Pasar al contenido principal
Imagen
incertidumbre-alimentos

Guerra, energía, alimentos e incertidumbre

Marketing y Comunicación | Artículo
  • Visitas
    1017
  • Junio 2022
Fernando Castelló Sirvent

Fernando Castelló Sirvent

Profesor en ESIC y Director de CASTELLÓ CONSULTING. Economista; consejero de empresas.

El conflicto bélico de Ucrania está teniendo importantes efectos sobre el nivel de los precios en la práctica totalidad de los países, inicialmente en la energía y en los próximos meses por la crisis alimentaria. Además, las tensiones en las cadenas de suministro provocadas por la política covid cero de China siguen tensionando los precios de las materias primas y sugiriendo una reconfiguración de las cadenas de valor internacional, probablemente con un profundo replanteamiento de la globalización y el desarrollo de vínculos orientados a desarrollar una nueva regionalización económica.

En paralelo, se afianzan las relaciones comerciales para suministrar alimentos entre Brasil y China como una prueba más del cambio de paradigma y de eje que se está produciendo en la gobernanza global. El aumento del precio de los cereales y los fertilizantes está en la base de estas importantes operaciones comerciales, y la inestabilidad en los mercados está reflejándose en la cotización de los contratos futuros sobre este tipo de productos.

Algunos grandes productores internacionales han reducido las cantidades exportadas, fundamentalmente para atender a sus mercados locales, dado el creciente riesgo y la incertidumbre que comienzan a volver impredecible el comportamiento de los mercados para los próximos meses.

Actualmente, nos encontramos en el inicio de un importante shock, en esta ocasión como consecuencia de una gran crisis alimentaria. Muchos países de renta baja y media de África y Oriente Medio van a sufrir la escasez y el incremento de precios indiciados en fertilizantes, cereales y otros bienes sustitutivos. Recordemos las primaveras árabes que comenzaron a desplegarse hace ahora algo menos de doce años.

Se han producido cambios importantes y decisivos que han fracturado el anterior statu quo internacional. La probabilidad de escasez de alimentos en los próximos meses sugiere el riesgo de aparición de graves hambrunas y desestabilización política en regiones muy importantes del sur de la cuenca mediterránea, el África subsahariana y algunos países latinoamericanos. La contemplación de esta nueva realidad sitúa sobre el mapa una nueva dimensión del conflicto de Ucrania. 

Son las consecuencias indirectas de un gran dominó. A los problemas del efecto látigo y los desajustes de la cadena de suministros internacional se suman los derivados del precio de la energía y la extrema dependencia de algunos países europeos. Se acerca la tormenta perfecta. En ese contexto, las cadenas de valor global han comenzado a reconfigurarse y las materias primas suponen el campo de batalla en su primera línea de impacto. Preparémonos para experimentar los efectos de la política monetaria. La elevación de tipos traerá consecuencias. Como dejó escrito Baltasar Gracián, muchas veces nace la enfermedad del mismo remedio.  

  • Autor

También te puede interesar

Estudiar en España siendo mexicano: requisitos, proceso y consejos

Internacional

No hay duda de que España es uno de los destinos más populares para los estudiantes internacionales debido a su rica historia, su cultura diversa y sus excelentes instituciones educativas. Uno de lo...

¿Qué son y cómo se analizan las series temporales?

Tecnology

En un contexto como el actual, no hay duda de que los datos forman parte de nuestro día a día y se encuentran en todos los lugares. ¡Ya no podemos ignorarlos! De hecho, las compañías manejan un v...

Qué son las PCE o Pruebas de Competencias Específicas

Internacional

Nos encontramos en un momento crucial para todos los estudiantes de bachillerato: las pruebas de acceso a la universidad. Se trata de una serie de exámenes que suponen un quebradero de cabeza para m�...