Pasar al contenido principal
Imagen
usuario-digital

Cómo captar la atención del usuario en el entorno digital

Marketing y Comunicación | Artículo
  • Visitas
    80
  • Enero 2023
  • Autor
  • Francisco Torreblanca
  • Profesor de Marketing en ESIC y en Esumer (Colombia). Licenciado en Economía; Máster en Dirección de Marketing y Diplomado en Pedagogía y Didáctica de la Educación Superior. Director de Sinaia Marketing. Premio al Mejor Blog de Marketing en español 2014.

Sin duda, en el marketing de hoy lo más difícil para una marca es captar la atención del consumidor. El alto volumen de propuestas (oferta), el gran ruido del escenario digital y otros factores como el desconocimiento profundo del uso de las herramientas obligan a las marcas a analizar muy bien variables que resultan clave.

Por este motivo, quiero hablaros sobre cuatro aspectos imprescindibles en forma de secuencia para que una marca pueda seducir al público en cualquier canal digital. Dicha secuencia arranca con la generación de un estímulo hacia el usuario.

CRO

¿Te gustaría cursar nuestro Máster en Marketing Digital [MMD]? Os inviáis a que accedáis al enlace para más información

¿Y qué entendemos por estímulo? Es aquella señal directa o indirecta capaz de provocar una reacción en nuestra persona. Ocurre de forma directa en el propio canal digital, sobre todo a través de la vista, aunque también podría tener su origen en lo auditivo e incluso en lo táctil. Se produce de forma indirecta en un canal no digital (offline) que abre una puerta al canal digital; en ese caso, puede darse a través de cualquiera de los cinco sentidos.

Un ejemplo de ello podría ser una línea de vinos de llamativos colores que descubrimos en un lineal y cuyas botellas nos llevan a querer saber más y descubrir el porqué de los colores o sabores de esta propuesta a través de un código QR que dirige a la web de la empresa.

 

Despertar un estado emocional a través del estímulo en el marketing digital

A partir de ahí, el segundo paso sería despertar, gracias al estímulo, un estado emocional.

Para hablar de estados emocionales aplicados en ámbito digital, podemos hacer referencia a un interesantísimo modelo basado en emociones primarias y secundarias cuyo autor es el británico Dylan Evans. Este modelo se compone de 12 estados emocionales: seis primarios (alegría, tristeza, ira, miedo, sorpresa y asco) y seis secundarios (amor, culpa, vergüenza, orgullo, envidia y celos).

Continuando con el ejemplo anterior, ya en un plano estrictamente digital, podríamos basarnos estratégicamente en que el estímulo ha sido capaz de despertar un estado emocional de sorpresa.

Siempre que un estímulo ha ejercido su influencia y ha despertado un estado emocional, al usuario le toca decidir. En este «momento de la verdad», el usuario actúa: puede comprar o no, recomendar o no, comentar o no, pero lo que es seguro es que no se queda indiferente.

 

La importancia de la decisión del usuario en la estrategia de marketing digital

Llegados a este punto, el usuario digital se siente protagonista, ya que la marca le ha dado argumentos para ello, y puede descubrir a su red de contactos cómo le ha hecho sentir dicha marca como resultado del estímulo y del estado emocional.

Siguiendo con el ejemplo, imaginemos que el usuario comparte en cualquier red social el descubrimiento del producto, sus colores y sus sabores, y propone a los suyos probarlo en la siguiente reunión.

Casi sin quererlo, el usuario ya ha hecho un trabajo de gran valor para la marca en el ámbito de la comunicación, convirtiéndose en un embajador de esta sin siquiera haber probado el producto.

Muchas veces tomamos decisiones incoherentes o no esperadas: es el resultado de un posible impacto emocional que hace que dejemos la parte racional a un lado para que sea la parte irracional de nuestro ser la que adquiera el protagonismo.

 

La importancia del recuerdo en la estrategia para captar usuarios

Por último, tenemos el resultado final, aquello a lo que aspiran todas las marcas que marcan, aquello que queda profundamente grabado en nuestra mente y en nuestro sentir como consumidores y que nos hace reaccionar en sucesivos momentos cuando estamos frente a una marca que nos ha estimulado, nos ha emocionado y nos ha hecho tomar una decisión: el recuerdo. Recordamos para volver a comprar la marca, interactuar con ella, hablar sobre ella o simplemente recomendársela a otros.

En resumen, debemos considerar esa secuencia mágica (estímulo, emoción, decisión y recuerdo) para diseñar planteamientos estratégicos de éxito en los canales digitales.

 

Os recomendamos que no dejéis de actualizaros en las últimas tendencias y adquiráis los conocimientos adecuados sobre cómo captar la atención del usuario en el entorno digital. Os invito a que miréis detenidamente el Máster en Marketing Digital [MMD].

 

 

 

  • Autor
  • Francisco Torreblanca
  • Profesor de Marketing en ESIC y en Esumer (Colombia). Licenciado en Economía; Máster en Dirección de Marketing y Diplomado en Pedagogía y Didáctica de la Educación Superior. Director de Sinaia Marketing. Premio al Mejor Blog de Marketing en español 2014.


También te puede interesar

Director de Recursos Humanos: funciones principales, responsabilidades y sueldo medio

Management

Todo director de Recursos Humanos que se precie debe buscar incrementar la productividad y la competitividad de la empresa para la que trabaja. Al ser la persona que se encarga de la selección y el c...

Analista de negocios: qué es y cuáles son sus funciones principales

Tecnología

Vivimos rodeados de un exceso de datos y sobre información que termina complicando nuestro día a día. Esa situación se repite en las empresas, cuyas decisiones están determinadas en gran medida p...

Retargeting vs. remarketing: qué son y principales diferencias

Marketing y Comunicación

Son muchas las personas que confunden aún a día de hoy las estrategias de retargeting y de remarketing. De hecho, si estás leyendo estas líneas, probablemente tú seas una de esas personas y lo qu...