tener esto presente, pues son parte fundamental de la estrategia.

¿Cómo lo hago? Establece estrategias de comunicación interna que marquen una relación cercana y fluida. El equipo debe estar informado o, cuando menos, hacer sentir a sus integrantes que se los tiene en cuenta en el día a día de la organización.

4. ¿Se potenciará el teletrabajo?

De manera forzada, pero ha llegado a nuestras vidas. El teletrabajo es otro de los grandes protagonistas de esta situación. Un gran porcentaje de tareas puede realizarse de forma más o menos regular sin necesidad de estar presentes físicamente y esta crisis lo está demostrando.

Adaptar el trabajo a los nuevos sistemas productivos es una verdadera oportunidad que se está experimentando durante estas semanas. Nos damos cuenta de que puede hacerse, que tiene ventajas y que es una realidad que ha llegado para quedarse.

A partir de aquí se establecerán estrategias, reglas, métodos… que estipulen cómo se puede teletrabajar, pero no hay vuelta atrás.

¿Cómo lo hago? Si funciona, no lo elimines. Las ventajas del teletrabajo para muchas empresas son indudables. Conciliación, flexibilidad o mayor creatividad son algunas de ellas. Por eso, trata de mejorar las formas de teletrabajo para conseguir un mayor rendimiento de las tareas y los resultados.

5. Unidos somos más fuertes

No quería olvidar uno de los aprendizajes más importantes de esta crisis: la unión. Se han creado conexiones increíbles entre marcas y consumidores, y también entre las propias marcas para lograr objetivos sociales esenciales.

En cierto modo, estamos más unidos que nunca. Somos conscientes de que la situación es grave, que nos ha hecho vulnerables en todos los sentidos y que solo saldremos de ella si permanecemos unidos.

Cuando salgamos, no nos olvidemos de esto. Si somos una sociedad unida, mostraremos esos valores a nuestros hijos y conseguiremos ser mejores.

¿Cómo lo hago? Integra valores sociales, fomenta la unión y transmite de forma verdadera la cohesión entre personas, empleados, consumidores y otras marcas. Posibilidades hay muchas, pero el estímulo será la unión frente al individualismo.

  • Autor
  • Paco Lorente
  • Docente internacional de Marketing en España (ESIC) y Colombia (ESUMER). Ingeniero Técnico en Diseño Industrial; Ingeniero en Organización Industrial; Máster en Dirección de Marketing y Diplomado en Pedagogía y Didáctica de la Educación Superior. Director Creativo de Sinaia Marketing. Premio al Mejor Blog de Marketing en español 2015.


También te puede interesar

Los 10 activos del marketing con más tracción para generar leads

Marketing y Comunicación

En cualquier sector del mercado, un activo es un recurso que tenemos en nuestro poder y que nos ayuda a generar beneficios para nuestra empresa. Y esto no es menos en el entorno del marketing. A pa...

¿Cómo se están enfrentando las marcas deportivas a la nueva situación?

Marketing y Comunicación

Si algo nos ha traído la pandemia de covid-19 es la sacudida que han sufrido los planes de marketing y comunicación justo en el primer trimestre del año, y no por la reducción del presupuesto, com...

La estrategia de los pequeños gestos

Marketing y Comunicación

A menudo repito en clase que la comunicación lo es todo. Nada funciona si no concurre una buena estrategia en esta materia en sus tres grandes vertientes: la verbal (el qué), la paraverbal (el cómo...